Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La desecación de la Janda. 5

Dice el refrán que a la tercera va la vencida. De 1954 a 1965 tiene lugar el tercer intento (tras el de 1821 y 1929) de desecar la laguna y este si va a ser el definitivo. El proceso se desarrolla en medio de una gran batalla donde había enfrentados intereses políticos, económicos y sociales. Era la vieja guerra entre la ganadería y la agricultura, el uso extensivo e intensivo de la tierra, el latifundismo clásico basado en la mano de obra barata o el nuevo basado en la tecnificación y mecanización… tiempos viejos, contra tiempos nuevos, en definitiva.



Dicen Dueñas y Recio Espejo en Bases ecológica para la restauración de los humedales de la Janda: “… comienza con la rotura y desunión definitiva de los propietarios de la zona, que habían permanecidos todos aglutinados en torno a la “Uni9ón de Propietarios” creada en el 9 de enero de 1949 paa luchar contra los intereses de Colonias Agrícolas… El motivo principal de esta desunión fue que … se concedía un plazo de cuatro meses para que CASA formalizase el traspaso de la concesión a la empresa “Lagunas del Barbate, S.A… Según se hace constar en el acta nº 1.280 de la notaria de D. Juan Vivancos Sánchez del 18 de mayo de 1959, fue al parecer las acciones y actuación unipersonal del por entonces presidente de esta sociedad privada la que provocó tal rotura… En diciembre de 1958 Lagunas del Barbate S. A. había realizado no obstante un ofrecimiento al resto de los propietarios para invitar a la participación la Sociedad… Los propietarios continuaron estando en contra de la forma y modo de ejecutar la desecación, así como por no haber participado en la propuesta que se hizo ante la Administración tal como queda recogido en la multitud de recursos que se formularon en enero de 1958”. 



Seguimos con los mismos autores para comprender como se llevó a cabo el proceso: “Pero a pesar de las acciones emprendidas por los propietarios contra la recién creada sociedad concesionaria, la O.M. de 20 de febrero de 1957 recogió el acuerdo del Consejo de Ministros del 22 de febrero de 1957 sobre la concesión de desecación a Lagunas del Barbate, S.A. Para ello la empresa realizó modificaciones al proyecto primitivo del ingeniero Suárez Sinova, aportando la innovación de la puesta en riego de todos los terrenos que iban a ser desecados… proponía una importante modificación consistente en la construcción de las presas del río Barbate con posterioridad a la confluencia de los ríos Barbate, Alberite y Rocinejo y con una capacidad de 100 Hm3 capaz de contener las grandes avenidas y regar unas 6.000 hectáreas y la del río Celemín con una capacidad de 20 Hm3 útiles para regar 1.200 hectáreas”. 



Ramón Mora Figueroa le cuenta a Mintz  en Coplas de carnaval y sociedad gaditana las fases del proceso, quedando clara la importancia de la obras de infraestructura para los cambios ocurridos: “Ha habido aquí un cambio tremendo en efectividad y productividad. El desarrollo ha tenido lugar en cuatro fases: primero, el drenaje de la laguna; segundo, el regadío de la tierra; tercero, la construcción de carreteras; cuarto, el drenaje de la tierra. El drenaje de la tierra es lo más importante".



Junto al aumento cuantitativo que suponía la desecación permanente de la laguna, se produjo un importante cambio cualitativo. Recurramos de nuevo a Mintz: “En Las Lomas, la actividad de la agricultura requería el mismo conocimiento que la ingeniería. Don José contrató agrónomos para organizar la propiedad y utilizar cada uno de los campos del modo más provechoso. La  finca se convirtió en un modelo de eficiencia: se construyeron carreteras; la tierra fue dividida en 100 secciones, y cada una de ellas fue numerada; también se numeraron los tractores de la explotación; y los resultados de la maquinaria y de la producción fueron registrados en un ordenador. Aunque la producción estaba diversificada, con cosecha y ganado, su producto central era la semilla híbrida. La semilla híbrida fue importada de los Estados Unidos, más tarde esta semilla híbrida fue producida y vendida por toda España… La población aumentó con la llegada de ingenieros profesionales, personal médico y veterinarios, así como maestros para los hijos del personal y de los campesinos. Algunos de los especialistas fueron reclutados de otros países...”



Estos trascendentales y espectaculares cambios económicos trajeron aparejados la existencia de grandes dualismos. Coexistieron durante mucho tiempo, aun lo hacen, elementos muy modernos con otros muy antiguos. Así lo explica Mintz:“Aunque Las Lomas era una explotación de funcionamiento modélico, tenía reminiscencias de la vida rural de los siglos XVIII y XIX. Había claros signos de las prerrogativas de la nobleza en su afición al deporte durante sus interminables tiempos de ocio. Las Lomas estaba repleta de pequeños ciervos importados de Rumanía. Los ciervos podían saltar a veinte pies de altura, por lo que el bajo muro de piedra que rodeaba la finca fue reforzado por una alta valla de alambre. Se organizaron cacerías  para disparar a los venados y otros tipos de animales de caza. Cada año, el mismo Franco viajaba a la finca para cazar cientos de pichones en un solo día. Don José y Doña Carmen gobernaban sus tierras de modo paternal. La moral y la conducta eran supervisadas con tanto cuidado como el trabajo. Se celebraba misa todos los domingos por la mañana, y se esperaba que los trabajadores asistieran. Las aldeas, organizadas como modelos de decoro y orden, eran cuidadosamente supervisadas por la misma Doña Carmen. Cada semana, normalmente el jueves, bienvenida o no, Doña Carmen inspeccionaba las casas para ver si estaban limpias y si las paredes necesitaban ser blanqueadas. Cada año ofrecía un premio de unas mil pesetas a la casa mejor mantenida”.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV