headerphoto

Informe sobre Benalup de Sidonia. Marzo 1963. 9

A las deficientes carreteras, los insuficientes equipamiento y servicios sanitarios y educativos, de teléfonos o de correos, al problema de la infravivienda y del escaso alumbrado público hay que unirle el estado lamentable en que se encuentran las calles y red urbana, en cuanto a su pavimentación, alcantarillado y red de agua potable.




"PAVIMENTACIÓN Y ALCANTARILLADO.- Excepto tres calles que están pavimentadas y alcantarilladas, las demás son terrizas sufriendo constantes desperfectos por erosión a consecuencia de las lluvias, sobre todo en estos últimos años tan abundantes en agua, habiéndose producido por esta causa más de un derrumbamiento de viviendas, como el ocurrido por corrimiento de terreno en la calle Tarifa que afectó a 16 casas".



En Noviembre de 1961 las lluvias de otoño relacionadas con la gota fría causaron grandes destrozos en Benalup en torno a las calles Tarifa, Clavel… Provocaron corrimientos de tierras, los cuales afectaron a muchas casas del entorno. Los efectos fueron tan importantes que desde entonces a la zona se le conoce popularmente como Agadir, en referencia al terremoto del año anterior en la ciudad marroquí.



"Por lo que afecta a higiene y salud pública también tiene Benalup planteado serios problemas. Carece de servicio de recogida de basuras y vertedera adecuados para las mismas. El cementerio propiedad del Obispado, está anclado en el centro de la población, constituyendo un manifiesto peligro para la salud, ya que las aguas de lluvia que filtran del mismo discurren por zonas habitadas, en las que en épocas de calor llegan a percibirse los olores putrefactos. Las aguas sobrantes de los manantiales pasan al descubierto por varias calles, siendo utilizadas por el vecindario como alcantarillado al carecer de éste en la mayor parte de las mismas, vertiendo en ellas las aguas sucias y deyecciones con el consiguiente perjuicio para la higiene y salud pública, ya que estas aguas utilizadas antes para el movimiento de molinos son empleadas en la actualidad, para el riego de numerosas huertas".



Me parece oportuno de nuevo comparar con la situación que describía Suárez Orellana en 1932 en el famoso artículo publicado en Pueblo un día antes de su dimisión como concejal para comprobar que durante treinta años la situación continuo lo mismo. 
De hecho habrá que esperar al final de la década de los setenta para que se construya un cementerio nuevo y se concluya la red de alcantarillado y agua potable. “Al posicionarme de dicho cargo (alcalde pedáneo) me encuentro con un cementerio eclesiástico de pésimas condiciones, enclavado al nivel de las casas y percibiéndose los olores fétidos que hacen imposible la vida a los habitantes de Casas Viejas (...) El mayor número de calles está sin empedrar y las aguas residuales de limpiezas han de pasar necesariamente por ellas. En las mismas arrojan los vecinos las basuras, dándole al pueblo un aspecto de muladar, altamente atentatorio contra la salud pública”.




"Siendo Benalup muy rico en agua, no posee una red de distribución de las mismas, que tan económica y de tanta utilidad sería, aunque dada la  importancia que tienen ahora las cuestiones sanitarias está en estudio una nueva red de agua por los Servicios Técnicos de la Diputación Provincial  y como consecuencia habrá que ampliar la red de alcantarillado existente".
La fotografía es de noviembre de 1961, aparece la calle Tarifa y los efectos que provocó la gota fría.

0 comentarios: