Los niños hombres. Poniendo trampas. 17

En la fotografía se observa a los hermanos Moreno Reina (José, Manuel e Ignacio) en el campo. Están preparando las «perchas», unas trampas de alambre y madera que servían para la caza de pequeños pájaros insectívoros. Antes de ponerlas había que buscar gusanos o alúas, y aunque al principio se utilizaban más los gusanos, luego se impuso la alúa, la hormiga con alas. 




La «percha» se coloca en el suelo y se recubre con tierra para ocultar todo menos el cebo. Aunque en esta fotografía aparecen niños, era esta una actividad que hacían muchas familias cotidianamente. Mintz, en Los anarquistas de Casas Viejas, habla de las trampas a principios del siglo XX de esta forma:
«Los cazadores furtivos llevaban a los bosques cestas con más de cien trampas antes del amanecer, a veces con linternas para guiarse en la oscuridad. Las trampas consistían en simples tablas de madera
con un muelle de metal. Un palo sostenía la trampa en alto; una hebra arrancada de una hoja de palmera apresaba un gusano para atraer a la presa».



Los niños, estos pequeños adultos, también colaboraban en la difícil tarea de la supervivencia diaria colocando las trampas en los campos cercanos desde muy tempranas edades, como se aprecia en esta fotografía. Habría que recordar también a quienes las fabricaban: algunos artesanos de prestigio en este mundillo eran considerados verdaderos artistas, y por la calidad de sus perchas eran fácilmente reconocibles.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV