headerphoto

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. III.- El incendio del Casarón. Los hijos de Seisdedos, la nuera y el nieto. 4.c

Manuel García Franco, en Puerto Real, hermano e hijo de Francisco y Josefa. Foto Antonio Ramos Espejo.

7 y 8.- Pedro y Francisco Cruz Jiménez nacidos en 1896 y 1889 respectivamente en Zapatero. Aunque en algunos documentos aparece el segundo apellido Gutiérrez, el del padre, al ser considerados como hijos de un matrimonio ilegitimo pues la unión de Curro Cruz Seisdedos con Catalina Jiménez Esquivel no había pasado por la vicaría. Los dos hermanos pertenecían al sindicato de oficios varios, pero siendo el mayor el más activo de los dos. Pedro era uno de los miembros más importantes del sindicato, como prueba el escrito del alcalde pedáneo de Casas Viejas con   fecha 9 de septiembre de 1932: “Entregado el oficio de vocal obrero de la comisión de Policía local al vecino de esta Pedro Cruz Jiménez este me devuelve dicho nombramiento diciendo que no acepta dicho cargo”.
La participación activa de los dos hermanos en los sucesos de la madrugada del día 11 (Paco estaba detrás de los cuarteles y Pedro enfrente, en los casarones de los Vela) explica que una vez recuperado el control de la situación por las fuerzas del orden estas se dirigieran a la casa de estos dos hermanos solteros para proceder a su detención. El error de estos dos, y el de su cuñado Jerónimo; de no huir al campo como hicieron la mayoría de los protagonistas de los hechos matinales está, en parte, en la base de la tragedia que ocurriría por la noche en el casarón de Seisdedos. Pedro, junto con su padre Seisdedos, sería de los primeros en morir en el casarón frutos de los disparos desde fuera, Francisco lo haría calcinado. 
9y 10.- Josefa Franco Moya y Francisco García Franco. Nacidos en 1891 y 1915 respectivamente, son madre e hijo. Está casó con Manuel García Jiménez, hijo de otro matrimonio de Catalina Jiménez, compañera de Seisdedos. Vivían en Zapatero, donde murió Manuel García. Ella siguió viviendo en Zapatero trabajando de criada interna en casa de los Suárez Orellana.  Cuando falleció Catalina se trasladaron a la calle Nueva con el patriarca Seisdedos. Estamos ante la típica familia de base ancha tradicional, donde además de los cónyuges y los hijos vivían en la unidad familiar otros familiares que por diversas cuestiones no tenían familia propia. Eran tiempo donde la solidaridad familiar era inmensa. Además estamos dentro de un sector social que en aquella época el matrimonio eclesiástico no era el predominante. 



Durante el asedio al casarón Josefa con sus dos hijos, Francisco y Manuel y las dos niñas María y Manuela permanecieron agazapadas en el cuarto del fondo. Cuando incendiaron el casarón Josefa murió calcinada y Francisco murió tiroteado a las órdenes del capitán Rojas, cuando con Manuela Lago intentaba escapar del casarón ardiendo.

0 comentarios: