Ganadores, perdedores, causas y lectura de los resultados de las elecciones municipales de 2015

Las elecciones municipales son un evento social de una gran trascendencia en el que influyen múltiples factores y elementos, por ello, los que quieren siempre encuentran argumentos adecuados a su posicionamiento previo para explicar cualquier variante de los resultados. Se trata de buscar en la amplia bolsa de las explicaciones aquellos elementos o factores que coincidan con los argumentos que se pretenden demostrar. Si en todas las elecciones ocurre esto, en las que tuvieron lugar el domingo el fenómeno se agrava, pues la complejidad de lo ocurrido es aún mayor. 




Parece lógico escribir que el PSOE ha ganado las elecciones, ha aguantado 36 años ininterrumpidos de gobierno (con el paréntesis de la CUB en 1987 que en fondo gobernaron las mismas personas) y que a la vista de lo que se ha dicho en campaña y lo que se está diciendo en el facebook van a ser el partido que  que gobierne en los próximos cuatro años. Por otra parte, también es cierto que desde 1999 que obtuvieran 12 concejales han ido perdiendo progresivamente número de ediles y votos. En esta ocasión han perdido un concejal, 509 votos y 11,42% puntos con respecto a las elecciones de 2011. Además, creo que es lo más importante, es la primera vez en la historia desde la transición que no van a gobernar con mayoría absoluta. Por tanto, sabor agridulce para el PSOE en estas elecciones. 



Lo mismo se puede decir para el PP. Si bien han colaborado con sus cinco concejales, pese a las previsiones más pesimistas, a que su rival no consiga mayoría absoluta y han bajado menos que en el resto de España, aguantando los malos resultados del PP a nivel general, también es cierto que han perdido 236 votos, un concejal y 5,28%. Pero además no han conseguido convencer a la población que su alternativa era mejor para Benalup-Casas Viejas que la del PSOE, después de cerca de cuarenta años de gobierno.



Como IU llevaba dos legislaturas sin presentarse sus 644 votos no pueden compararse con el 2011. Además la cuestión de que partiesen con poco tiempo de preparación y escasa experiencia les hace sentir esos votos como más importantes. Pero sobre todo el hecho más importante en su haber está que sus dos concejales impiden al PSOE reeditar la mayoría absoluta. Por otra parte, dos es un número escaso de concejales para optar al gobierno, lo que unido a la experiencia de los sucedido en la vecina Alcalá o Extremadura le inclinan a no pactar con ningún otro partido, pues la experiencia demuestra, la organización a nivel andaluz y nacional lo sabe mejor que nadie, que el pacto con otro partido más grande perjudica enormemente al más pequeño. 



Por tanto, creo que es muy difícil objetivamente establecer quien han sido los ganadores y los perdedores de estas elecciones, si se hace el resultado dependerá del argumento que se elija y de la posición ideológica en la que te encuentres.



Lo mismo pasa si analizamos las causas que explican estos resultados. El PSOE en una preparada y concienzuda campaña ha intentado situar al gobierno de Rajoy como la madre de todas las batallas, intentando la movilización de las clases medias y sobre todo de los sectores más juveniles (es la explicación que le encuentro al cierre de campaña que hizo en la plaza el Pijo el viernes 22). La oposición con menos medios y menos preparación han montado su campaña en torno a la necesidad de un cambio y de que González Cabaña dejase de tener el protagonismo político que ha tenido hasta la actualidad. Lo cierto es que los mentideros políticos que yo me he movido las previsiones eran más optimistas para el PSOE de lo que luego han resultado, pero que hayan influido unas causas más que otras va a depender de a quien consideremos ganadores o perdedores en esta contienda electoral.



Por último está el tema de lo que los electores han querido decir con sus votos. Este 6-5-2 quiere decir que no hay mayoría absoluta y que por primera vez, en mucho tiempo, cabe la posibilidad de un gobierno distinto al del PSOE, alternativa que no parece viable por lo ya explicado, y sobre todo que la acción de gobierno diaria, el día a día se tenga que realizar en base a la negociación y el consenso. El debate sobre lo que debería hacer IU está ya establecido. Hay quien piensa que los electores con sus votos quieren un gobierno donde el PSOE o González Cabaña no esté en el poder y los hay quien piensa que IU no debe pactar ni con los unos, ni con los otros, haciendo del compromiso y trabajo diario su hilo conductor, optando por la opción que más se acerque a su punto de vista independientemente de la opción política que la proponga. De esta segunda opción es partidaria, parece,  la mayoría de la gente que ha trabajado con la formación de izquierda en esta campaña electoral. 



Establecida claramente que la cuestión del ganador o perdedor, de los factores y de la lectura de los resultados depende del posicionamiento ideológico donde nos encontremos me parece que es necesario que me posicione intentando tomar el punto de vista de la historia de Casas Viejas, pues así se llama este blog. Además si se aleja uno en el tiempo para ver la realidad con perspectiva histórica, te permite ver mejor los toros desde la barrera y con una perspectiva de futuro más amplia. La noche del domingo la gente de IU celebraban sus dos concejales, que para ellos era una gran victoria, cantando un himno futbolero. El "yo soy español, español, español..." pero en vez de español cantaban "yo soy albañil, albañil, albañil...". Iban en fila, con la bandera roja, amarilla y morada. Me recordó a la Segunda República cuando las clases populares sustituyeron a los propietarios como concejales, hecho que ocurría durante toda la Restauración. Con esto quiero decir que a mí me parece que hemos ganado todos. Hay un interés general nuevo por la política municipal por parte de la ciudadanía, que ojalá no se quede en aguas de abril. En cuanto a las causas que han influido en los resultados, si bien opino que han condicionado las circunstancias nacionales, al tratarse de elecciones locales los asuntos endógenos han tenido más importancia (lo prueban la comparativa con los resultados de las autonómicas celebradas hace dos meses. El PSOE ha perdido 164 votos, mientras que PP ha ganado 849 e IU 299 votos). Desde una perspectiva de los últimos cuarenta años, el hecho que se rompa un monopolio electoral como el ocurrido en Benalup-Casas Viejas me parece una cuestión histórica. Y por último, por lo que respecta a lo que ha querido decir el pueblo con estos resultados, pienso que más que pactos electorales definitivos lo que la mayoría de los electores demanda es otra forma de hacer y entender la política. Más que pactos globales la gente quiere cambios. Quien entienda eso y se adapte se mantendrán en los tiempos difíciles que se avecinan, quien no desaparecerá al igual que lo hicieron los dinosaurios. Eso es al menos lo que yo percibo, pero obviamente yo también soy un animal político y tengo una manera de ver y sentir la cosa pública.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV