Los participantes en los Sucesos. Los que salvaron la vida milagrosamente.32

Fueron 25 civiles los que murieron en los Sucesos, más tres miembros de las fuerzas del orden, pero pudieron ser muchos más. Hay documentados, según aparecen en los sumarios de los diferentes juicios que cuatro personas salvaron la vida milagrosamente, que estaban en la cuerda de presos y que una vez allí pudieron escapar por distintas circunstancias. Los dos primeros que vamos a analizar lo fueron porque el guardia civil Juan Gutiérrez y el de asalto Luis Meléndez les permitieron que se fueran a casa en el último momento.



Salvador Barberán Romero, el maestro Pini,  vivía en la calle Alta 17 y nació en 1894.  Zapatero de profesión. José Rodríguez Calvente nació en los Barrios en 1864. Se dedicaba a la molienda y residía en Cucarrete. Ambos fueron detenidos por la patrulla de Sancho Álvarez y García Rodríguez, a la que Rojas le había asignado el control de  los campesinos de la calle Medina. Iban detrás de Balbino Zumaquero y Manuel García Benítez, al ver que estos eran empujados a la corraleta y fusilados, Juan Gutiérrez López, guardia civil,  con el visto bueno de Luis Menéndez, guardia de asalto,  les dijo que se fueran a su casa. Parece ser que en  esta decisión  influyó el hecho de que minutos antes hubiesen asesinado al padre de Salvador, Antonio Barberán Castellet, y también pudo haber contribuido que Juan Gutiérrez, ahora destinado en Chiclana, los conocía pues años antes había estado prestando sus servicios en Casas Viejas. En la memoria colectiva del pueblo circula el dicho que Juan Gutiérrez jugaba al dominó en el bar de Ricardo con Salvador Barberán cuando el guardia tenía su destino en Casas Viejas. Salvador Pini trabajaba de camarero también en este bar y es sujeto de una de las anécdotas más contadas de aquellos años. Ha quedado en el imaginario colectivo que como sólo tenía una camisa nueva se acostaba para que su mujer la lavase. Un día, se la quitaron y al saberlo respondió que quien la había robado le haría más falta que a él. El hecho salió en los carnavales de aquel año.  



Manuel García Rodríguez, uno de los dos guardias civiles  que sobrevivieron al ataque al cuartel de la Guardia Civil, declaró en el juicio que él también salvó a dos campesinos de la muerte dejándolos escapar. Se trataba del propietario de la armería y del barbero. 



Alfonso Jiménez Lago había nacido en 1893 y era propietario de la tienda  asaltada por los campesinos la noche del 10. Alfonso tenía una tienda en la calle Cuartel 2 y de ahí se trasladó a la calle Medina. En ella vendía un poco de todo, era una especie de almacén. También productos relacionados con la caza. El 10 por la noche los campesinos se aprovisionaron de ella. Dice el acta del sumario  "irrumpieron en el almacén de Alfonso Jiménez Lago donde se aprovisionaron de pólvora negra, munición y detonadores". Posteriormente el almacen pasó a su hijo Ramón Jiménez Pérez y de este a uno de sus hijos que lo regenta en la actualidad. 



Antonio Jímenez Lara ejercía de barbero, hortelano, dentista…Fue el padre de los famosos barberos Laritas, que en la postguerra se convirtieron en unos de los pesonajes más singulares del pueblo. Como ellos el trabajaba en todo lo que hubiera tanto en el pueblo, como en el campo. Lo mismo buscaba espárragos, que cultivaba su huerto, que sacaba muelas o que pelaba a los casaviejeños. También le gustaba mucho cazar, cosa que hacía con el cura del pueblo Diego Fuentes cuando estuvo como sacerdote en el pueblo y cuando venía posteriormente.
En la fotografía de Sánchez del Pando, arriba a la derecha, Salvador Barberán Romero, al lado su mujer María Delgado, a la izquierda López San Miguel. Abajo por la izquierda Maria Casas, María Barberán Delgado, Alfonsa la del horno y los niños Antonio y Francisco Barberán Delgado

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV