headerphoto

Andrés Múñoz, el torero de Casas Viejas

Andrés Muñoz Ladrón de Guevara, había nacido en 1907, vivía en la calle Nueva número 2, lo que hoy  es calle Doctor Rafael Bernal. Su madre era Manuela Ladrón de Guevara. Casado con Isabel Fernández Armenta, tenía un hijo Juan Manuel y era el segundo hermano mayor de un total de seis (José, Mercedes, Francisco, Ana María y Teresa). A finales de la segunda república se significa políticamente y entra a militar en la Falange Española, ocupando el puesto de Secretario local.
Dice Mintz en Los anarquistas de Casas Viejas: “En Casas Viejas había un pequeño grupo de hombres, unos veinte aproximadamente, que se alistaron a la Falange. La mayoría eran miembros de la clase media, pero también entre los recientes conversos había unos pocos obreros especializados e, incluso, dos o tres campesinos entre los nuevos convertidos. A juzgar por los informes, los motivos de los miembros, como en toda organización eran diversos: algunos se unieron por poder y prestigio; otros por provecho; y, otros, en busca de emociones y de una oportunidad de estar en el bando victorioso. Es imposible saber con certeza en qué acciones- si es que participaron en alguna- participaron…Andrés Muñoz era un falangista. Tenía capital. Tenía tierras y 100 vacas”. 



No participó directamente en las primeras acciones represivas que hubo en Casas Viejas recién iniciada la Guerra Civil. Era costumbre que en los pueblos pequeños estas fueran realizadas por fuerzas de la falange pero de los pueblos vecinos. En nuestro caso fue la falange de Medina Sidonia la que mató a Benio, Francisco Guineas y Francisco Fernández, la que asaltó la sede de los sindicatos UGT y CNT o la que buscó para llevarse a Suárez Orellana y otros destacados dirigentes socialistas, republicanos y anarquistas.



Andrés Muñoz era un personaje singular, producto de aquella época. En la prensa aparecen varias noticias suyas como torero. En El Noticiero gaditano el 27-6-1930 dice: 
Este valiente novillero, que después de haber actuado en varias plazas de la provincia, y además ha tomado parte en dos festivales en la bonita plaza de la Pañoleta, Sevilla, nos cuentan de él que es un torero fácil, domina todas las suertes, con gran valor, se halla actualmente en el campo entrenándose para cumplir compromisos con las empresas de San Fernando, Jerez, Algeciras.
Dicho diestro se ofrece desinteresadamente a nuestra empresa, para poder actuar en una de las novilladas económicas que se proyectan, dado el deseo de la afición de Benalup de Sidonia, lo contraten en esta plaza para poder premiar con el benepláctio de todos, el éxito del paisano”. O esta otra del Noticiero Gaditano el 1-4-1933: "Mañana domingo actúa en la plaza de toros de Algeciras, alternando con Andrés Muñoz, de Casas Viejas, el novillero isleño Pedro Gutiérrez (Tate) 



Una crónica del  Diario de Cádiz de 5 de mayo de 1937 nos lo define como el Torero de Casas Viejas "El próximo domingo 9 tomará parte en el magnífico festival benéfico que ha de tener lugar en la plaza de toros de Cádiz el valiente novillero Andrés Muñoz, que goza de tan merecido renombre en la afición. Andrés Muñoz, que actualmente es jefe local de la Falange Española de Benlaup de Sidonia, al conocer que se organizaba el espectáculo taurino en nuestra plaza y que parte de su producto iba a dedicarse a la Falange se ofreció desinteresadamente a la Comisión organizadora, que hubo de aceptarlo en el acto, conociendo la valía del torero de Casas Viejas, como es conocido por lejanas plazas como la de Zaragoza, en la que actuó hace dos temporadas en más de una ocasión, con extraordinario éxito. Andrés ha participado en cuantas operaciones de tienta se han efectuado en las ganadería de esta región, y a no ser por las circunstancias actuales, es seguro que en la temporada pasada hubiese logrado dar el estirón – no de cuerpo, que no le hace falta-, colocándose en lugar de los más destacados en la profesión, por la que tanta afición siente y tan excelentes cualidades reúne. La actuación de Andrés Muñoz, en nuestra plaza ha caído de pie, como vulgarmente se dice; esto es, que ha sido muy bien acogida por la afición. Tenemos noticias de que de Chiclana, Medina y Casas Viejas han de venir bastantes aficionados a verle torear. Que él éxito le acompañe es nuestro deseo".



Dos meses más tarde, en julio de 1937 nos lo encontramos como principal acusador del propietario del bar de la Alameda Ricardo Rodríguez Pérez Blanco. Es el jefe local de la falange de Benalup de Sidonia y como tal es el encargado de establecer un control férreo sobre la política local. Pero, como vimos en este affaire no triunfan sus posiciones, ni las de la falange, que son duras y radicales, sino las de un grupo que se iría haciendo progresivamente con el poder local en el pueblo compuesto por el alcalde pedáneo Baltasar Alcantara, el cura Padre Muriel, el industrial Juan Pérez Blanco y algunas personalidades que habían pertenecido al bando republicano pero que se adaptan a las nuevas circunstancias y otras pertenecientes a las familias de los grandes propietarios del pueblo. Este grupo se caracterizó por sus posiciones moderadas y consiguió que el paso de la República a la dictadura fuera los menos cruento posible.



Andrés Muñoz Ladrón de Guevara murió en Sevilla en un altercado de bar, relacionado con temas femeninos. Las noticias que hay sobre el tema son imprecisas. Mintz en Los anarquistas de Casas Viejas dice: “Lo mataron poco después en Sevilla de un golpe en la cabeza con una botella”.  Dice así un escrito recibido en al Ayuntamiento de Medina con fecha 4-6-1941: “Para que en tránsito de justicia sea entregado al Sr. Juez de Instrucción nº 5 de Sevilla adjunto le remito una cartonera conteniendo un sombrero de ala ancha de fieltro negro que usó el vecino de esta Ciudad Andrés Muñoz Ladrón de Guevara y que ha entregado su viuda Isabel Fernández Armenta como pieza de convicción”



A Manolo Cepero le llegó su foto y la arregló vía photoshop. A mí me ha parecido oportuno publicarla en este blog, junto con una semblanza de lo que conocemos sobre sus vivencias. Una vez me lo definieron como “amante del vino, las mujeres, los toros, la “juerga” y falangista”, la foto ha hecho que le ponga cara al tópico, además si le añado "un sombrero de ala ancha de fieltro negro" cuadra todavía más. Independientemente de eso me parece que es un personaje histórico perteneciente a una época violenta, visceral y radical, donde en una misma familia, como fue en su caso, había hermanos que militaban en opciones políticas totalmente opuestas. 

0 comentarios: