75 aniversario de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Los precedentes. 1

Este año se cumple el 75 aniversario de la fundación de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores. A esta hermandad junto a la de Nuestra Señora del Socorro  el Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas le concedió las Medallas Honoríficas de Benalup-Casas Viejas, unas distinciones entregadas en el Acto Institucional conmemorativo del XXIV Aniversario de la Independencia Municipal celebrado el 20 de marzo de 2015.



El que esto suscribe ni es religioso, ni amante de la Semana Santa, ni devoto pero si respeta todas las creencias, religiones e ideologías de quienes las tenga. Antonio Banderas dijo una frase en su pregón a la Semana Santa de Málaga que me ha hecho reflexionar y pensar. “La identidad y las raíces de una comunidad no se imponen, se comparten”. En principio no estoy de acuerdo totalmente con la frase y sobre todo no con lo que dice, sino con lo que quiere decir. Todo ello me ha hecho optar por realizar una serie de artículos para esta Semana Santa sobre la hermandad del Nazareno de Benalup-Casas Viejas. Además si comparto plenamente las palabras de la hermana mayor de la hermandad Antonia Astorga en el citado acto en el sentido de que   “La Semana Santa forma parte de nuestra cultura”. Uno piensa que con la cultura no se nace, se hace, la cultura no es algo innato, es algo impuesto, adquirido. Entendemos por cultura todo el conjunto de reglas, pautas y tradiciones que aprendemos, que no son innatas.



El acto central de la Semana Santa y de la hermandad es la procesión. Las procesiones tienen su origen en la representación de los triunfos militares romanos. Esta siempre ha tenido un significado muy especial tanto en su vertiente civil, militar o religiosa, siendo ésta última la que más arraigo tuvo en el pueblo. La procesión desde la cruz de guía hasta el último penitente convierte a la calle en iglesia. El origen de las procesiones de Semana Santa hay que buscarlo en la Edad Media, pero va a ser después del Concilio de Trento (1544-1563) y sobre todo en la Contrarreforma (el movimiento religioso del siglo XVII que lucha contra la extensión del protestantismo) cuando estas procesiones se consoliden en la vida española y andaluza. 



En Casas Viejas también aparecen en el siglo XVII. Pero estas procesiones iniciales no estaban unidas al carácter urbano típico de estas manifestaciones populares, sino que se realizaban por una serie de casas aisladas y dispersas, propias del tipo de poblamiento de esta época. Tenemos datos de que en el siglo XVII ya procesionaba la Virgen de los Dolores por la zona y  el Cristo de la Yedra que tenía cofradía y romería en un domingo del mes de mayo por las campiñas del contorno desde 1670, a cuya imagen sustituye el Cristo existente hoy en ella, llamado del Perdón,  del escultor sevillano Francisco Buiza Fernández en 1952.



Coincidiendo con la formación del pueblo la procesión se consolida con el carácter que tiene en la actualidad. La fuentes escritas nos hablan  de que a finales del siglo XIX y principios del XX, durante la Restauración se hacen procesiones por Semana Santa en Casas Viejas. Un acta capitular de esa fecha  de 9-4-1900 que dice “Se acordó contribuir con veinte y cinco pesetas a los gastos que ocasionen las procesiones que en la Semana Santa tengan lugar en la Aldea de Casas Viejas… a favor del cura de dicha aldea Don Diego Fuentes Bermudez”. La talla de Jesús Nazareno fue donada en 1910 por Nicolasa Vela Pérez-Blanco  y fue instalada en  la antigua ermita aquella que las fuentes hablan desde 1555. Nicolasa era hermana de Antonio e hija de Juan Vela, los grandes propietarios del pueblo en aquel momento. Las causas de que se optará por la imagen de  Jesús Nazareno hay que buscarla en el hecho de que en él se concetraba en Andalucía  una mayor devoción y arraigo popular partiendo de la base de que el pueblo se identifica de una forma más próxima con ese Dios sufriente y caminante. Además el hecho de que en la vecina y pujante Medina (la metrópoli) era esta hermandad la que más presencia tenía. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV