Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. Francisco Durán Fernández. 34

De las 28 víctimas mortales de los Sucesos solo cuatro fueron mujeres. De los cerca de 100 encarcelados, solo dos; María la Libertaria y Antonia Márquez… parece como si los datos concluyeron que las consecuencias negativas de estos hechos fuera una cosa de hombres. Nada más lejos de la realidad. Los datos reflejan la sociedad paternalista de la época, pero el sufrimiento se repartió a parte iguales entre hombres y mujeres. Un caso paradigmático es el de Catalina Fernández Rodríguez, la madre de Francisco Durán Fernández, el protagonista de la entrada de hoy.
Esta mujer vio como en los Sucesos dos de sus hijos eran encarcelados, en la guerra como dos de ellos huyen a la España republicana, teniendo que exiliarse los dos, uno en Daya Vieja y otro en Francia de donde no volvió. Ella mismo sufrió cárcel por culpa del cambio de bando de su hijo José, además de ser el alma de una familia especialmente castigada por la represión franquista a una unidad familiar que se había caracterizado por su militancia anarquista.



La familia Durán Rodríguez llegó a Casas Viejas a principio del siglo XX procedente de Juzcar, eran por tanto los típicos sopacas que tras varias campañas estivales segando se establecen en la zona. En un primer momento en Alcalá y luego pasan a Casas Viejas. Cuando se formó el primer sindicato en 1914, un tío de Francisco Durán Fernández fue nombrado vicepresidente; José Durán Rodríguez. Tras el affaire de Zumaquero en 1915 el sindicato se clausura y vuelve aparecer en 1932, perteneciendo su hermano Antonio al comité de defensa. Eran pues los Duran una familia que pertenecía al ámbito ideológico anarquista, como la mayoría de los campesinos, pero con una significación especial. 



En el ambiente campesino de principios de siglo Francisco y sus hermanos entraron pronto a militar en el anarquismo. Como tantos otros campesinos casaviejeños  participó en los Sucesos, en concreto en el ataque a los cuarteles, disparando desde la esquina de la pensión San Rafael, hoy bar Tato. El 28 de enero es sometido a careo con Francisco Cantero Esquivel para conocer la participación de ambos en el tiroteo desde el norte al cuartel. En las actas del juicio aparece: “Este individuo niega que el día de los autos disparase contra el cuartel de la guardia civil. Procesado artículo 255”. En el juicio fue defendido por José Monje Bernal. Fue condenado a dos años de prisión, como todos los que habían participado en el ataque a los cuarteles y el 29 de junio ingresó en la prisión del Puerto de Santa María. 



Al padecer una grave enfermedad, era asmático, fue de los pocos que no huyó a la zona republicana, como sí lo hicieron sus hermanos Antonio y José. No obstante, la persecución y el seguimiento de la Guardia Civil fue constante durante toda su vida, también en la Guerra. Ingresaron en la cárcel de Medina a su madre y a su hermano Juan cuando el hermano José se pasó en Villaharta a Pozoblanco, zona nacional a zona republicana, era la represalia habitual para los que cambiaban de bando. 



Terminada la guerra, el 30 de diciembre de 1939, se casó con Alfonsa Bello Estudillo, matrimonio del que tuvieron 8 hijos; Catalina, Francisco, Teresa, Miguel, Antonio, José, María y Pepa. Vivía en el cruce de Medina y Vejer, dedicándose a trabajar en el campo, cogiendo algodón en las Lomas, segando trigo o castañuela, repartiendo encargos con un burro que poseía… pero siempre sometido a la enfermedad de asma que poseía y al estigma de “rojo” que lo perseguía como a toda su familia. Dice su familia: “Padecía de asma, había días que podía ir al campo y días que no porque le daban ataques. No había medicamentos, lo único que había eran cigarros de asma, y los usaba cuando le entraban los ataques. Lo perseguía la guardia civil por meterse en política”. Murió en Benalup, debido a un ataque muy fuerte de asma, enfermedad que le había marcado como su adscripción política toda su vida, en la Semana Santa, en el  1964…



Nos sirve la familia Durán para ejemplificar la típica unidad familiar que viene del Valle del Genal a establecerse aquí buscando unas mejores condiciones de vida y en ese intento se unen al sindicato de oficios para conseguir sus objetivos. José Durán Rodríguez es encarcelado en 1915 por pertenecer al sindicato, Antonio y Francisco Durán Fernández lo son en 1933, el hermano pequeño Juan y su madre Catalina Fernández Rodríguez, que también había nacido en Júzcar, fueron encarcelados en la Guerra Civil en represalias al cambio de bando de su hermano José, Antonio, el otro hermano cuando regresó de la guerra y salió de la cárcel volvió a Daya Vieja, dejando abandonada a su familia de aquí, pues no aguantaba el peso de la represión. José murió en Mauthausen, su mujer Trinidad Moya Moreno tenía dos hijos que sacar hacia adelante. Las condiciones son tan duras que cuando en 1940 cuando muere el marido de su cuñada Ana Durán Fernández, Antonio García Estudillo “Antonio Alegría” Trinidad y sus dos hijos se van a vivir con Ana; las tres mujeres (Catalina, Trinidad y Ana) tiran del carro y sacan la familia hacia adelante.



Durante el franquismo la familia siguió siendo vigilada y perseguida. Por ello no es extraño, que los descendientes actuales cuando hablan de Francisco, Antonio y José Durán dicen que “tuvieron problemas por meterse en política”. Por eso no me extrañó cuando me contaron que al venir Felipe González al pueblo en noviembre de 1978 un hijo de ellos llamó a todos sus hijos y prohibió que ese día salieran a la calle. Cerró la puerta de la casa y se quedó con la llave. Él sabía las consecuencias que traía meterse en política. Por eso decía al principio de esta entrada que las consecuencias negativas de los Sucesos la sufrieron tanto los hombres como las mujeres y ponía a Catalina Fernández Rodríguez, la madre de Francisco como ejemplo. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV