La lucha por la Segregación en el franquismo. 1


Desde la misma formación como pueblo aparecen los intentos de segregación de la población de Casas Viejas con respecto a Medina Sidonia. La población está documentada en la zona desde la prehistoria, hay restos arqueológicos romanos y árabes que demuestran el poblamiento disperso en el área. De 1555 son las primeras fuentes documentales escritas en el que aparece el sitio de Casas Viejas haciendo referencia a una ermita, en la actual iglesia, y a una venta, al final de la actual calle San Elías. Va a ser en el trienio liberal, en 1822, a iniciativa de las recién creada Diputación Provincial cuando aparezca el primer intento de formación de una localidad en el sitio, que al mismo tiempo, como demostró en su artículo del Diario de Cádiz Antonio Morillo, constituye también un conato de independencia de Medina.



A ambos se opone la oligarquía ganadera asidonense que dirige el Ayuntamiento de Medina Sidonia. De 25 de agosto de 1841 es el primer documento en el que se pide, no estando aun consolidada la población como entidad legal, con lo que se demuestra que el mismo nacimiento del pueblo va unido al deseo de estos habitantes de segregarse el municipio matriz. Durante la Restauración van a ser bastante los escritos, peticiones y documentos que ahondan en este deseo, pero va a hacer en la Segunda República y en la persona de Suárez Orellana cuando las peticiones se intensifican. Como ejemplo, en 1933, José Suárez argumenta al Noticiero Gaditano que las causas de los Sucesos de Casas Viejas hay que buscarlas en la dependencia política y económica del pueblo. Así propone como soluciones la segregación de este de Medina y la dedicación de las tierras de la antigua Yeguada Militar a Comunidad de Campesinos. La segunda se hizo realidad, la primera no. La Guerra Civil  y el franquismo cortaron de raíz esta posibilidad, pero al contrario de lo que a veces se ha escrito fueron muchos los episodios relacionados con este asunto, aunque las condiciones políticas que implicaba la dictadura no lo pusiera fácil. 



En 1941 aparece la primera petición en el franquismo de los concejales benalupense solicitando la independencia. Dice Marcos Ramos: “envalentonados quizás por la segregación de Barbate conseguida el 11 de marzo de 1938 con un término de 142 km2 y con el argumento de la distancia y el ya clásico en todos estos movimientos: que la no segregación perjudicaba económicamente a los habitantes –e torno a 5000- y al normal desarrollo en auge de la entidad, ya que el Ayuntamiento de Medina –decían- repartía los dineros arbitrariamente”. Recordemos el papel de Barbate y su oligarquía en el inicio de la Guerra Civil con el bloqueo del estrecho de Gibraltar y con la participación de los barcos almadraberos en estas acciones bélicas posibilitaron el primer puente aéreo de la historia y permitieron al grueso del ejército sublevado trasladarse a la península. Tales circunstancias posiblemente influyeron en la posterior concesión de la segregación a Barbate en plena Guerra Civil, en 1938. En el Benalup de Sidonia de postguerra van a ser las clases altas adscritas al franquismo las que también lideren la petición, pero unas veces por la desunión entre ellas por choque de intereses y otras por la fuerza de la oligarquía ganadera asidonense el caso es que hubo que esperar a la democracia para conseguir la Segregación. No obstante, como veremos en los próximos artículos de esta serie fueron bastantes veces las que lo intentaron unas a través de iniciativas en el Pleno y otras intentando movilizar a la población benalupense.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV