Entradas

Mostrando entradas de junio 1, 2014

La campiña. El pueblo. II.- Formas de vida tradicional. II.1.- Economía. los huertos. 4

Imagen
Los hortelanos, pequeños propietarios, estaban situados unos puntos más arriba en la escala social del pueblo que los jornaleros. Estas pequeñas explotaciones no tenían una excesiva rentabilidad, pero permitían una condición muy valorada en la sociedad preindustrial  benalupense; no depender de nadie, trabajar en sus tierras, no estar bajo los caprichos y vara de mando de los “señoritos”.

Los judíos y el antropólogo inocente

Imagen
Hay un libro El antropólogo inocente, de Nigel Barley, donde se cuentas  las dificultades que tiene este antropólogo para entenderse, vivir y trabajar con los indígenas de una tribu africana, los dowayos. Las peripecias son múltiples, van de lo patético hasta lo puramente académico pasando por lo anecdótico. Hay una anécdota especialmente significativa cuando cuenta que ha llegado a la conclusión que él sabía más de la fauna africana que los propios dowayos . El libro plantea los problemas de la metodología calificada como observación participante o las vivencias entorno a los informantes claves. Juan Pinto junto a Pepe Pareja son los dos informantes claves.

La Yeguada y la caza de conejos en 1931. 1

Imagen
Os traigo otro sumario del archivo militar de la segunda región, que también me ha pasado José Luis Gutiérrez Molina. En este caso los hechos comienzan todavía en la monarquía de Alfonso XIII y terminan ya en la Segunda República. Como los otros sumarios de esta Segunda República se trata de una denuncia que imponen las fuerzas del orden público contra los campesinos y que al final se resuelven a favor de estos últimos, demostrando como en los otros casos que las fuerzas público del pueblo eran más severos con los jornaleros que las autoridades militares que juzgan el caso, como pasó con el caso del apadreamiento involuntario contra el guardia de arbitrios o el de Tirilla y la Guardia Civil o la denuncia de incendiar  la Finca Laguna de la Janda contra un campesino que recogía bellotas. En esta ocasión no se trata de los guardias civiles o de arbitrios o propietarios, sino los militares de la Yeguada que interponen una denuncia a tres cazadores casasviejeños.

La campiña. El pueblo. II.- Formas de vida tradicional. II.1.- Economía. Los huertos 4

Imagen
Ya hemos visto que de todos los factores que intervenían en el emplazamiento de Casas Viejas (cruce de vías pecuarias, emplazamiento en la ladera de la mesa, cercanía del Barbate y la sierra, etc) va a ser la existencia del acuífero bajo la mesa el más importante de todos. Así el afloramiento de agua en fuentes y manantiales permite los dos aprovechamientos tradicionales más representativos; Las huertas y los molinos.

Ventorrillo

Imagen
Hoy le toca el turno al pasodoble de presentación de la comparsa El Ventorrillo de 1997. La música fue de Manolín Márquez, la dirección de Juan Aguilar Román y los componentes fueron, además de estos dos José Antº Márquez Montiano, Alfonso Pérez Ramírez(Perdigón), Marcelino Pérez Ramírez, Diego Quiñones Vera, Juan Coronil García, Juan Redondo Moreno, Tomás García Estudillo, Ramón Jiménez Fernández(Moncho).

Desde tierra de reyes

Imagen
Vivimos en tierra de reyes. En el sur del sur, entre África y Europa, entre el Mediterráneo y el Atlántico, en medio del Parque de los Alcornocales y la Laguna de la Janda. Ello nos confiere una riqueza y biodiversidad única en Europa. Los reyes, que nunca han sido tontos ni ciegos, han frecuentado esta zona. Algunos, como el visigodo Rodrigo, tuvieron  que acudir para intentar en vano parar el paso de una etapa histórica a otra (representado por la batalla de la Laguna de la Janda).

La pizarra verde de Alfonsito el de Pérez. Por José Luis Montes de Oca

Imagen
Bonitas e históricas fotos de Mintz.Redondo, Fogarín, Pinganillo... Ya en los primeros setenta, acostumbrábamos a jugar a la que Alfonsito había bautizado como "porrita francesa", en la que se utilizaba una moneda por cada jugador. Quien empezaba elegía un número de monedas, al azar, e iba pasado la mano a cada jugador y perdía el juego quien acertaba el número.

En el interior del bar de Alfonsito, el de Pérez

Imagen
En esta fotografía se observa una escena cotidiana de los años sesenta. En un primer plano algún cliente, el camarero, conocido como Juan Rabanito y el loro, en un segundo un numeroso grupo de personas juega o ve jugar a las cartas. Entre ellos distinguimos a Paco El Rebusco. La fotografía está realizada desde la puerta del bar que da a la calle San Juan.

El cercado completo del campo de fútbol. Por José Luis Pérez Ruiz. El Santo

Imagen
Cuando en el año 1979, después de las primeras elecciones municipales, fui nombrado por el alcalde de Medina Sidonia como delegado de él (Alcalde de Barrio) en Benalup, el campo de fútbol de nuestra localidad que se había conseguido de la manera que ya se ha descrito en un reciente post de este magnífico blog, sólo estaba cercado de obra por la fachada principal del padrón del Alamillo y tras la portería que da a lo que hoy es el almacén de materiales "El Calero" ; el resto era una alambrada que había que controlar cada vez que se celebraba un partido con el objeto de que no se colara la gente.

LONDRES

Imagen
Dentro de la serie de casaviejeños por el mundo hoy escribe Ana Vera Flor, una joven de aquella prometedora generación del IES Casas Viejas 2000-05 que una buena parte de ella ha tenido que emigrar fuera de España, a Inglaterra y Alemania, fundamentalmente. En su artículo insiste,  como sus compañeras, en lo duro de la decisión, pero también en lo inevitable por falta de expectativas en España. Además, incide en el sentimiento de pena y nostalgia sobre su tierra de origen. Estamos asistiendo a un momento histórico, tenemos las generaciones mejores preparadas de la historia del pueblo, pero tienen que marcharse fuera de España porque aquí no hay condiciones para desarrollar lo aprendido. La magnitud de las emigraciones hace que ya podamos compararlas con las de los años sesenta, pero en este caso los que se van, en una buena proporción, son los más cualificados. Una verdadera pena. La vida en una ciudad así, definitivamente, nada tiene que ver con cualquier otro sitio en el que he vivid…