Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La oposición a la desecación de la laguna de la Janda. 6

Construcción del pantano del Celemín. Principios de los setenta

A este tercer proyecto se oponían un sector de propietarios que tenían tierras en la zona desde la desamortización, o reforma agraria al revés, del siglo XIX y que gracias a ella ostentaban desde entonces la hegemonía económica, política y social en el área. La desecación de la laguna iba terminar con esa preponderancia. Los proyectos de embalses del Celemín y el Barbate se encontraron con la firme oposición de los propietarios tradicionales de Alcalá y Benalup, representado por Pedro Mariscal Recio (Pedro Mariscal era veterinario pero no ejerció nunca, ya siempre ejerció como propietario tradicional alcalaíno. Se dedicaba a la ganadería tradicional extensiva y parte de ellas se las arrendaba al ejército para la parada de sementales. El pantano del Barbate le anegó parte de sus tierras, por lo que se opuso con todas sus fuerzas a este proyecto)  y  Nicolás Vela Barca.



En el archivo municipal de Medina Sidonia, en sus actas capitulares, podemos encontrar testimonios de esta gran batalla. Así en el acta capitular del 27-6-1958 se daba cuenta de la denuncia de Nicolás Vela contra José R. Mora por regar su finca y perjudicar sus intereses ganaderos. La lucha entre agricultura y ganadería tomaba su máxima expresión: “El Sr Vela Barca se refiere a la denuncia que ha sido formulada por la Hermandad Sindical Mixta Rural de Benalup de Sidonia, contra D. José R. Mora Figueroa, por efectuar riegos en sus fincas aprovechando las aguas del rio Barbate, con el consiguiente perjuicio para la ganadería que abreva en dicho río y solicita se interese de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que realice una inspección en el referido lugar para la comprobación de tal denuncia”



Nicolás Vela entró como concejal del Ayuntamiento de Medina el 28 de noviembre de 1956, siguiendo la tradición familiar que había inaugurado el patriarca del clan Vela Francisco Vela López allá por 1874. Desde entonces los miembros de la familia Vela eran los máximos propietarios de tierras rústicas y urbanas y dominaban la escena política de Casas Viejas. Desde su puesto de concejal en el Ayuntamiento de Medina Nicolás Vela se enfrentó a un proyecto que perjudicaba los intereses de él, de la familia que representaba y de los propietarios tradicionales. Se puede leer en un acta de pleno de 23-12-1958:” Conoció la Corporación el informe del Concejal D. Nicolás Vela Barca relacionado con la reunión celebrada en la Cámara Sindical Agraria de Jerez de la Frontera para tratar de la desecación de la Laguna de la Janda y en la que se adoptaron importantes acuerdos para proteger los derechos de los propietarios y colonos a que afecta dicha desecación”. Su pelea la llevó hasta insólitos extremos. Incluso consta una visita a Madrid al Ministro de Obras Públicas como se ve en el acta de 3-1-1961:” El Teniente de Alcalde D. Nicolás Vela Barca como Delegado de los asuntos que tengan relación con la desecación de la Laguna de la Janda, pide se autorice y faculte al Alcalde para que como primer representante de este Municipio afectado conjuntamente con otros por dicho proyecto, concurra en unión del exponente a la visita que han de realizar al Ministerio de Obras Públicas”. 




Pero la suerte estaba echada y la victoria cayo del bando de la familia propietaria de las Lomas. Este acta del pleno del Ayuntamiento de Medina de 27-6-1962 refleja claramente el resultado de la contienda:”Por el Sr Alcalde se puso en conocimiento de la Corporación que en la sesión que en el día de hoy había celebrado la Excma Diputación Provincial había acordado la financiación del proyecto para poner en regadío diez mil hectáreas de terreno en los términos de Alcalá de los Gazules y Medina Sidonia que beneficiaría grandemente al sector de Benalup de Sidonia, acordándose el congratularse del tal proyecto y que se felicite por ello a la Corporación Provincial”. La expresa mención a Benalup de Sidonia era significativa. Pero la desecación no sólo significaba grandes transformaciones medioambientales y económicas, sino también rompía el viejo equilibrio político y social que imperaba en Casas Viejas desde principio del siglo XIX. 



En ese contexto se comprende que la entrevista que había preparado Jose R Mora Figueroa en marzo de 1963 entre representantes de Benalup de Sidonia y Francisco Franco, aprovechando la estancia de este en la finca de cacería,  para conseguir la segregación de la localidad no se llevará a cabo, pues los primeros no acudieron, al estar enfrentados con Mora Figueroa y su proyecto de desecación de la laguna. En el mismo contexto hay que situar el hecho de que unos meses más tarde, Nicolás Vela presentara su dimisión como concejal del Ayuntamiento de Medina. Se lee en acta del 2-2-1964: “Don Nicolás Vela Barca que hasta ahora ha sido Teniente de Alcalde en Benalup de Sidonia se despide de la Corporación en términos muy amistosos y cordiales, y pide que al estudiar los problemas del Municipio tengan siempre presente también, los de Benalup de Sidonia”.


Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV