headerphoto

La tierra para quien la trabaja, según Pepe Pareja

La estructura de la propiedad concentrada y basada en el latifundio clásico, aquel que se moderniza poco pues se basa en una mano de obra barata y dócil y que explota la tierra de una forma extensiva, es para Mintz uno de los problemas básicos de esta zona. Al inicio del segundo capítulo, las clases sociales, del libro los anarquistas de Casas Viejas lo plantea: "La baja nobleza y la burguesía, los cuales habían comprado tierras después de la parcelación de las propiedades de la Iglesia y del estado a mediados del siglo diecinueve. El número de estos grandes propietarios era reducido. En 1914, aproximadamente más de la mitad de los cincuenta y cuatro mil hectáreas que componen el municipio de Medina Sidonia eran poseídas por sólo veintidos hombres, algunos de los cuales también tenían otras propiedades en otras partes".
El asunto lo aborda Mintz en una entrevista con Pepe Pareja el 26 de mayo de 1966. Este empieza definiendo  a los latifundistas y como esta estructura es la base de la lucha de clases en el campo.
"P.P.- Porque hoy toda esa clase media ha sido absorbida por los capitalistas. De modo que por eso estos capitalistas se pueden llamar latifundistas. Porque cuentan con muchos terrenos que se llaman latifundios. Ese es el malestar del mundo entero. Por eso esto lleva una violencia de lucha que esto tendrá algún día, lo conozca quien lo conozca, que tener una transformación, porque así no se puede vivir. Pues todo son luchas y a última hora no se hace nada". 



Mintz pregunta sobre las alternativas que percibía el obrero para mejorar sus condiciones de vida dentro de la sociedad injusta y pobre que generaba el modelo tradicional de latifundismo. Entonces Pepe Pareja formula el viejo principio de la tierra para quien la trabaja. Es muy signficativo la muletilla "se ha dicho siempre" que indica como era una idea aceptada por el campesinado andaluz y como las causas y los argumentos los busca en hechos naturales, en concreto en las condiciones de igualdad en las que todos nacemos.



J.M.- En aquella fecha cuando un el obrero miraba al mundo le parece mal, lleno de egoísmo, qué pensaba en aquella fecha el obrero consciente que deseaba cambiar el mundo, en qué manera seria posible cambiar el mundo, hacer el mundo más noble
P.P.- El obrero agricultor pensaba en que el nacimiento de las personas nadie traía en sus espaldas un pedazo de tierra y nada de eso. El planeta tierra es para todos los seres vivientes. De modo que por eso razón como nadie en su nacimiento trae en su espalda tierra, pues la tierra, se ha dicho siempre, para quien la trabaja. No para aquel que no la trabaja, apoderarse de ella por una ley que está legislada. De modo que los demás que no se pueden apoderar de tierra se quedan deseherados por completo e incluso pues no pueden pasar por donde sea preciso de pasar, porque dice eh que eso es mío para eso le pago al estado x pesetas, de modo que eso es mío y usted fuera de ahí. Eso el planeta tierra no debiera estar así, pensaban estos sindicalistas. Sino que el planeta tierra fuera libre para la producción, para crear desde luego los alimentos que necesitan las poblaciones civiles y no para criar insectos y criar na más que maleza, porque no está laboreada, ni preparada, ni nada". 



Pepe Pareja utiliza en esta argumentación una serie de principios que los repite siempre, la necesidad de la explotación intensiva y racional de la tierra, ligándola siempre a principios naturales  y a conceptos claves como el de la libertad. Es curioso como todavía no permite identificarse como anarquista o campesino con ideas, intentando distanciarse de ellos, al menos en la presentación de sus ideas. Pero si comparamos sus ideas sobre estos temas con otros informantes de Mintz como Juan Pinto su adscripción ideológica queda, pese a sus esfuerzos en estas primeras entrevistas, clara.


El tema de la estructura de la propiedad de la tierra de esta zona y su apropiación por unos pocos marca la vida de la zona desde su inicio hasta la actualidad. El pueblo se formó con una población de aluvión que venía atraída por el trabajo que podían ofrecer los recién creados latifundios, luego se fue consolidando con la gente que se quedaba tras venir en verano a segar, ya que el modelo de explotación de la tierra necesitaba de estos segadores o "sopacas". Luego marca todo el problemático siglo XX, con los Sucesos y la Guerra Civil incluido. Y aunque la crisis de la agricultura tradicional pareció resolvernos el problema, casos como el furtivismo, o el hecho de que no se puedan poner en valor recursos como las cuevas del Tajo de las Figuras, el Monasterio del Cuervo o el patrimonio natural de la zona nos demuestran que no fue así. Proudhon lo dijo en 1840: "la propiedad era un robo". Ese es la influencia que recoge Pepe Pareja y la integra en su pensamiento.


latierraparaquienlatrabajapepeparejabuenisimo.mp3

0 comentarios: