headerphoto

Un siglo de iglesia en Benalup-Casas Viejas. Introducción. Las diferencias sociales y de género. 2

En la fotografía el Padre Muriel oficia la misa mientras que asisten a ellas las autoridades del momento. Hemos reconocido al alcalde de Medina Santiago López Belizón, al secretario Francisco Amosa, al alcalde pedáneo Salvador García, Nicolás Vela, Paco Bancalero, Antonio Fernádez, Adrés Mota…
En un pueblo como Casas Viejas, donde los jornaleros eran una amplia mayoría las diferencias sociales en torno a la religión  se hacían muy visibles. En los cien años objeto de nuestro estudio la situación cambió ostensiblemente. Hubo periodos como en el franquismo que la iglesia hizo de intermediaria entre los grandes propietarios y los campesinos, en otras como en la Segunda República el problema agrario y social radicalizó las posturas y aumentó el distanciamiento entre las dos Españas en torno a la posición religiosa. 

Mintz establece claramente estas diferencias religiosas en Los anarquistas de Casas Viejas: 
“La relación de los campesinos con la doctrina católica oficial fue siempre ambigua. Mientras los hijos de las clases media y alta podían asistir a la escuela y aprender la tradición religiosa heredada, los pobres crecían analfabetos y relativamente ignorantes de la doctrina. Sabían poco del Antiguo Testamento y, normalmente, sólo tenían acceso al Evangelio a través del sacerdote…La asistencia a misa y la actitud frente a la Iglesia señalaban alianzas de clase social e indicaban el grado de conformidad social... en general la observancia religiosa estaba circunscrita a clases sociales definidas. Los hombres y mujeres de clase social media y alta (terratenientes, funcionarios y muchos dueños de tiendas de clase media), los que trabajaban para ellos (los capataces de los cortijos vecinos y los dependientes de las tiendas) y los defensores del orden social (el guardia civil y los carabineros) asistían a Misa los sábados por la tarde y los domingos por la mañana. Pocos campesinos iban a misa. La iglesia se mostraba hospitalaria con las clases media y alta, haciendo sentirse excluidos a los campesinos. Estos se reunían en el café, no en la iglesia...”



En esta fotografía de 1963 se observa como todos los hombres se sentaban juntos

En una sociedad tan sexista como la del siglo XX en Benalup-Casas Viejas las diferencias de género en la relación con la iglesia estaban muy marcada. Las mujeres eran más propensas a ella. Lo dice Mintz en Los anarquistas de Casas Viejas: “La iglesia era un imán social que atraía a las mujeres y a los jóvenes. La vida diaria de las mujeres tenía un radio mucho más reducido que la de los hombres, y la misa y la compra eran unas de las pocas razones para salir de la casa o del patio. Como el alfabetismo era bajo, la iglesia era una fuente básica de drama, ritos y otras formas de entretenimiento. También proporcionaba la oportunidad de dar un paseo por delante de la iglesia, escuchar una historia interesante o compartir información. Al ser un rito que requería vestir adecuadamente, la Misa atraía especialmente a las mujeres de clase media y alta…” 
Alfonsa Guerrero e Ignacia Bancalero, delante de un grupo de mujeres que salen de misa



Pero  esas diferencias de género no sólo se hacían patentes a la hora de acudir a la misa, también dentro de ella. El pasillo central dividía los dos lados de la Iglesia en donde se ubicaban los bancos. Un lado era para los hombres y otro para las mujeres. En los años sesenta, lentamente, cambió esa costumbre. Don José Romero Bohollo y esposa vienen al pueblo como veterinario en 1959 y este mantiene su costumbre de oír misa sentado al lado de su mujer. Aquello suponía un duro golpe para la vieja tradición. Poco a poco, gracias a la constancia del “Veterinario” se fue rompiendo en la iglesia esa separación de sexos. En las cuatro fotografías del mural se ven las diferencias de género comentadas. Las dos primeras son de 1963, la tercera Alfonsa Guerrero e Ignacia Bancalero a la salida de misa. También en este momento es la última foto donde aparecen las amigas Ana Marín, Terina, Paita …
Grupo de mujeres fotografiadas en la puerta de la iglesia. Hemos reconocido a Ana Marín, Terina, Paita...

0 comentarios: