headerphoto

El suicidio

Los que nos gusta hablar y reflexionar sobre las diferencias entre la sociedad actual y la tradicional, el antes y ahora somos conscientes de que en la actualidad el número de suicidios en el ámbito rural es mucho menor que en la segunda mitad del siglo XX. Aunque en un primer momento podamos pensar que eso debe a las mejoras económicas, el suicidio es un acto tan complejo que hace demasiado simplista esa afirmación. Con ayuda de dos fragmentos de audio de Juan Moreno y Juan Pinto voy hoy a reflexionar sobre este tema.




A Mintz como antropólogo que era le interesaba el aspecto etnográfico del suicidio.  Ya Emilie Durkeim a finales del siglo XIX considero que los suicidios eran fenómenos individuales que responden esencialmente a causas sociales. El suicidio, para él, es un hecho social, ya que están relacionados con la forma de, insuficiente o excesiva, integración del individuo en la colectividad. Para Durkeim las tasas de suicidio aumentan cuando la sociedad sufre cambios, pérdida de unos valores y adquisición de otros nuevos. Así se explicaría el alto número de suicidios en la crisis de la sociedad tradicional que ocurrió en Benalup en los sesenta y setenta.



En el mundo el suicidio es la segunda causa de muerte, tras lo accidentes de tráficos, entre los 10 y 24 años. En España los datos actuales indican un aumento de los mismos siendo ya la tercera causa de muerte, tras la mortalidad cardiovascular y el cáncer. Este aumento se ha relacionado con la crisis económica y muchos especialistas hablan de la relación existente entre el aumento del desempleo y el de número de suicidios. 



Desde el punto de vista médico, se considera que la depresión es la culpable del suicidio en las dos terceras partes de ellos. A la depresión hay que unirle la ansiedad y las adiciones como causas más importantes. La mayoría de las religiones monoteístas lo clasifican como un pecado y en algunos estados está considerado como un delito. También, en algunas culturas, sobre todo las orientales, lo perciben como un acto heroico, caso de los fundamentalistas islámicos o kamikazes japoneses. 



En los audios escuchamos como Mintz, como hace tradicionalmente, se sirve de casos particulares para buscar causas generales, su interés por las causas y los aspectos sociales del suicidio, como la relación con la religión o las diferencias de género o la percepción que tiene la gente del suicidio.



Transcribo los audios: 
J.M.- ¿Hay muchas personas que se quitan la vida en el pasado?
Juan Moreno.- Si, ahora no me acuerdo, pero yo se las puedo anotar, todos, también las causas. Algunos se quitan la vida por estar enfermo. Uno que estaba enfermo se quitó la vida hay en el campo, cerca del Tajo. Otro se ahorcó aquí también a la vera de mi casa, también porque estaba enfermo. Otro se ahorcó ahí abajo. Ese se desconoce las causas. Porque estaba bien, los hijos criados, 10 hijos, ya que estaban todos criados y tenía hasta dinero guardado, de la noche a la mañana se levantó y se ahorcó. Otra señora se ahorcó ahí con dinero, a la vera de lo de Paco. La noche antes estuve yo hablando con ella. Aquella mañana con una cuerda se ahorcó. Ya son cuatro. Aquí hay otro que también se pegó un tiro con la escopeta, pero no murió, se lo llevaron a Cádiz y todavía vive. Ese fue por cuestión de dinero. Otro en la Yeguada se tiró a un pozo. Tenía cochinos de muchos señoritos y hoy vendía uno y mañana vendía otro. Llegó un día en que tuvo que ir el veterinario a vacunarlos y entonces tuvieron que ir todos los señoritos a vacunar los cochinos y aquella noche se tiró al pozo porque ya se había descubierto
J.M.- ¿Otro por que tiene miedo?
Juan Moreno.- No sé a lo mejor me acuerdo mañana.
J.M.- El padre de aquellos niños de la choza, abajo, ¿por qué?
Juan Moreno.- No se sabe la causa. Esos estaban bien. Ese para ahí. Con una cuerda
J.M.- ¿Y las niñas tienen vergüenza por eso?
Juan Moreno.- Si, bastante
J.M.- ¿Es una cosa mala, por qué es contra la Iglesia?
Juan Moreno.- Es una cosa mala, es contra la iglesia, la gente no se debe ahorcar
J.M.- ¿Por qué la gente no le gusta, sinvergüenza?
Juan Moreno.- Eso no, y el que está enfermo. Lo que me extraña a mí es el hombre que estaba bien. Y la que se ahorcó a la vera de Paco. ¿Por qué?



J.M.- ¿Y se quitan la vida muchos?
Juan Pinto.- Si ha habido unos cuantos
J.M.- ¿Y por qué?
Juan Pinto.- Eso no lo sé yo. Cogen una soga y llegan al árbol y se ahorcan
J.M.-Y ¿Por qué razón?
Juan Pinto.- Eso no se sabe. Aquí se ha ahorcado hasta una mujer. Y hombres unos pocos
J.M.- ¿Recuerdas en el pasado el anarquista que se quitó la vida?
Juan Pinto.- Si, Juan Estudillo, por miedo a los fascistas


suicidios.juanmorenoyjuanpinto.mp3

0 comentarios: