Los que participaron en los Sucesos. Sebastián Pavón Pérez. 14

A los participantes en los Sucesos de Casas Viejas se le aplicó en las diferentes etapas de su vida, lo que Serrano Suñer, “El cuñadísimo” denominó “La justicia al revés”. Estos campesinos que se atrevieron a demandar justicia social y económica, fueron respondidos con una represión, de carácter oficial y legal, que los condujo en la mayoría de los casos a la emigración y el abandono de su tierra. Para ver esta característica general nos vamos a servir del protagonista de la entrada de hoy Sebastián Pavón Pérez. Un jornalero que las circunstancias que lo rodearon lo llevaron a participar en los Sucesos, a marcharse a la zona republicana en la guerra y a su vuelta tras dos duros años de estancia en Benalup de Sidonia abandonarlo para siempre.




Sebastián fue uno de los tres hermanos Pavón que participaron en los Sucesos. Estaban haciendo carbón y fueron reclamados por sus compañeros del sindicato. Sebastián, junto con Gallinito y cuatro compañeros más fueron  los que más pena fueron condenados; cinco años, pues estuvieron dispararon al cuartel desde los muros a medio construir de los caserones de los Vela. Un escrito del 8 de agosto de 1943 del comandante de puesto de Benalup de Sidonia de al alcalde de Medina Sidonia dice sobre la participación de los Sucesos de Sebastián Pavón Pérez: “Natural de esta Aldea, con domicilio en calla Medina nº 12, es persona de pésimos antecedentes y conducta tanto pública como privada, antes del G.M pertenecía a la CNT, comunista peligroso y revolucionario, en los Sucesos de esta aldea en 1933, tomó parte activa con arma en el asalto de la Casa Cuartel, se cree que fue el que mató al Sargento, se fugó al campo, lo detuvieron por lo que cumplió condena”. No podemos olvidar que aunque estos escritos son oficiales su procedencia es del régimen franquista, que tiene una finalidad represiva no para impartir justicia. Por ello tenemos que analizarlo con la prevención necesaria. Así hoy sabemos que es incompatible pertenecer a la CNT y ser comunista o que la acusación que le hace de ser el autor de los disparos mortales al sargento en otro momento la administración se la hizo también a Pedro Cruz, Jerónimo Silva, Francisco Rocha, Manuel Moreno, Salvador Jordán, Critobal Toro… 



Sebastián salió de la cárcel de Ocaña en marzo del 33 en aplicación de la amnistía del Frente Popular al ganar las elecciones del 33. Cinco meses después en agosto estando descorchando en Zapatero se va a la zona republicana por Jimena, de ahí a Martos y a Porcuna donde entró en el ejército. A su vuelta se le abre juicio sumarísimo de urgencia donde no consta ninguna acción significativa, pero dice el informe del comandante de puesto: “En los primero días del G.M.N se marchó a zona roja, donde según noticias cometió toda clases des barbaries y bandolerismos regresó el día 10 de Noviembre de 1939, siendo detenido después puesto en libertad el día 12 de febrero de 1941 fue detenido por cometer un robo con escala, en la finca de Espartinas, después ha cometido infinidad de raterías…”



Una vez que sale de la cárcel hasta que es ingresado de nuevo el 5 de agosto de 1943 hay un periodo muy intenso en la vida de Sebastián donde aparecen muchos incidentes documentados en el archivo municipal de Medina su relato nos puede ayudar a entender el desenlace final. De 28 de febrero de 1941, 16 días después de salir de la prisión, es un documento en el que se relata del robo de boniatos en la huerta de Espartinas con Francisco Esquivel, Pinganillo. La guardia civil procede a su detención y a la confiscación de los boniatos. Un año después, en febrero del 42 se aclaró el asunto. La desproporción de las acusaciones se evidenció cuando el caso llegó a la Audiencia de Cádiz y el veredicto fue favorable para los dos campesinos. Parece ser que no se trataba de un robo, simplemente de comercio ilegal y por tanto de estraperlo en aquellos años. El juez debió interpretar que había habido abuso de poder en la actuación de las fuerzas de orden público, porque la audiencia resuelve que se le devuelvan los boniatos incautados a Sebastián Pavón y Francisco Cantero. Pero no se pudieron devolver porque había pasado un año y ya no estaban los boniatos. La versión oficial fue que se habían podrido en ese tiempo. El 6 de mayo de 1942 es condenado a una pena de dos meses y un día de cárcel por caza furtiva “autores de un delito de infracción de la ley de caza”, junto a su hermano Antonio y Juan Casas Romero. A finales de julio  de ese mismo año huye de Benalup y se refugia en Medina, en la huerta del Hoyo de Santa Ana del cenetista Manuel Quintero. Es detenido el 5 de agosto y encarcelado. Sabemos que se escapó de la cárcel por un documento del 2-11-1943 donde el Ayuntamiento abre diligencias contra el director del depósito municipal de Medina por la fuga de Sebastián Pavón Pérez. Parece que no se volvió a saber nada más de él.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV