Los protagonistas foráneos de los Sucesos de Casas Viejas. Juan López Estrella

Diario de Cádiz 16-2-1933
Son muchos los personajes curiosos y extraños que deambulan por el entorno de los Sucesos. Uno de ellos es Juan López Estrella, del que se conoce poco, sobre su infancia y sobre todo su vida después del 33, desapareciendo de la esfera pública misteriosamente. En la prensa de la época aparecen informaciones muy contradictorias sobre él, nos lo encontramos defendiendo la postura del gobierno como periodista y algunos lo catalogan como confidente del gobierno y luego vira totalmente de postura y ataca duramente a Azaña y sus ministros.




Juan López Estrella, el "periodista", el "falso periodista", "el confidente del ministerio de la Gobernación", según las fuentes, era un joven que, según parece, había nacido en Roquetas (Almería) en 1914. Abandonó su localidad muy joven y vivió en Barcelona, Valencia y Cartagena hasta que en 1930 recaló en Madrid tras un fallido intento de hacerse periodista en Almería. Reaparece a finales de 1932 en San Fernando donde frecuenta los círculos anarcosindicalistas en los que despierta desconfianza por creersele un "infiltrado" en las vísperas de la convocatoria de la insurrección. Todo lo que se refiere a este personaje es confuso y contradictorio. 



El caso es que a comienzos de enero está en Medina Sidonia en casa de un tío suyo, teniente de Carabineros; Antonio Navarro Pérez. Allí es dónde le sorprende los sucesos. El propio López Estrella aseguró que fue testigo presencial "pasivo" de lo ocurrido. Llegó a Casas Viejas la tarde del 11 en uno de los coches en los que llegaron los primeros guardias de asalto procedentes de Cádiz. Pero también dijo que llegó en el auto en el que viajaron el director de Diario de Cádiz el día 12. Fuera como fuera su figura se hizo pronto conocida. Primero por sus informaciones en la prensa gaditana, en Diario de Cádiz, en los que afirmó que los revoltosos tenían listas de los propietarios a asesinar. Así 16 de febrero, el reportero López Estrella realizó un reportaje en el que seguía manteniendo la versión oficial: “En Casas Viejas tuvo lugar la eterna canción. Han muerto unos cuantos inocentes, inducidos por quienes los llevaron al suplicio para “hacer política”. Esta es la única verdad”  Después por los artículos que publicó en el diario madrileño Luz en los que defendía la actuación gubernamental y negaba la existencia de los asesinatos. 



Por ello su persona despertó la atención de periodistas y parlamentarios. Así salieron informaciones sobre las llamadas que, diariamente, realizaba a un número telefónico de Madrid -el 16552- que pertenecía al ministerio de la Guerra -el que ocupaba Manuel Azaña-; que acompañó a Casas Viejas a la Comisión Parlamentaria, la primera no oficial, con el encargo de informar de sus actividades. Incluso intentó organizar, como al parecer había hecho unas semanas antes cuando  llegaron Eduardo de Guzmán y Ramón J. Sender, una manifestación en su contra.Todas estas noticias las recogió la prensa y fueron tratadas en los debates parlamentarios. 



La posición de López Estrella cambió durante los meses siguientes. En septiembre de 1933 hizo una explosivas declaraciones a Eduardo de Guzmán en las que aseguró que en enero escribió y declaró lo que le dijeron Azaña y Hernández Saravia; que estuvieron informados de lo ocurrido desde un primer momento y anunció nuevas y explosivas informaciones. Nunca llegaron. El ABC del 14-10-1933 informa: "UN TESTIGO PRESENCIAL DE LOS FUSILAMIENTOS DE CASAS VIEJAS, RECLAMADO POR EL JUZGADO DE GUADIX. Granada 14.2 de madrugada. Procedente de Melilla ha sido traído a esta en conducción ordinaria, y ha ingresado en la cárcel Juan López Estrella, testigo presencial de los fusilamientos de Casas Viejas y autor de la denuncia contra el Gobierno Azaña en el periódico La Tierra. Mañana será trasladado a Guadix por haber sido reclamado por aquel Juzgado de Instrucción”. 



Su figura desapareció por encanto. En 1934, cuando se celebró el proceso contra Rojas y el consejo de guerra contra los campesinos era una figura moleta para todos. Azaña ya había sido destruido políticamente, a la CNT no le interesaba demasiado remover un asunto que había ocasionado grandes discusiones en su seno y ocasionado importantes dudas personales en destacados militantes como los gaditanos Ballester y Pérez Cordón directamente implicados en lo ocurrido. Incluso durante la vista contra Rojas cuando su abogado  Pardo Reina, quiso recurrir al personaje, la acusación particular, Andrés López Galvez, le paró en seco diciéndole que si iba por ese camino iban a acabar mal.  



En fin un personaje un tanto turbio y misterioso, del que no conocemos todo lo que nos gustaría. Así que si alguien tiene algún dato y quiere aportarlo se le agradecerá la iniciativa.
Este artículo ha sido realizado con los datos de José Luis Gutiérrez Molina.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV