Informe sobre Benalup de Sidonia. Marzo 1963. 5

Como decía en el post anterior la singularidad y caracterización del pueblo que lo hacen merecedor de la Independencia no sólo estriba en la cantidad de población, 6000 con los núcleos anexos (una cifra un tanto exagerada y abultada), o en la situación geográfica equidistante de ciudades pequeñas y medianas, sino también en la personalidad de la gente que lo habita. Pero ese “matiz propio que la caracteriza y la difieres de los pueblos limítrofes por su hospitalidad, costumbre y temperamento” no se queda en una frase bonita que se puede aplicar a cualquier pueblo.




En el caso de Benalup se argumenta en la dependencia económica y política tradicional de este pueblo, que les hace estar menos desarrollado que los pueblos del entorno, como lo demuestra el hecho de que todavía vivan más del “40% de su población en limpias y típicas chozas de pastos que invaden hijuelas y coladas de accesos al pueblo” o que los obreros hayan tenido que ser subsidiados por el gobierno con 30.000 pesetas. 



"La población de Benalup posee un matiz propio que la caracteriza y la difieres de los pueblos limítrofes por su hospitalidad, costumbre y temperamento. Son gentes sufridas y resignadas a toda adversidad, viviendo más del 40% de su población en limpias y típicas chozas de pastos que invaden hijuelas y coladas de accesos al pueblo; sus trabajadores no presentan problemas de paro, sí aun en escasos de faenas agrícolas de no ser en circunstancias epidémicas como la actual, en la que los obreros han tenido que ser subsidiados por el Gobierno a través del Municipio con sueldos de 60 pesetas que han arrojado la cantidad global de 30000 pesetas incrementada por fondos de la Hermandad Sindical Mixta Rural". 



Pero además de “sufridas y resignadas a toda adversidad”, tiene unos patrones religiosos propios, como Nuestra Señora del Socorro y San Elías, aunque los oficiales, como todavía siguen siendo en la actualidad, sean los de Medina. Además tiene fiestas propias como la de San Juan. Hay que llamar la atención que no mienta las fiestas patronales de julio ya que son en honor a los patrones asidonenses, que celebran el fin de la cosecha veraniega. 



Otra fiesta muy importante es el 24 de junio que se celebra la festividad de San Juan Bautista coincidiendo con la finalización de las faenas agrícolas de verano. Otras fiestas religiosas es la de Nuestra Señora del Socorro, titular de la Parroquia y la de San Elías, su patrono cuya imagen o talla rústica de gran valor figura en nuestra Parroquia precedente del ya mencionado Convento Carmelita del Cuervo, traída a esta en tiempo remotos a hombros de fervorosos benalupenses, que aun le veneran gran devoción. Finalmente Benalup, siguiendo el ejemplo de la capital, celebra desde hace tres años, y bajo la celosa vigilancia de los Concejales residentes en esta, unas fiestas folklórikas que coinciden cronológicamente con los antiguos carnavales, pero con un aspecto y una orientación totalmente opuestas, a tal extremo que el pueblo quiere propagarla bajo el título de “Fiestas del Algodón”, como un paréntesis entre la despedida y la reanudación de las faenas agrícola- del mismo, ya que este cultivo es el que cada vez se extiende más en esta zona, absorbiendo casi la totalidad de la mano de obra de la localidad incrementada por muchos obreros de los pueblos colindantes.



Solo Cádiz capital, Trebujena y Benalup consiguieron saltarse la prohibición de celebrar el carnaval y llevar a cabo estas fiestas tradicionales aunque fuera con otro nombre. Es curioso las prevenciones que toma el autor ante estas fiestas, primero especifica que estas fiestas están controladas “bajo la celosa vigilancia de los Concejales residentes en esta”, después que difieren de los clásicos carnavales, hasta el punto que se está pensando denominarlas como “Fiestas del algodón”. Estas matizaciones sobre el carnaval en un escrito demuestra como el autor se encuentra dentro de las instituciones del régimen y como la verdadera lucha política que sostiene es la independencia de Benalup y su término.
En la fotografía la comparsa Los Bandoleros, de 1963. El mismo año que el informe que estamos analizando.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV