headerphoto

Los vallados de tunas en Casas Viejas. Intentos de ahora y siempre de hacerlos desaparecer. 1

En la actualidad, la vereda del obispo donde se sitúa esta foto está urbanizada, constituyendo el eje viario de la Avenida de Andalucía, que vertebra una parte del ensanche reciente del pueblo. Esas tunas han desaparecido por el crecimiento urbano.

Una tremenda plaga asola los vallados de tunas desde Murcia hasta Cádiz. En Benalup-Casas Viejas su ayuntamiento, según parece siguiendo indicaciones de la Junta de Andalucía, decidió que la mejor manera de combatirla era arrancándolas y enterrándolas. El 13/07/2015 el Ayuntamiento de Benalup Casas Viejas publicó en su página web el siguiente comunicado

“Ante las continuas quejas recibidas por parte de vecinos de nuestro pueblo por la plaga de insectos que tiene su origen en las tunas de los vallados que rodean nuestro casco urbano, desde el Equipo de Gobierno municipal queremos  hacer constar los siguientes puntos:
1.- Los vallados a los que nos referimos son de propiedad privada por lo que corresponde a los propietarios el tratamiento de dicha plaga…
2.-  Al mismo tiempo la Policía Local ha realizado un censo de los propietarios de dichos vallados para su localización y comunicación de que deben proceder al arranque de las tunas y su posterior enterramiento para evitar nuevos brotes de la referida plaga.
… 
Desde el Ayuntamiento esperamos la mayor y urgente colaboración de los propietarios para tratar de erradicar la plaga de insectos que tantas molestias están causando a la población en general”.


Hace tiempo que quería escribir sobre el tema, pero primero un amago de polémica en torno al escrito y luego otros temas hicieron que postergara el asunto. No obstante, el asunto de los vallados de tunas, chumberas, nopales, higuera de Indias, higuera de pala, chumba, penca, tuna, tunera … me parece tan interesante y ligado a la historia de Benalup-Casas Viejas que tenía que dedicarle una serie en este blog, y lo hago ahora, que además parece que el asunto está en vía de solución pacífica, que es siempre aquella en la que interviene el juez supremo del tiempo.



La prohibición de estos vallados de tunas y chumberas y el intento de hacerlos desaparecer del casco urbano de Benalup-Casas Viejas, no es nuevo. Los vallados pertenecen al mundo rural y Casas Viejas al encontrarse en zonas periféricas y marginales estaban colonizados por ellos. Casas Viejas se forma en base a asentamientos ilegales en el siglo XIX, compuesto por chozas delimitadas por cercados de chumberas o pitas. En un acta del cabildo de Medina Sidonia del 12-6-45 se puede observar el intento de este Ayuntamiento de que esto no ocurriera y que se destruyeran esos cercados: "Se vio un memorial de Miguel Diaz de esta ciudad pidiendo no se entienda con él la disposición adoptada para destruir los cercados de Casas Viejas, respecto a que el que tiene esas tierras de propios cuyo canon satisface al Ayuntamiento, en su vista acordó manifestar por medio de oficio al comisario de casas viejas que los cercados que deben destruirse son aquellos que han hecho los vecinos en los ejidos sin licencia de la autoridad y sin pagar canon alguno al Ayuntamiento, pero de ningun modo con los cercados hechos en tierras de propios cuyos dueños las han cercado por su conveniencia y para mejorar erario público".  



Pero más claro aparece en fecha tan temprana como el 21-10-1912 donde  el Ayuntamiento de Medina intentará hacer desaparecer definitivamente a las chozas y los cercados. Se puede leer en un acta capitular de esa fecha: “ El Ayuntamiento acordó: primero: Prohibir en lo sucesivo la construcción de chozas o casas de casarón y castañuela en la Aldea de Casas Viejas y permitir solo las de mampostería con arreglo a los planos que previamente presentará el interesado a la aprobación del Ayuntamiento. Segundo: Prohibir asimismo en lo sucesivo que toda finca enclavada dentro del perímetro de la Aldea de Casas Viejas tenga cercado de vallados con pitas o tunas y permitir únicamente que sean cerradas de mampostería, sujetándose a la alineación que deba observar para que la vía pública que limite con la finca contenga la capacidad y condiciones necesarias para el tránsito; y Tercero: ordenar a todos los dueños de fincas cercadas de vallados existentes en la actualidad que las limpien y separen de éstas, se verifiquen de modo que desaparezcan todas las ramas, pitas o madera que dificulte o moleste el tránsito o afee el ornato público, así como también para que las cercas tengan la alineación correspondiente y aprobada la firman los señores…" Por supuesto que estas prohibiciones cayeron en saco roto y el Ayuntamiento de Medina no consiguió erradicar ni las chozas, ni los vallados. Tanto las condiciones económicas, como las condiciones políticas hicieron que esa prohibición cayera en agua de borrajas. En la década de los años veinte el número de chozas aumento por cuatro, situándose por encima de las seiscientas. Prueba del incumplimiento es que en 1960 en Benalup de Sidonia había 348 alojamientos (chozas, casarones, cuevas...), mientras que casas de mampostería había 306. Será a finales de los setenta y principio de los ochenta cuando con la modernización definitiva de la zona desaparezcan definitivamente estas viviendas. Antonio Luis Rodríguez Cabañas resume todo el proceso en una frase  en su libro Benalup (Casas Viejas) :“Benalup-Casas Viejas ha pasado de ser una aldea de chozas y chumberas a un municipio joven, con espíritu emprendedor y en pleno crecimiento, que marca las pautas de desarrollo en el corazón de la comarca de la Janda”. 



Pero los vallados de tunas hasta la fecha han tenido presencia en la periferia urbana. Puede ser que la actual plaga y las nuevas condiciones económicas y políticas consigan erradicar para siempre los vallados de nuestro casco urbano. Vivir para ver.


0 comentarios: