headerphoto

Tiroteo en la Venta Reyes

Ya hice una serie sobre los maquis en Casas Viejas, hoy quiero traeros un documento que me ha mandado José Luis Gutiérrez del Tribunal Militar de Sevilla, de la 2ª Región Militar. En él se narra un incidente ocurrido en la Venta Reyes, situada en el cruce del Cañal, a la entrada a Varelo, por la carretera general, que luego fue Venta Duarte. Donde la Guardia Civil y los Carabineros se enfrentan con dos maquis. La segunda parte del documento se centra en el inicio de la lucha contra el maquis en la zona. Hay que tener en cuenta que estamos en fecha tan reciente como 1939, en la etapa de formación de este fenómeno. Pero ya se intuye la importancia de los maquis en la zona, además de por razones orográficas, como dice el escrito, por la tradicional fuerza del anarquismo en la zona.
Dice así:”El Primer Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz en escrito con fecha 10 del mes en curso me dice lo siguiente: A las 17 horas del 7 del actual se presentaron en “Venta de Reyes” de la demarcación de Vejer de la Frontera, dos sujetos sospechosos en ocasión de encontrarse dentro de ellas dos tratantes de buenos antecedentes, a los cuales preguntó uno de ellos si conocía alguien que quisiera comprarles una escopeta, recogiendo este acto seguido un bulto que había dejado oculto en los alrededores de la venta, consistente en un saco que envolvía una escopeta y una tercera, a la vista de las cuales hizo presente uno de los tratantes el compromiso de caminar con dichas armas, contestándole que no necesitaban más salvoconductos que las armas y las balas que sacaron del bolsillo. 
Disimuladamente salió de la Venta uno de los tratantes llamado Antonio Román Márquez, natural y vecino de Vejer, marchando a toda prisa a dicha Ciudad, dando parte de lo ocurrido al Capitán de Carabineros Comandante Militar de aquella Plaza, mientras el otro tratante llamado Antonio Camacho Silva, vecino de Facinas se quedó en la Venta entreteniendo con extraordinaria habilidad y gran peligro de su vida a los malhechores hasta la llegada de la fuerza, personándose el mencionado Capitán con dos parejas de Carabineros y una de la Guardia Civil en la mencionada Venta, y una vez establecidas las de Carabineros para asegurar las salidas, penetraron pistola en mano en la Venta el Capitán y los  Guardias José González Barranco y José Iglesia Rivero, que fueron agredidos por los dos malhechores sosteniendo con ellos fuertes luchas cuerpo a cuerpo en la que resultaron heridos los dos malhechores y muerto uno de ellos al escaparse por disparo de la fuerza de Carabineros, resultando también herido en la refriega el Guardia José Iglesias Rivero, con el muslo atravesado por una bala”. En el escrito el Jefe de la Comanancia de Cádiz se encarga de citar el nombre de los “tratantes” que colaboraron con las fuerzas del orden, así como el nombre de los números que participaron en esta cruenta acción. Además podemos ver los distintos nombres que van a recibir los maquis por parte del franquismo: “cuatreros, bandidos, malhechores, desertores…” 



Continua el escrito: “Personado el Jefe que suscribe en el lugar del hecho y comprobado que los malhechores eran dos sujetos peligrosos llamados Manuel Pardo, desertor natural de Velez-Málaga y Pedro Astorga de 26 años vecino de Algeciras, cuatrero y también desertor y fugado de una prisión de Málaga, los cuales son los mismo que seis días antes habían sostenido tiroteo con las fuerzas del puesto de Los Barrios en la Sierra de Facinas, donde existen algunos fugitivos, marché con fuerza de esta Capital y San José a aquella demarcación, donde me encontré al referido Capitán con fuerza a sus órdenes y haciéndome cargo del mando de la misma, dispuse una batida y reconocimiento en las cuevas de “Ojen y Tiradores” instalando al propio tiempo varios destacamentos en la Sierra y el puesto provisional hasta que sea definitivo de Casas Viejas, que en unión de los de Alcalá de los Gazules, Los Barrios y Facinas, cuyas dotaciones que he reforzado, cercan completamente los sitios donde puedan ocultarse aisladamente los huidos que puedan existir en la serranía que, aunque por las dificultades del terreno no se ha logrado capturar, espero con estas medidas poder llegar a conseguirlo. Sevilla 17 de Diciembre de 1939. Tercer Año Triunfal”. El escrito nos muestra, como decía al principio, el inicio del fenómeno de los maquis, la importancia que va a tener esta zona, y la fuerza que concentró en Casas Viejas y su sierra la Guardia Civil. La lucha, sorda y cruel,  duró más de una década.

0 comentarios: