headerphoto

Inauguración del ECCV

La verdad que es más fácil escribir cuando se aprende o se critica que cuando las cosas salen como deben salir. Mucha gente, variada y con interés, en la inauguración. Una gran alegría que un tipo de acto como este concentre a este numeroso público. Los tiempos cambian. El centro, aunque con algunos fallos, muy presentable y teniendo las ideas claras. Era un centro para las víctimas y así lo es. Ya hay un espacio para quien pregunte por los Sucesos y ya está claro que no es tabú hablar de ellos. Las víctimas, los protagonistas tienen el lugar que hace mucho tiempo debieron ocupar. Eso es lo importante, lo que importa. 
Quiero escribir algunos post sobre las distintas partes del centro por si a alguien le hace falta o quiere conocerlo más en profundidad, pero hay dos partes que me han encantado. El audiovisual; magnífico. Con un texto riguroso, con unas fotografías del pueblo que contextualizan perfectamente, con unas fotografías de los personajes que nos permiten pornele cara a los protagonistas y con unas ilustraciones soberbias.  Y las tablets, con mucha información y con más de cincuenta fichas de personas de Casas Viejas. 



En las cruces de Granada se suele poner junto a las flores un pero y unas tijeras. Dicen que es para cortarle la lengua a quien pone peros. Hoy no pongo peros, ni manzanas. Mañana será otro día. Personalmente, hemos colaborado con lo que la empresa o ya una amiga, nos ha pedido. Satisfecho de la decisión,  de la experiencia, de lo aprendido y de lo ganado. 



Por cierto, no me gusta salir en las fotos (ni hacer post tan personales como este), pero José Luis y yo nos quisimos hacer una foto  para dedicársela a nuestro amigo Cecilio. ¡I wish you were here! ¿Y el 25?. Nos vemos en los bares y nos leemos en los blogs. 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

"Estaba con vosotros, enmedio para no perder la
costumbre, y me alegro por vuestra alegria. No tardará mucho tiempo en
volver a darme una vuelta por ese solar de memoria"
Cecilio Gordillo