headerphoto

En la terraza del bar de Luis Cepero


Debido a las temperaturas moderadas que dominan esta zona, las puertas de los bares eran muy utilizadas por la clientela, como en toda esta zona de Andalucía. En la terraza de los bares se pasaban las horas muertas, cosumiéndose a penas un simple café. 



En la fotografía aparece la puerta del bar de Luis Cepero, actualmente El Pajarito y antes lo había llevado Pepe Melón. Los parroquianos son Arsenio Gutiérrez, Zoquete, Manolo Mañez y Antonio Calvente. 



Están sentados tranquilamente pasando  el rato. Solo hay dos vasos de café en una de las mesas. Lo mismo que el bar de Alfonsito el de Pérez era un bar de hombres, ya entrados en edad, que consumían poco, pero estaban mucho tiempo en el bar. Esta terraza era un lugar apropiado para ello. Ahora lo mismo que el bar del Tato han cambiado de clientela, ya no es vino y personas mayores los que dominan estos bares. En el Pajarito lo mismo que en el Tato la clientela es mucho más joven que antes y el tipo de bebida predominante también es otra. Síntoma de como la centralidad en el pueblo ha cambiado de edad y ahora son los más jóvenes los que ocupan los espacios.



Esta fotografía como tantas otras de Mintz se fija en un instante normal de la vida cotidiana de esta población. En aquella época las fotografías se hacen en las fiestas o aprovechando alguna celebración tipo boda, bautizo o comunión. Tanto Zoquete, como Manolo Mañez y Antonio Calvente miran a la cámara de Mintz, pero Arsenio está entretenido con alguna escena de la calle Rafael Bernal. Pero para entender esta foto hay que saber, que aunque Mintz no se prodigaba en el consumo de vino, si visitaba con cierta frecuencia los bares. Este se encontraba muy cerca de su casa (enfrente hacia abajo) y allí charlaba y preguntaba, sobre todo preguntaba, sobre las costumbres, las tradiciones y la historia del pueblo. Va a ser en estos bares donde toma los primeros contactos. Las grabaciones de los audios, ya más serias, se realizan en su casa, en la de Pepe Pareja o incluso a veces en el campo, para huir del ambiente represivo de la época. Os traigo el audio donde Juan Pinto le cuenta a Mintz como los falangistas de Medina vinieron en julio de 1936 al pueblo y asaltaron este local, que en aquellos momentos era la casa del pueblo, al ser la sede de UGT y del PSOE. 



Transcribo el audio: 
Juan Pinto.- Cuando saltó el movimiento vino Alzugaray y le metió dos o tres culatazos a la puerta, para romperla. Y el amo le dijo hombre aquí tiene usted la llave, para qué hay que romper la puerta. Es cojo, se dio una vuelta y se metió en su casa. Como la casa era suya y el centro socialista estaba ahí. Y los fascistas, Alzugaray que era el amo de Charco Dulce, vino con la culata del fusil y le metió a la puerta para abrirla, llevarse los libros y coger lo que había ahí. Entonces le dijo el amo hombre aquí tiene usted la lleve y no rompa usted la puerta y entonces se dio media vuelta y se metió en su casa, no vaya a que esta gente me vayan a hacer a mí algo malo. 


Guercivataquealpajarito.mp3

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupenda entrada como siempre, solo un detalle, el dueño no era Manolo sino Luis, Manolo es su hijo,

Anónimo dijo...

Salus, ya que tu blog se llama "Desde la historia de Casas Viejas", y como yo creo que en estos días se está haciendo mucha historia, ¿tú nos podrías dar tú opinión (sin entrar a valorar ningún partido, si no quieres claro) sobre esta campaña electoral? Yo no se si tu estarás de acuerdo conmigo en el papel fundamental que están teniendo las redes sociales, y quizás más en su ámbito privado, en esta campaña. Parece que la clandestinidad (quién lo iba a decir en las fechas que corren), de la que tú tantas veces has hablado en este blog está siendo un factor determinante en esta campaña y creo que de consecuencias impredecibles.Muchas gracias como siempre.
"Nunca tengas miedo del día que no has visto"

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Tengo pensado escribir sobre la campaña después de las elecciones. Si estoy de acuerdo en el papel fundamental e impredicible de las redes sociales. Es verdad que estas han democratizado la vida política en parte,pero tiene muchos peligros y riesgos que a mí me parecen igual de evidentes.Las redes no son ni buenas ni malas,simplemente depende de para lo que se utilicen y el fin que se les de. Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Que quede claro que al decir clandestinidad no me refiero a la suplantación de personalidad en las redes sociales, un hecho totalmente execrable bajo mi punto de vista, sino a toda una "corriente subterránea" que se mueve por los whatsApps y por los mensajes privados del facebook, que hace cuatro años no tenían el auge que tienen hoy o simplemente no existían.Gracias de nuevo.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

No sólo estoy de acuerdo contigo, sino que te ofrezco que desarrolles estas ideas en un post para publicarlo en mi blog. Mi correo es salustiano.gutierrez@gmail.com

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

No sólo estoy de acuerdo contigo, sino que te ofrezco que desarrolles estas ideas en un post para publicarlo en mi blog. Mi correo es salustiano.gutierrez@gmail.com