Los participantes de los Sucesos de Casas Viejas. Gallinito. 2

En la fotografía los hermanos Cabañas Salvador; Adela, Nicolasa, Matilde y Antonio.

Antonio Cabañas Salvador nació en Benalup  en 1905 y murió en Pozo Blanco en la Guerra Civil, el 8 de mayo de 1937, siendo el único de los que participaron en los Sucesos que murió en la Guerra Civil y además en el transcurso de una acción militar. Es uno de los personajes más famosos de los Sucesos de Casas Viejas. Al igual que Seisdedos o la Libertaria se ha convertido en uno de los mitos de estos Sucesos. Conocemos algunos datos que nos pueden ayudar a situar el personaje.
Siendo joven marchó a vivir a Cádiz, donde residió hasta  1931,  en la calle Pi i Margall (una parte de los Callejones en el Barrio de La Viña). Allí entra en contacto con el anarquismo. Su familia cuenta que: “Era un hombre que sabía mucho de lectura, en su casa tenía un baúl lleno de libros, de todos los temas de política y sus hermanos decían: “Antonio, déjate de política, que lo único que te puede costar es la vida”, y él le contestaba a sus hermanos: “Mi pellejo no va a servir en aceite”. Decía Mintz: “Gallinito destacaba entre sus compañeros por su fervor revolucionario… Estaba dispuesto a adoptar todas las virtudes del obrero consciente, incluso el vegetarianismo”. En 1931 es acusado de la colocación de una bomba en las ventanas del Gobierno Civil, lo que hoy es la Diputacion. Tras este incidente en 1932 regresa a Casas Viejas donde participa activamente en la organización y funcionamiento del sindicato de oficios varios de adscripción cenetista. Gallinito, pertenece con Pepe Pilar o Manuel Quijada al grupo de las juventudes libertarias. Novio por esa época de María la Libertaria ejerce de padrino, protector y maestro del grupo femenino anarquista "Amor y armonía", formado por María y Catalina Silva, sus primas y amigas. 




En los Sucesos va a tener un protagonismo especial, pues va a liderar la facción más radical del sindicato de los invencibles de Casas Viejas, que al final se impuso, partidaria de proclamar el comunismo libertario el 11 de enero, en contra de la opinión de los más veteranos como Monroy, Sopas, Villarrubia o Curroestaca que no eran partidiarios de ello. De hecho al hacerse con la carta que trajo Ossorio de Medina convocando la huelga lidera todo el movimiento revolucionario. La sentencia lo consideró el líder del movimiento y lo condenó con la pena de prisión más alta de todos los enjuiciados; seis años. En el sumario del juicio de junio del 34 aparece: “ Antonio Cabañas Salvador (Gallinito).- Secretario del Sindicato, principal dirigente del movimiento, en unión de Juan Sopas. Excitó y organizó la rebelión, repartió armas y municiones y mandó al alcalde para que se rindiera el puesto de la guardia civil. Comprendido en el artículo 253 del Código de Justicia Militar”. 



Como la mayoría de los que habían participado en los Sucesos, antes que presentarse en Medina como les habían ordenado, cuando saltó la Guerra Civil se alistó en el bando republicano. Huyeron por la Sauceda a Jimena, después Málaga y cuando está se perdió en febrero del 37 pasó al frente de Pozoblanco. Rápidamente lo nombraron oficial. Allí, en compañía de su cuñado, de Sardiguera, de Juan Sopas, de Pedro Moya Paredes y de otros benalupenses le sobrevino la muerte. El periódico Solidaridad Obrera dice en su edición de 21 de junio de 1938: " El soplo ideal de estos caídos calentará un poco todas las mañana los cerebros de otros hombres, hasta que llegue el día de la liberación definitiva y los ciudadanos sean capaces de regirse por ellos mismos, sin necesidad de tiranos que les opriman...ANTONIO CABAÑAS SALVADOR.- Natural de Casas Viejas, Cádiz. MURIÓ por la Libertad el día 8 de Mayo de 1937, a los 31 años. Los hombres libres te recuerdan."   



La mayor parte de la familia de los Gallinitos reside en Benalup-Casas Viejas, pero también la hay en Cádiz. Siempre me ha llamado la atención como el gen dominante se transmite de generación en generación. Hay una serie de rasgos físicos que no se pierden nunca. Es una de las familias más numerosas del pueblo y además de algunos aspectos físicos, mantienen con orgullo el apodo. El mote familiar de los Gallinitos dicen que procede de una anécdota que le pasó a la abuela de  Antonio. Cuentan que era muy bajita, pero muy bonita y que un día que estaba barriendo la puerta de su casa, unos  muchachos que pasaron por allí dijeron: “mira que cosa más bonita, si parece una gallinita” y desde entonces se le quedó el mote. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV