headerphoto

Recorrido por las Lagunetas

El río Celemín, uno de los ejes  vertebradores de la sierra benalupense, nace al norte de la sierra Blanquilla , a 400 metros, y desciende en dirección noroeste hacia el embalse homónimo. En Los Charcones, a unos 5 km de Benalup-Casas Viejas, desemboca en el Barbate. Tiene un recorrido de unos 25 km, y sus principales afluentes son, por la derecha, los arroyos del Carpio y de los Charcones; y, por la izquierda, el arroyo de San Fernando y la garganta de la cañada del Valle. Tiene dos cursos totalmente diferenciados el alto y el medio y bajo.
El primero, tremendamente erosivo, cuando termina este curso alto y se encuentra con el medio hace unas pozas profundas ya que se acaban las pendientes y llega el terreno llano. En estas pozas tanto al final de la primavera como del otoño tienen agua mientras que el resto del río no lo tiene porque no se ha llenado o se ha producido ya el estiaje. Así, mientras el Celemín permanecía una parte del año seco, en esta zona, desde lo que hoy es el pantano hasta la Motilla había unas pozas que no perdían, ni pierden el agua durante todo el año. Estas pozas, charcos o lagunetas le han dado el nombre a esta zona y tradicionalmente han tenido muchos usos. La gente del lugar y de otros de la provincia venían a bañarse, pescar o utilizan sus aguas para regar los huertos próximos. Conocidos son los charcos de la tía Curra, de Lázaro (la piscina de Benalup durante muchos años), Redondo,  o los dos de los Arrieros. También por esta zona hay varios pasos que vadean el río, como la pasada de los Arrieros, más allá del Puerto de los Reyes, la pasada de los Chinos, próxima al puente actual en torno al Celemín, la pasada de En medio, en las Lagunetas actuales al lado del charco Curra y la venta del mismo nombre, y la pasada de la Motilla que a principios de siglo se la conocía como la pasada de las Carretas. 



Las Vegas fluviales del Celemín de relieves alomados, tabulares,  depósitos fluviales y arcillas terciarias, contrastan con los relieves plegados  de  areniscas que delimitan los valles y aparecen a modo de cordones sucesivos paralelos. La sierra de Momia y de Blanquilla formadas en la orogenia alpina crean una depresión fluvial por la que transcurre el Celemín, antes de desembocar en el Barbate y que las subbéticas dejen paso a la Laguna de la Janda. 



Una parte del curso medio del río Celemín esta hoy ocupado por el pantano. Este embalse se encuentra entre la Sierra Momia y la Sierra Blanquilla, y su presa se apoya en los cerros Campanillón y Pico Puerto de Reyes. La construcción del pantano del Celemín está relacionada con la decisión de desecar la Laguna de La Janda, terminándose en 1975. Se trata, por tanto, de una presa de contención, aunque también aparezca como segundo objetivo el de regar las zonas próximas, abasteciendo a 5.000 hectáreas de superficie de regadío. El pantano inundó una de las zonas más bonitas y valiosas ecológicamente de la sierra, la transición de esta con la Laguna de la Janda. Robert Blakeney cuenta en su diario sus andanzas en  la batalla de la Janda dentro de la Guerra de la Independencia en 1811. En un fragmento hace referencia a que por la noche las tropas angloespañolas se refugian en la sierra, en lo que es hoy el pantano del Celemín. Los datos que aporta confirman las noticias sobre la belleza y espectacularidad del lugar antes de ser inundado”se retiró en silencio en la oscuridad, volvió a cruzar el río Barbate, y entró en el desfiladero del paso de la montaña, que está densamente arbolado y  nos defendía contra un ataque de jinetes”. 



La zona fue admirada y conocida por las élites provinciales que venían a veranear o/y cazar a los charcos y los cortijos próximos. En los sesenta un grupo de personas del pueblo pone de moda acampar en la zona. En la comparsa Los Bandoleros de 1965, dicen: " Camping las delicias. A 50 metros del charco lazaro en la autopista de Benalup a Algeciras. Figuras Rupestres- Bar- Restaurant- Pista de baile. Servicio de autobuses". El autor de la letra, Angelín, era uno de los que se iba a este particular camping. 



Si la desecación de la Laguna de la Janda significó el fin de la sociedad y economía tradicional en la campiña y en el pueblo, la creación del pantano del Celemín lo fue en la Sierra. En la actualidad, la creación del Corredor Verde dos bahías, con el puente que atraviesa el pantano incluido, más los recursos tradicionales como los dólmenes, el área recreativa y las cuevas del Tajo de las Figuras, las cuales algún día tendrán que ser reabiertas, ha reportado de nuevo el dinamismo que siempre tuvo esta zona de la sierra, la puerta natural del Parque de los Alcornocales, como la bautizó aquel magnífico plan llamado Benalup 2000.
En la primera ilustración un fragmento del mapa topográfico de Las Habas de 1917, la segunda una fotografía de la pasada de los Chinos y la tercera el "camping las delicias".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Salus tengo una curiosidad, ¿el mapa topográfico con el que ilustras esta entrada es posible encontrarlo en internet? Muchas gracias.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Creo que no, pero yo lo tengo digitalizado. Si lo quieres pídemelo a mi correo. salustiano.gutierrez@gmail.com

MANOLO MONTIANO dijo...

En este enlace se puede acceder a un visualizador de la Junta. No lo he probado pero creo que se puede cargar la foto de 1956. También existen otros vuelos muy interesantes como el de 1944 y el de 1977. Es una pasada ver cómo ha evolucionado el territorio a lo largo del tiempo.
http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/site/rediam/menuitem.f361184aaadba3cf8ca78ca731525ea0/?vgnextoid=168a7c119370f210VgnVCM2000000624e50aRCRD