headerphoto

Los niños hombres. Una fotografía de época. 7

No es un retrato de primera comunión ni de un equipo de fútbol... Se trata de cuatro muchachos que a edad tan temprana ya están trabajando en el campo. Uno de ellos lleva sobre la cabeza un cesto de pleita lleno de hierbas, y todos llevan prendas para cubrir la cabeza: una boina, una gorra y sendos sombreros.
Estas prendas eran imprescindibles en el campo para proteger el cuero cabelludo del sol y protegerse de golpes de ramas de árboles y otros objetos. Las correas que sujetan los pantalones nos indican la calidad del material de la ropa y la necesidad de ellas, ya que las heredeban muchas veces de los hermanos, primos o familiares, por lo que había que ajustar al cuerpo concreto del muchacho.



Dice Isabel Mintz que a su marido le llamaba mucho la atención el cariño y el amor con que la familia trataba a los más pequeños. También se sentía triste de que los propietarios de las tierras usaran a niños como labradores y que no hubiera ningún futuro halagüeño para ellos. Concluye diciendo que los niños fueron para Mintz un símbolo de la explotación y pobreza imperante en esta zona y en aquella época. 



En la fotografía hemos reconocido a Francisco Macías, Astorga y Cristóbal Salcedo.

0 comentarios: