headerphoto

Francisco Franco y Benalup de Sidonia. Los sucesos de Casas Viejas. 3

Por supuesto que ni hay constancia que Franco ordenara expresamente que se le cambiara al pueblo el nombre de Casas Viejas por el de Benalup de Sidonia, como en la dictadura de Primo, ni tampoco hay ninguna fuente escrita emanada de la administración local asidonense. Fue un pacto tácito, una cuestión que se fue imponiendo progresivamente, Casas Viejas fue desapareciendo, primero oficialmente, después oficiosamente, siendo sustituido por el Benalup de Sidonia, que de paso dejaba bien claro que pertenecía a Medina.




Durante la postguerra el gentilicio de casaviejeño quedó asociado a rebelde, revolucionario,… a connotaciones peyorativas en definitiva. Por ello, el  topónimo de Casas Viejas se fue diluyendo progresivamente, sólo siguieron utilizándolos (gentilicio y topónimo) los vecinos de mayor edad: republicanos, socialistas y anarquistas que no murieron en el transcurso de la guerra, que no se exiliaron o no fueron a prisión.




El manto de silencio no solo se impuso sobre el topónimo de los sucesos sino  también sobre los mismos hechos. Se impuso la máxima de Orwel: “Quien controla el pasado controla el futuro y quien controla el presente, controla el pasado”. Las nuevas administraciones franquistas, que habían ganado la guerra, controlaban el pasado, el presente y el futuro y el cambio de nombre era otro instrumento más de esa estrategia. Evidentemente esta sombra, el desconocimiento sobre la historia real del pueblo no es nada fortuito y azaroso sino que está dentro de la misma estrategia de represión y  propaganda, de silencio y  miedo. Represión y miedo como nexos comunes y como respuesta al intento de unos muchos de mejorar sus condiciones de vida. También es la causa profunda que explica el olvido y el silencio impuesto sobre estos hechos.




Pero el problema de esta manipulación y utilización con el nombre del pueblo no se quedó en una cuestión de toponimia, sino que se extendió al término y a todas las personas que vivían en él. Perico Montes de Oca  habla sobre los sucesos, sin mencionar su nombre, en una entrevista en los años setenta con Mintz:“(Este pueblo) …El que más mala fama tiene, desde que pasó aquí lo que pasó tiene una fama en la historia que no se la quita, va uno de este pueblo, por lejos que sea y dice yo soy de Casas Viejas y dices uffff y se asustan, porque pasó en aquellas fechas lo que pasó aquí y ya tienen la fama. Es igual que en la historia reza Seisdedos, en la historia sin hacer nada ese hombre”



Durante el franquismo, Benalup de Sidonia progresó muy poco, quedó abandonado en el sueño de los justos. La carencia de infraestructuras y equipamiento, el estado de las calles o la dotación de servicios públicos no mejoró significativamente en los cuarenta años del franquismo. Una serie de proyectos que aparecieron en la II República como la  segregación, el nuevo cementerio,  la sustitución de las chozas o de la creación de escuelas (por poner solo algunos ejemplos), fueron postergados hasta que llegó la transición. Eso es una de las causas que explica que el boom demográfico, económico, social y cultural coincida con la llegada de la democracia. Hay quien ha planteado que este abandono fue una especie de castigo por el atrevimiento de estos campesinos. Dice Juana María Perea en un trabajo que hizo sobre la etapa:”Este efecto (los sucesos) se reflejó aún más en el estancamiento de la aldea respecto a los demás pueblos vecinos, ya que las administraciones trataron de esconder todos los vestigios de alzamientos populares republicanos y previos en la II República con el abandono económico y social de esos lugares “señalados” .  
Foto Jerome Mintz


De hecho, también hay quien considera que la represión subsiguiente que trajo aparejada los sucesos fue aprovechada por el ayuntamiento de Medina para controlar  al pueblo y tenerlo sumido en el más absoluto de los abandonos.  Nicolás Vela Barca, concejal en un pleno en el Ayuntamiento de Medina de 13-5-1982 dijo: “Demasiado nobleza la de ese pueblo, después de haber estado reprimido durante tanto años, excepcionalmente por aquellos, tristemente sucesos de Casas Viejas, de lo que hasta el último momento bien se estuvo aprovechando Medina”.


0 comentarios: