headerphoto

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. IV.- La razzia de las siete de la mañana. 5. Los muertos de la calle Medina.

En la foto de  Serrano, Sebastiana Reyes Benítez, José García Cruz y Dolores Benítez Sánchez.
La patrulla comandada por el teniente  Sancho Álvarez y con Manuel García Rodríguez como Guardia Civil local y  los guardias de asalto Julián García Ginaber, Salvio Ribagorda Gómez o Diego Pérez Pérez...  bajaron por el callejón de la Rica hasta la calle Medina. Allí detuvieron a Juan Grimaldi Villanueva, José Utrera Toro "El Ronquio"  y fueron a la casa de Juan  Pinto González; huido éste, se llevaron a su hermano Manuel que en nada había participado y por último en la parte norte de la calle Medina en un callejón se llevaron a los hermanos García Benítez y a su tío Manolete.
Los presos que luego van a ser asesinados en la corraleta de Seisdedos responden al mismo esquema que los de la calle Nueva. Van a ser hombres que no han participado en los hechos del día anterior, pero que pertenecen a familias del ámbito anarquista y que alguno de sus familiares si ha tenido cierto protagonismo



20.- Manuel Pinto González nacido en 1893. No había tenido ninguna participación en los Sucesos, su hermano Juan si era militante del sindicato aunque sin mucha significación. Este vivió toda su vida con esta angustia, pensando que el que debería haber muerto era él. Manuel Pinto estaba soltero y era jornalero de profesión. Como la mayoría de estos doce, vivía en la calle Medina 52, con su madre María González Cantero. Su padre se llamaba Alfonso Pinto Galindo.




21.- José Utrera Toro “El ronquito” nacido en 1908, estaba enfermo de tuberculosis, de ahí su mote, pero ello no fue obstáculo para que se lo llevaran detenido, pese a los ruegos de su madre María Toro Pérez viuda de 40 años. Su padre era Juan Utrera Barrera. Tampoco había participado en los hechos del día anterior, aunque su familia pertenecía al ámbito del anarcosindicalismo. María Toro, María Cruz (esposa de Juan Silva) y Salvador Barberán fueron los tres únicos familiares que se presentaron como acusación en el juicio contra Rojas. María Toro, dos años después en 1935, empezó un matrimonio consuetudinario con Juan Estudillo, el antiguo tesorero y gran ideoólogo del sindicato en Casas Viejas. 



22.- Juan Grimaldi Villanueva “el turco-japonés” nacido en 1901. Era hijo de María Villanueva Garcet y Francisco Grimaldi Bernal,  fue sacado de la choza junto con su padre de setenta y dos años, pero a este le dijeron que se fuera y mataron al hijo. No había participado en nada pero los guardias fueron en busca de su hermano Gabriel Grimaldi Villanueva que sí lo había hecho, al  no encontrarlo se lo llevaron a él. Gabriel entró después en la cárcel, muriendo en el 38 al caérsele el tejado de la choza donde dormía, con su compañera Carmen y su hija Mari Paz, ambas salieron ilesas del accidente.



23, 24, 25.- En la calle Medina en el número 31, en un pequeño callejón, hicieron las tres últimas detenciones, la de los dos hermanos Juan y Manuel García Benítez, sobrinos de Manuel Benítez al que también detuvieron.  Los guardias de asalto se llevaron al compañero de Sebastiana, Manuel Benítez Sánchez y a dos de sus sobrinos que vivían en la choza de al lado. Días más tarde serían detenidos Antonio Lino Reyes y Sebastiana Reyes, a ésta  la acusaron de encubrir a su hijo. 



23. Manuel Benítez Sánchez, Manolete nacido en 1887. Lo mismo que la inmensa mayoría de los que murieron en esta razzia no había participado en los Sucesos. Manuel Benítez Sánchez también se encontraba enfermo, como el Ronquio o Zorrito. Su mujer Sebastiana Reyes, les dijo a los guardias que la escopeta que encontraron llevaba diez años sin ser utilizada. Se lo llevaron al mismo tiempo que a sus sobrinos Juan y Manuel García Benítez que vivían en la choza de al lado. Al notar que estaba enfermo lo dejaron sentarse en un poyo en la corraleta de Seisdedos, allí lo mataron. Dejo ocho húerfanos, tres hijos de su compañera Sesbatiana; Antonio (22 años), Juliana (21) y José (17) Lino Reyes y cinco de su  relación de ese momento; Juan (14), Barbara (12), Isabel (6) y Manuel (2) Benítez Reyes




24 y 25. Manuel y Juan García Benitez. Manuel había nacido en 1912 y su hermano Juan dos años antes. Fueron sacados de su domicilio por la patrulla de Asalto que guiaba el guardia civil Manuel García y el teneiente Sancho.  Su padre era José García Cruz. La madre, Dolores Benítez Sánchez, daba voces como loca protestando y suplicando a un tiempo; al escuchar este griterío, salió de la choza inmediata donde vivía, su hermano Manuel, al que unieron con sus sobrinos y los tres fueron fusilados
En la fotografía Juan García Benítez en el servicio militar




0 comentarios: