Hace 81 años


De esta foto hace hoy 81 años. Es de Dubois y representa un momento del juicio celebrado el 27 de junio. Se celebró en el cuartel de San Roque, en Cádiz. Se reunió el Consejo de guerra para juzgar los Sucesos acaecidos en Casas Viejas relacionados con el asedio y asalto al cuartelillo de la guardia civil, hechos en los que resultaron muertos el comandante del puesto, sargento Manuel García Álvarez y el guardia del mismo puesto Ramón García Chueco.
Aparecen como procesados por los sucesos de referencia 26 campesinos, de los cuales seis se hallaban en prisión y los restantes, en libertad. Preside el Tribunal el teniente coronel D. Ernesto Marina; de juez actúa el de la plaza, y de fiscal, el auditor militar de la región. Actúan de defensores los señores López Gálvez, Benito Pabón, Monje Bernal y Blasco Garzón, quienes interrogan a Antonio Cornejo, Antonio Cruz García y Cristóbal Toro, renunciando a otros interrogatorios. En primer plano, un poco borroso, el fiscal, el teniente Juan Lázaro Fernández. Enfrente aparecen los cuatro abogados. Salvo Pabón Suárez, que era cenetista, los otros tres no defendían a estos campesinos por cuestiones ideológicas. De hecho López Gálvez y Blasco Garzón era del partido radical y Monge Bernal era diputado por la CEDA. Monge Bernal defendió a Manuel Sánchez Olivencia, Francisco Durán, Francisco Cantero Esquivel, Francisco Rocha Acebedo y Salvador Jordán. Blasco Garzón a Antonio Cabañas, Antonio Durán y los hermanos Sebastián Miguel y Antonio Pavón Pérez. Todos defendieron varias veces a militantes cenetistas en juicios relevantes y destacados. Se trata de relaciones estrictamente profesionales, a ambas partes les interesaba. La CNT, que establecia contactos con López Gálvez a través de un escribiente suyo llamado Manuel Sánchez Benítez con el Comité Pro-Presos cenetista llevado por Manuel Rocha, porque recurrían a abogados conocidos y de prestigio, a los segundos porque aumentaban su fama defendiendo a miembros del sindicato mayoritario y en algunos de los procesos más importantes de aquellos años, como fue el de los Sucesos de Casas Viejas. Cuando llegó la Guerra, salvo Monge Bernal, diputado de la CEDA, pagaron caro su atrevimiento. López Galvez tras varios años de cárcel se fue de Cádiz a Madrid donde sobrevivió dando clases en una academia y ejerciendo de abogado del turno de oficio. Blasco Garzón se exilió a Buenos Aires donde murió en 1954 y Pabón Suárez también en el exilió, murió en 1958 en Pánama. 



A la derecha los campesinos de Casas Viejas. El primero que aparece es un abatido Francisco Rocha Acebedo, hace dos días que ha muerto su hija de dos años. Le sigue Cristóbal Toro Domínguez, Sebastián Pavón y Salvador Jordán. No salen en la foto, pero estaban sentados en primera línea Manuel Moreno Cabeza y Antonio Cabañas Salvador. Gallinito fue condenado a seis años, los otros cinco a cinco años. Salieron de la cárcel de Ocaña en febrero del 36 con el indulto del Frente Popular al ganar las elecciones. 



A los cinco meses vino el golpe de estado y todos, salvo Salvador Jordán que se escondió con su padre en la sierra en una choza que hicieron, huyeron a la zona republicana. Gallinito murió en Pozoblanco en acción militar el 8 de mayo de 1937. Cristóbal Toro y Manuel Moreno tras unos meses por los pueblos de Málaga volvieron al pueblo después de la caída de esta en febrero del 37. Fueron directamente a la cárcel y somentidos a juicio sumarísimo. Al igual que Francisco Rocha y Sebastián Pavón, pero estos volvieron en el 39 cuando finalizó la guerra. En la postguerra todos vivieron con el estigma de “rojos de Casas Viejas”, sufrieron persecución, represión y negación de trabajo. Sebastián Pavón tuvo una postguerra muy complicada, tras  ser encarcelado varias veces huyó en 1943 del pueblo y no se supo más de él. Rocha y Manuel Moreno terminaron emigrando a Torrent. 



En fin, muerte, represión, cárcel, exilio exterior e interior… conceptos muy comunes a todos aquellos que se relacionaron con los Sucesos de Casas Viejas. Salvo un sector de los ganadores, que toda regla tiene su excepción.
Foto Dubois

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV