headerphoto

El problema de la tierra

El audio de hoy trata sobre el problema agrario. En la conversación entre Jerome Mintz, Isabel su mujer, Juan Moreno y algún amigo se hace un repaso sobre la situación de paro que en esos momentos, 1966, se vivía en el pueblo, habiendo escasas posibilidades de trabajo. Como la emigración al extranjero hace de válvula de escape, pero sobre todo se dictamina que el problema básico es la estructura de la propiedad. Juan Moreno afirma que mientras que en las zonas desarrolladas de España, como Madrid, Barcelona o Valencia domina la pequeña y mediana propiedad en Benalup impera el latifundio.



Un latifundio que es detentado por las mismas familias que treinta o cuarenta años antes. Después se hace un repaso a la historia del problema. A los intentos anarquistas de solucionarlo. También a los intentos socialistas durante la Segunda República y como a consecuencia de ello aparecieron los experimentos agrarios de Malcocinado y Torrecillas. Se termina diciendo que al contrario de otras zonas donde han dado parcelas a los agricultores como en Jerez, en esta zona no se han dado más parcelas desde la República. Se les escapó a los contertulios que en aquellos precisos momentos se estaba viviendo en la zona el gran cambio, la gran Reforma Agraria de la zona; la desecación de la laguna de la Janda y la aparición de la finca Las Lomas. Pero estamos ante una reforma agraria de carácter técnico, la social, pese a lo intentos, nunca llegó a buen puerto en esta tierra. Los historiadores opinan que el problema no fue el latifundio o la gran propiedad, sino el tipo de latifundio que se desarrolló. Una gran propiedad explotada de forma tradicional, que no necesitaba modernizarse pues contaba con una mano de obra barata.



Transcribo el audio: 
J.M.- ¿y cuál es la ocupación principal en este pueblo?
Juan Moreno.- Los pocos que hay trabajando en la agricultura y el resto pues se dedican hoy a ir por targaninas, pencas, poner trampas para coger pajaritos, el uno con la escopeta mata un conejo, el otro pone un cepo… en fin un laberinto. Ganando para comer, no para comprarse nada
J.M.- ¿Es más difícil buscarse la vida, más que en el pasado?
Juan Moreno.- Pero difícil. Lo que pasa es como nos conocemos todos, si a mi me hace falta un trozo de pan, me lo da el panadero hasta mañana o se lo pido a esto o al otro, lo que pasa en los pueblos pequeños
J.M.- Una persona ahora tiene muchas tierras y otras pocas
J.M.oreno.- Es lo que pasa aquí.La tierra no aquí como en Madrid,  En Barcelona y en Valencia. Allí  la tierra está muy repartida. Y aquí sólo tres personas. Y no siembran.
I.V.- En los años treinta lo mismo
J.Moreno.- Lo mismo tenían las mismas tierras los mismos. Pero era distinto. Porque  tenían cada casa tenían 30 o 40 hombres que iban arando con una yunta y era muy difícil que hubiera gente parada. Y no hay más porque están en Alemania, Francia, Suiza, Bélgica…Esto los países de perrillas, en países comunistas no hay ninguno. Porque está prohibido terminantemente por el gobierno español que vayan a países comunistas
J.M.- ¿Pero las mismas familias de antes tienen la tierra ahora?
Juan Moreno.- Es la misma familia, aunque sea los hijos o los nietos
J.M.- Y los anarquistas y los socialistas querían repartir las tierras?
Juan Moreno.- Deseaban que se repartieran las tierras y a cada uno le dieran con respecto a la familia que tenga, la tierra para ellos cultivarlas. Una parcela
J.M.- ¿Cuántos metros de tierra por persona?
Juan Moreno.- 20 fanegas de tierra por cada familia
J.M.- ¿Pero no fue posible?
Juan Moreno.- Algunos han escapado bien. Aquí durante la República hubo una agraria de esa. Antes del movimiento. En una unos cuarenta y en otra unos treinta. Dos parcelas, que ya son suyas, que tienen que pagar x, pero ya son suyas. Antes de la República, ya no han dado más. En otras regiones si han dado más, por ejemplo en Jerez, pero aquí no han dado más. 
Foto Mintz

0 comentarios: