Benalup Vive la marcha


Domingo 24 de Mayo de 2015. Día de elecciones. Me encuentro con Ángel Bancalero, lleva una camiseta que sobre una idea suya diseño su amiga Marta Blanes. Me llama tanto la atención que le pido que me mande una foto de ella para hacerle un post. Ángel es un antiguo alumno del IES Casas Viejas que como tantos otros de su generación ha tenido que irse fuera a buscarse las habichuelas. La camiseta que lleva juega con ese humor tan gaditano que utiliza  el doble sentido de las palabras para manifestarse. Se basa en el famoso lema allá a principio de los noventa que rezaba “Benalup Vive la Marcha”.




Hay que contextualizarla. Recién estrenada la costosa y sufrida Segregación de Medina, Benalup se encontraba viento en popa y a toda vela. Amortizada la economía tradicional, Las Lomas y la construcción soportaban el mayor crecimiento económico y demográfico de toda la historia del pueblo. Además, los beneficios políticos de la mentada Indepedencia eran manifiestos. El pueblo a velocidad de vértigo cobraba la deuda histórica que durante tanto tiempo había acumulado en forma de equipamientos, servicios, funcionarios, infraestructuras, casas, casas y más casas. 



El ambiente festivo y de ocio que pululaba por el pueblo no era más que un reflejo de esa situación. Todos los domingos, desde antes de las doce de la mañana, el pueblo se ponía de fiesta. Parecía día grande, daba igual el domingo que marcara el calendario.  Gente y más gente abarrotaban aparcamientos, plazas, calles, bares y establecimientos. El pueblo era inundado por gente de Alcalá, Paterna, Medina, Vejer, Conil…La Samoa hasta los topes. Los negocios adyacentes recogían las sinergías de esta marea humana. La piedra filosofal a toda máquina. Benalup vivía la marcha y algunos vivieron mejor que otros gracias a ella.



La historia de la frase es conocida. Los tres Nicolases (Casas-Muni, Cabañas-Rebaná y Hernández-Chori) dedicaron en el curso 92-93 todas sus energías y ganas de vivir a preparar el viaje de estudios ("tetas y sopas no caben en la boca". El resultado les daba igual). Una de las muchas actividades que se inventaron para sacar dinero fue hacer unas pegatinas y venderlas. La leyenda de esa pegatina ("Benalup, vive la marcha") se convirtió en el lema de una época. 



Luego vino 2007 la crisis de la construcción y el derrumbe de todo un modelo. No había trabajo para aquellos jornaleros reconvertidos en albañiles, mucho menos Benalup Casas Viejas ofrecía alguna posibilidad a esa generación, la más cualificada y preparada de su historia, que se había formado en época de vacas gordas. Ahora, la marcha no connotaba Samoa abierta de doce de la mañana a doce de la noche. Marcha significaba ahora Londres, Berlín, Barcelona, Sevilla, Madrid o Granada. 



El dibujo que Ángel se había hecho en su camiseta era un autorretrato suyo con una maleta en donde se podía leer “Benalup Vive la marcha”. Pero era el resumen de estos últimos 25 años. Yo diría que una metáfora de la historia de este pueblo. Hecho de idas y venidas. De periodos donde es la inmigración lo que domina y otros donde esta le cede el paso a la emigración. Un pueblo de carretera y manta. De gente dispuesta a buscarse la vida en lo que haga falta y no dejarse amedrentar por las circunstancias, se llamen latifundios o burbuja inmobiliaria. 



En esa viñeta que Ángel preparó para la camiseta que lució el día de las elecciones estaba el pasado y el presente. 1992 y 2015. Pero también el futuro. Ese que tiene que ser mejor que el presente actual, ese que se va a forjar sobre los sufrimientos actuales, ese que va a ser fruto de la superación de la crisis actual. Lo mismo, que el boom de los noventa se basó en la crisis de la sociedad tradicional de los sesenta y setenta. 



La historia es un péndulo que va y viene, siempre en movimiento. Por eso Benalup siempre vive la marcha, aunque haya marcha de diversos tipos. Gracias a Ángel por la camiseta, la ocurrencia, la inteligencia y la ironía. Ángel, vive la marcha.



Comentarios

Ángel Bancalero Díaz ha dicho que…
La foto original de Manuel Montiano (Porvarea).
Un saludo Salus

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV