headerphoto

Presentación en Casas Viejas de La Justicia del Terror


El domingo 25 a las 12 de la mañana José Luis Gutiérrez Molina presenta su libro La Justicia del Terror en el pub el Tato. Gracias a las investigaciones que este hizo para este libro y a su tremendo estudio en el archivo militar de la Segunda Región en Sevilla, han llegado a nuestro poder miles de folios donde se explica la Guerra Civil en Casas Viejas. 

Apellidos, Nombre
Locali-dad
Profe-sión
Años
Filia-ción
Consejo de Guerra
Senten-cia
Cornejo Bancalero, José 
Casas Viejas
campo
24
UGT
Medina S. 17.6.1937
12 años
Cornejo Bancalero, Sebastián
Casas Viejas
campo
27
CNT
Medina S. 17.6.1937
12 años
Cornejo Delgado, Antonio
Casas Viejas
campo
56
CNT
Medina S. 17.6.1937
12 años
Cortabarra Vera, Sebastián
Casas Viejas
campo
26
UGT
Medina S. 17.6.1937
12 años
Fuentes Luna, Julián
Casas Viejas
Campo
24
CNT
Medina “. 17.6-1937
Sobreseido
Lino Reyes, Jose
Casas Viejas
Campo
20
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
Absolución
Moreno Cabeza, Manuel
Casas Viejas
Campo
46
CNT
Medina Sidonia 18-6-1937
12 años
Moreno Cabezas, Fco.
Casas Viejas
Campo
24
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Moreno Estudillo, José
Casas Viejas
Campo
24
CNT
Medina Sidonia 18-6-1937
12 años
Moreno Peña, Cristóbal
Casas Viejas
Campo
39
CNT
Medina Sidonia 18-6-1937
12 años
Juan Pérez Franco
Casas Viejas
Campo
26
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Pino Rodríguez, Juan
Casas Viejas
Campo
46
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Rodríguez Pérez-Blanco,
Ricardo
Casas Viejas
Industrial
59

Cádiz, 1.9.1937
Absolución
Romero Vera, Fernando
Casas Viejas
Campo
25

Medina Sidonia 18-6-1937
12 años
Sánchez García, Fco.
Casas Viejas
Campo
51
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Toro Domínguez,
Cristóbal
Casas Viejas
Campo
46
CNT
Medina Sidonia 18-6-1937
12 años
Vargas Casas, Francisco
Casas Viejas
Campo
25
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Vera Moya, Manuel
Casas Viejas
Campo
30
CNT
Medina Sidonia 17-6-1937
12 años
Jiménez Fernández, Juan

Casas Viejas
Vendedor ambulante
32
CNT
Medina S. 18.6.1937
12 años
López Arjona, José
Medina Sidonia
Campo
30

Medina S. 17.6.1937
12 años

De la Guerra Civil en Casas Viejas se sabía muy poco. Algunas ideas sueltas que le cuentan a Mintz sus informantes, pero dentro de sus investigaciones sobre los Sucesos y poco más. José Luis Gutiérrez Molina me ha pasado más de cincuenta sumarios casaviejeños que participaron en la zona republicana y que al volver ingresaron en la cárcel y luego fueron juzgados. Gracias a estos sumarios disponemos de una gran cantidad de información que me permitió en su día hacer una serie sobre la Guerra Civil en Casas Viejas para este blog. De ellos veinte lo fueron en 1937. 




Cerca de 100 casaviejeños huyeron a la zona republicana en el 36. El motivo es claro, el miedo a las represalias, el antecedente de los Sucesos y el hecho de que la falange comunicó que todo el que hubiera participado en los Sucesos se dirigiera al cuartel de Medina. De ellos 19 son juzgados el 17 y 18 de junio en Medina Sidonia. Se trata de las personas que después de la caída de Málaga en febrero vuelven al pueblo e ingresan en la cárcel. Cuatro meses estuvieron esperando juicio. Se trata de los menos implicados políticamente, pues los que habían sobresalido más se adentran en la zona republicana tras la caída de Málaga a través de Almería, tras atravesar la famosa carretera de la muerte. Traen salvoconducto dado por la falange en Marbella, Campanillas o Málaga y aducen que tenían muchas ganas de volver a casa y que les dijeron que ya no les iba a pasar nada. Se les acusa de “auxilio a la rebelión”,  no de adhesión ya que aunque se adentran en la zona republica, viven de su trabajo en el campo y no participan en batalla alguna o tareas del ejército republicano. Por eso la sentencia es: “FALLAMOS que debemos condenar y condenamos a los procesados paisanos Francisco y Manuel Moreno Cabezas, “Rompemontes”, Sebastián Cortabarra Vera, “El Sereno”, Juan Pérez Franco,  Pata de Paño, Manuel Vera Moya y Antonio Cornejo Delgado… Sebastián y José Cornejo Bancalero,  Francisco Sánchez García, Juan Jiménez Fernández, Cristóbal Toro Domínguez… a la pena de doce años y un día de reclusión temporal y a las accesorias de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y al pago de las responsabilidades civiles derivadas del delito que se sanciona…” 



De los once diez habían estado en la cárcel en el 33 por su participación en los Sucesos y ocho en el juicio a los campesinos en junio de 1934. A Cristóbal Moreno Peña y Juan Rodríguez del Pino los condenan a dos años más, catorce, pues al trabajar en la construcción de refugios antiaéreos en Málaga se les condena por un delito de adhesión a la rebelión. A José López Arjona y José Lino Reyes se les absuelven estando en la cárcel solo seis meses, el tiempo que duró el juicio. José Lino Reyes consigue la absolución gracias a que su mujer Francisca Monroy declaró que fue ella quien se lo llevó a la zona republicana. En la absolución de José López se vuelve a ver como la Guerra Civil fue un segundo acto de los Sucesos de Casas Viejas. El juez debido a que no había participado en estos y a los informes buenos dados por sus patronos concede “valor a su afirmación de que fue sorprendido por una patrulla marxista y conducido por esta a la zona enemiga en contra de su voluntad”. En el caso de otros imputados que exponen la misma razón no se admite dicho argumento ya que “sus antecedentes extremistas dan poco crédito a su versión que tampoco justifica”, porque son de “ideas extremistas y estuvieron complicados en la sedición de Casas Viejas”. Al año de terminar la Guerra Civil se les conmuta la condena de 12 ó 14 años por la de cuatro años de prisión menor, saliendo de la cárcel a finales de agosto o principios de septiembre de 1940. Estuvieron, por tanto, tres años y seis meses, primero en la cárcel de Medina, luego unos fueron enviados a la de Sanlucar de Barrameda y otros a la de Jérez. 



De los 20 sumarios de 1937 15 están afiliados a la CNT, sindicato de masas en aquel momento y mayoritario en la comarca, sobre todo en Casas Viejas. Solo dos casos pertenecen a la UGT. De los 20 18 trabajan en el campo, uno vendedor ambulante y otro industrial, el caso de Ricardo Rodríguez Pérez Blanco, propietario del bar de la plaza y cuyo sumario no guarda ninguna relación con el resto. Ya que se trata de un ajuste de cuentas entre diversas facciones del bando vencedor y es un caso especial de cómo la escasa clase media de Casas Viejas, progresista en la II República mayoritariamente, consigue integrarse en el sistema franquista en la postguerra. Para la mayoría la postguerra fue muy dura.  Cuatro mueren en las cárceles franquistas; Manuel Vera Moya y Sebastián Cortabarra en 1939,  Juan Pérez  Franco en 1941 y Cristóbal Moreno Peña en 1947 mientras estaba encarcelado acusado de colaboración con los maquis. Antonio Cronejo Delgado se suicidó después de pegarle con su bastón a un personaje importante del pueblo, ante el miedo de volver a la cárcel. José Lino Reyes volvió a la guerra, a la zona republicana y de nuevo conseguiría burlar a la justicia franquista, en los sesenta emigran a tierras valencias, el mismo lugar donde terminaron otros como Manuel Moreno Cabezas o José Moreno Estudillo. Ya se sabe que aunque la causa fundamental del éxodo rural de los sesenta fue económica, subyacía un sustrato político. Otros como Francisco Vargas Casas fueron continuamente acosados hasta terminar de nuevo en la cárcel y luego en la emigración, en este caso en tierras sevillanas.



Todos ejemplifican el fin de un tipo de sociedad y el principio de otra. Si a este ambiente, le unimos las condiciones económicas creadas por el aislamiento y el fin de la guerra en los años cuarenta, los años del hambre, comprenderemos porque se ha calificado la década de los cuarenta como una donde las condiciones de vida han sido más duras de la historia de España.  Se acabó la familia fruto del consenso y del libre albedrío, siendo sustituida por el viejo concepto de familia católica, apostólica y romana. Casos como el de Ricardo Rodríguez o Jose Lino Estudillo se vieron obligados a casarse obligatoriamente por el rito católico. 



Gracias a las investigaciones de José Luis Gutiérrez Molina para el libro La Justicia del Terror que se presenta el domingo 25 a las doce de la mañana en el Tato podemos conocer una parte tan importante de nuestra historia como es la Guerra Civil, que tanto marcó la historia de este pueblo. Tuvimos la gran suerte que nos pasara los sumarios que él estaba estudiando. "Todo lo que sabemos lo sabemos entre todos”, dijo un campesino andaluz, analfabeto, a Juan de Mairena, personaje creado por el poeta español Antonio Machado. Ha sido gracias a esa generosidad, gracias a su tendencia a compartir, a sumar por la que nos hemos adentrado y conocido un poco más en nuestra historia. Como dice el mismo autor en el libro que va a presentar: “No es agradable meter la nariz en tanta podredumbre. Pero creo que es necesario. Una sociedad no puede vivir encerrada en una habitación tan maloliente”



Y es que no sólo perdieron porque estuvieron injustamente dos veces en la cárcel, la mayoría, sino que además fueron condenados por tercera vez al silencio, al olvido. 78 años después de aquellos injustos juicios José Luis Gutiérrez Molina va a presentar en el Tato, en Casas Viejas, el 25 a las doce el libro La Justicia del Terror. Nos vemos en los bares y nos leemos en los blogs.

0 comentarios: