headerphoto

El bar de Luis Cepero

En los pueblos, el bar tiene una gran importancia en la vida cotidiana, convirtiéndose en el centro vital de los mismos. Por el bar o la taberna pasaban la vida social, en ocasiones la económica y tal vez la cultural. Hasta el último cuarto del siglo, el bar era un mundo de hombres. El bar y el vino se convierten en piezas esenciales de la vida del hombre. El hombre tiene que ir a buscar trabajo al lugar donde pueda encontrarlo o le puedan avisar. En ese mismo lugar se divierte y en ese mismo lugar se socializa, se relaciona con sus iguales, se entera de las últimas noticias. 




En la fotografía aparecen    en el bar de Manolo Cepero: Paco “Berenjenas” de pie en la barra y sentados Diego “el Triguito” y Andrés Delgado “Tolino”. La escena que capta el americano, aparentemente sencilla, encierra su historia. Como otras veces, la intrahistoria de ella no podemos hacer otra que imaginarnosla. 



Primero nos fijamos en el suelo de baldosas antiguas, la austeridad del mobiliario, de las sillas, de las mesas, la blanca pared... Luego el vestuario de Paco, de Andrés y de Diego. Los dos primeros llevan botas de agua, el tercero zapatos. Los tres la chaqueta y gorra típica de los campesinos de esa época. Evidentemente estamos en invierno. En cuanto a la escena, Andrés y Diego miran a Paco y este a su vez dirige su mirada a una trampa o percha que tiene entre sus manos. Posiblemente, el americano ha entablado una de las mucha conversaciones que tiene en este bar, enfrente de donde el vivía y como siempre ha preguntado sobre infinidad de temas. Como antropólogo que es le interesa todo lo relacionado con la vida del hombre. Quizás ha aparecido el tema de la cacería de pajaritos y  le hayan estado contando a Mintz como se ponen las trampas, como se venden luego estos y como contribuye esta cacería a la economía familiar de muchas familias. Había una trampa o percha por ahí y entonces Mintz ha propuesto hacer una foto, solicitando que no miren la cámara. Posiblemente las cosas ocurrieran de esa o similar forma o de otra, no lo sabemos. Y no hay manera de averiguarlo. Pero queda el nombre de la cosa. La fotografía. Hermosa fotografía, por cierto. 

La primera fotografía es de Mintz. La segunda foto es de Alfonso Pérez Blanco. La tercera de Mintz.  La cuarta es del  facebook de Benalup desde las fotos y fue cedida por Antonio Macías.Según Nicolás Chori  aparecen a la izquierda, en la barra: Jesús Bancalero, abajo de izquierda a derecha: Angelin Bancalero, con la guitarra Paco Culili, Pepe el largo, Antonio de Antonia, arriba José churrete, arriba hermano de Antonio de Antonia Domingo Roncero, abajo Juan el pajarraco, José cabeza, Sebastian el chico y Luis Cepero que era dueño del bar.

0 comentarios: