Los protagonistas foráneos en los Sucesos de Casas Viejas. Castrillón y Sancho Álvarez

Tres son los tenientes que están bajo las órdenes del Capitán Rojas en los sucesos. A Artal le dedicaré una próxima entrada, la de hoy va para Castrillón y Sancho Álvarez. Los dos tienen un rol fundamental, el primero lo era de la Guardia Civil y el segundo lo era de la Guardia de Asalto y fue el teniente más fiel de Rojas.

El teniente de la Guardia Civil Cayetano García Castrillón era el comandante de puesto de la Línea de la Concepción. Recibió órdenes de que se dirigiera a Casas Viejas  (desde Jerez donde se encontraba de servicio) el 11 de enero con un doble cometido; por un lado, colaborar con la restitución del orden público, por otro actuar como Juez Instructor que investigara las agresiones sufridas por los guardias del puesto de Casas Viejas. Llegó sobre las seis de la tarde procedente de Jerez con dos cabos y catorce guardias civiles. Puesto en comunicación con Artal y tras el intento fallido de finalizar con éxito el asalto al casarón de Seisdedos,  decidieron postergar el ataque hasta la mañana siguiente, aunque la llegada de Rojas cambió sus planes. 



Rápidamente Castrillón tomó declaración a los testigos más cercanos a los hechos sucedidos en la pensión San Rafael. Allí tomo declaración a los dos guardias civiles supervivientes, Pedro Salvo y Manuel García, a Luis Barberán… Estamos por tanto ante la primera investigación, ésta de índole administrativa, que se hace en torno a los Sucesos. La comandancia de la Guardia Civil de Cádiz le había encomendado a García Castrillón este cometido. Celoso de sus competencias, impidió que Luis Barberán se incorporara a la cuerda de presos de Rojas, en condición de su prisionero, lo cual le salvó la vida. El día 13 cerró sus diligencias y se marchó de Casas Viejas. Estas serán luego utilizadas por el capitán Julio Ramos Hermoso. Según consta en los sumarios judiciales, trasladó a sus jefes inmediatos lo ocurrido en Casas Viejas.



Sancho Álvarez Rubio era el teniente de la guardia de asalto de la compañía de Rojas que la noche del 10 de enero había salido desde la estación de Atocha (Madrid) hacia Jerez con noventa hombres a sus órdenes. Después de haber viajado toda la noche en tren, la compañía pasó el 11 de enero patrullando las calles de Jerez y ayudando a cerrar algunos centros obreros. Desde Madrid, Arturo Menéndez le ordena a Rojas que se dirijan a Casas Viejas, a él lo llama el gobernador civil de Cádiz Pedro Pozo. Llegan a Casas Viejas sobre las diez de la noche.  Participa en el asedio al casarón de Seisdedos, que termina a las cuatro de la mañana con la quema del techo de castañuela y la muerta de Manuela Lago y Francisco García al intentar  huir. En la razia de las siete de la mañana, lidera la patrulla que en la calle Medina  busca a campesinos o familiares implicados en la revuelta. En su ronda por esta calle (hoy Independencia) la patrulla mata a Antonio Barberán Castellet, luego detienen a ocho campesinos (Pinto, Utrera, Grimaldi, los hermanos García Benítez, Manolete, Salvador Barberán y José Rodríguez); de ellos, sólo los dos últimos se van a salvar de la muerte. 



Cuando por la mañana del 12, Rojas abandona el pueblo, a Sancho le toca por sorteo quedarse en Casas Viejas  con un retén de guardias de asalto. Es por ello que aparece en las fotografías que los periodistas hacen cuando llegan el día 13. En los interrogatorios judiciales a los que fue sometido posteriormente siempre defendió la postura que exculpaba a su jefe el Capitán Rojas.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV