headerphoto

Los protagonistas foráneos de los Sucesos de Casas Viejas. Joaquín Hurtado, Antonio Verde y Federico Ortiz

Les toca hoy a los médicos. Tres vamos a abordar. El jefe de medicina de Medicina de Medina; Joaquín Hurtado, el médico que venía con la compañía de Rojas Antonio Verde de la Villa y el médico local Federico Ortíz, que aunque esta serie esté dedicada a los protagonistas foráneos de los Sucesos por exigencia metodológicas lo vamos a incluir en este apartado.




Joaquín Hurtado Núñez era el Inspector Municipal de Sanidad de Medina Sidonia. Como tal nos lo encontramos al menos desde 1918, cuando aparecen noticias relacionadas con la gripe española. En los Sucesos llega a Casas Viejas el 11 de enero a las diez de la noche formando parte de una comitiva integrada por una ambulancia,  el delegado Arrigunaga y el cabo de los carabineros José Canalejo. El día 12 se encargó de los primeros cuidados a los heridos, tanto de las fuerzas del orden, como de los campesinos. El día 13 se reservó para realizar las autopsias en el cementerio. Además de Joaquín Hurtado, las realizaron Antonio Verdes de la Villa, médico de Asalto de la compañía de Rojas; Firmato Pérez Uclés, un médico asidonense; y Federico Ortiz Villumbrales, el galeno titular de Casas Viejas. Les ayudaron el practicante Jesús Escolar y el estudiante de medicina local Alfonso Pérez-Blanco. Cada cadáver presentaba varios orificios de entrada de las balas: en la cabeza, en el abdomen y en la región renal. Alguno tenía el cráneo materialmente volado, según declararon los médicos en el sumario. Los cuatros médicos que practicaron las autopsias cobraron cada uno 200 pesetas y le entregaron al practicante veinticinco. 



Antonio Verde de la Villa era el médico titular de la compañía Murcia que dirigía el capitán Rojas. Llegó la mañana del 11 a Jerez procedente de Madrid y por la noche se desplazó a Casas Viejas. Tuvo un protagonismo especial en la aldea, pues es un icono de la visceralidad y crueldad  con la que actuaron parte de la Guardia de Asalto en dichos Sucesos. Según declararon varios guardias en los sumarios, este médico ordenó rematar a algunos campesinos que habían quedado heridos tras los fusilamientos en la corraleta de Seisdedos. No quedó claro en el juicio si el que remató a los heridos fue el propio médico, al no querer hacerlo los guardias. Los informes de las autopsias que realizaron los médicos  demuestran que nueve de los cadáveres tenían disparos en la cabeza. Antonio Verde la Villa informó por escrito cuando las realizó que los muertos habían caído luchando con la fuerza pública. Luego se demostró que eso era falso y que el propio Antonio Verde estaba en la corraleta de Seisdedos cuando ocurrieron los fusilamientos. Como dice Tano Ramos: “Nadie le pidió responsabilidades al médico por esa falsedad documental evidente”.



Federico Ortiz Villaumbrales nació en 1895 en Frechilla, Palencia. Casado con Sagrario Espina, vino como médico a Casas Viejas para sustituir a su cuñado José en 1916. Durante la mañana del día 11 permaneció encerrado y parapetado en su casa de la calle Nueva 14. Desde allí, según él mismo declaró, contempló el ataque al cuartel desde las siete de la mañana hasta las 13,30, hora de llegada de Anarte y sus hombres. Entonces salió de casa y fue al cuartel a curar a los heridos. En el juicio declaró que en la madrugada del día 12 fue a la corraleta y solo había 2 cadáveres y que una  hora más tarde volvió a ir y ya había “un montón de cadáveres en distintas posiciones, casi todos boca abajo, y le pareció notar que la muchacha  mostraba una herida en la cabeza que antes no tenía”. Federico Ortiz fue otro de los médicos que el día 13  practicó  autopsias en el cementerio a los muertos. Parece claro que desde un principio sabía la verdad, pero no la contó claramente en sus  declaraciones. Con respecto a la actuación de la Guardia Civil dijo: “Que si ellos no hubieran resistido como lo hicieron en el cuartel…nadie sabe lo que hubiera sido de Casas Viejas… y que con su resistencia salvaron la situación del pueblo”. En 1935 abandonó la aldea y se trasladó a Medina Sidonia.

0 comentarios: