headerphoto

15 aniversario del Pajarito

Por el Facebook de Encarna Quijada me entero de que ayer celebró El Pajarito su 15 aniversario como bar abierto al público. Busco en su Facebook fotos y me encuentro este texto: “Hoy el Pajarito está de celebración y es que cumplimos nada menos que ¡¡15 años!!  Además queremos que sepáis que esto es solo el comienzo de todo un año de celebraciones... Esta noche por lo pronto os esperamos para brindar ¡¡por muchos años más!! Feliz cumpleaños Pajarito".

Pero la historia del local se remonta mucho más atrás que estos 15 años los cuales Antonio Quijada lleva regentando este bar. Las primeras noticias que yo tengo de él son de julio de 1936, cuando era sede de UGT y del PSOE y los falangistas de Medina encabezados por Diego García Alzugaray, representante de la asociación de propietarios de Medina y dueño de Charco Dulce, (que había sido arrendado por el IRA para una Comunidad de Campesinos) asaltaron el local. Juan Pinto se lo contaba de esta forma a MIntz: “Cuando saltó el movimiento vino Alzugaray y le metió dos o tres culatazos a la puerta, para romperla. Y el amo le dijo hombre aquí tiene usted la llave, para qué hay que romper la puerta. Es cojo, se dio una vuelta y se metió en su casa. Como la casa era suya y el centro socialista estaba ahí. Y los fascistas, Alzugaray que era el amo de Charco Dulce, vino con la culata del fusil y le metió a la puerta para abrirla, llevarse los libros y coger lo que había ahí”. 



No tengo más datos, me alegraría si esta entrada facilita algunos más, hasta que en 1962  Manuel García Sánchez le alquiló el local a la familia de Alonso Pipas para montar un bar en él. Manuel Melón, trabajaba en el bar Resbajón con Antonio Moguel y junto con este se atrevió a montar este nuevo negocio en uno de los lugares más céntricos del pueblo. Después rompería la aparcería con Antonio Resbalón y lo llevaría sólo. 



Hasta que en 1969 se lo traspasó a Luis Cepero. El bar se llamaba la Ronda. Este lo regentó desde esa fecha hasta 1979 que lo cerró. Cuenta que se vendía mayoritariamente vino, por arrobas, y que durante la semana había poco consumo. Iban muchos jornaleros y encargados a reclutar trabajadores para los latifundios cercanos. Durante el fin de semana si había más negocio. Allí se bromeaba, se transmitían los últimos chismes y noticias del pueblo, se mentía, se relacionaban unos hombres con otros, en definitiva, se socializaban. 



En el año 2000 abrió de nuevo el bar Antonio  Quijada Rodríguez. Desde entonces ha sido uno de los referentes de la juventud del pueblo, no sólo porque a él acude un sector importante de ella, sino porque se ha especializado en otro tipos de actividades como cine, música, carnaval, fiestas temáticas, fiesta de la independencia… Pese a que el centro ya no es lo que era, ni la calle Medina, ahora Independencia, tampoco, este lugar sigue ocupando la misma centralidad que siempre. A un servidor que le gusta la tradición, bien entendida, y las cosas de toda la vida, también bien mirada, se alegra de que este bar cumpla 15 años en su nueva etapa y que lleve adaptándose más de 100 años a los distintas etapas de la historia de Benalup-Casas Viejas con distintos usos y aprovechamientos. Pero siempre en un lugar central, en un sitio importante de Casas Viejas. En el centro. 



Por ello me ha parecido oportuno regalarnos este post, pero sobre todo, compartiendo con vosotros los datos que tengo, y que espero ampliar, y las fotos. Está claro que tenemos lo que sabemos. Lo dicho, felicidades y enhorabuena. Y que nos sigamos leyendo en los blogs y viéndonos en los bares por mucho tiempo.



Las fotos que no aparecen su autor son del facebook. 

0 comentarios: