headerphoto

La calle Rafael Bernal

Foto enigmática, pues ni sabemos su autor, ni su fecha. Hay quien pensamos que es de 1933, coincidiendo con los fotoperiodistas que vinieron a cubrir los Sucesos de Casas Viejas. Pero no hay pruebas de ello.
El lugar central urbano de Casas Viejas siempre ha sido la Alameda. Los ejes viarios que han comunicado está con el exterior han tenido gran importancia, sirviendo como ensanches urbanos. Así, la calle San Juan hacia el norte y la calle Medina y Nueva hacia el Oeste. Parece ser que el origen de las tres hay que buscarlos en viejas cañadas ganado. La calle Nueva sufrió una gran modificación en su nomenclatura en diciembre 1942, pues la parte más noble (desde la intersección con la calle Medina hasta la Alameda) pasó a denominarse Doctor Rafael Bernal, en honor al médico asidonense que había muerto en febrero de ese año.



La foto es de Serrano. Febrero de 1933. Una comisión extraoficial visita al pueblo. Los diputados con el alcalde pedáneo Juan Bascuñana, los periodista y un guardia civil se dirigen a la corraleta de Seisdedos. La perspectiva en la que está tomada la foto permite observa como era la calle Nueva (luego Rafael Bernal) en 1933, con la iglesia todavía sin inaugurar al fondo.


Rafael Bernal y Jiménez de Trejo era un médico asidonense que ejerció su profesión en Cádiz, pero al que le unieron muchos vínculos con Casas Viejas. Así es el que hace de enlace entre Victorio de Molina y José Espina para organizar la primera excursión científica al Tajo de las Figuras en 1913 o  sería el presidente de la Junta de obras que coordinó los trabajos de la construcción de la iglesia desde 1915, en su condición de mano derecha de la marquesa de Negrón, Doña Josefa Pardo de Figueroa. En las actas capitulares del día 10 de marzo de 1942 se puede leer: "Don Rafael Bernal y Jiménez Trejo (q.o.g.g.) destacada personalidad en su profesión que durante más de cincuenta años ejerció con caridad y amor al prójimo y con una sólida preparación científica el sacerdocio de la medicina; y que mereció de sus paisanos el concepto de Hijo Ilustre de esta Ciudad a la que honró en todos sus actos como prueban entre otros sus desvelos y trabajos constantes para la construcción de la Iglesia de la Aldea de Benalup de Sidonia".
Esta fotografía es de Alfonso Pérez Blanco, de ella dice en su blog: "Esta fotografía es muy emblemática, está realizada con mi cámara Voigtländer. Aún existía la Fábrica de la Luz donde tuve mi primer estudio y la casa donde vivía María Teresa Muñoz Ladrón de Guevara. Al fondo a la derecha se intuye la cruz de los caídos por Dios y por la Patria, como rezaba en la lápida que había en su peana y que siendo niño permitía encontrar un punto de apoyo para subir a la cruz".

Esta foto también es de Alfonso Pérez Blanco. Igual que la otra es de la década de los sesenta. En su blog dice sobre ella: "Está tomada desde la azotea de la casa de las hermanas Pérez-Blanco Jordán. La casa de María Teresa muy deteriorada. Se aprecia muy bien el naranjo y el limonero del patio trasero. Una de las puertas es la del sindicato, la que tiene los soportes para los mástiles de las banderas. La otra puerta es la de la oficina de la fábrica de la luz. A continuación está la fábrica de la luz y cierra la imagen la casa de Ana Barca de Vela, que en esos momentos estaba siendo reformada por los herederos de los herederos"




Este tramo urbano pertenece por tanto al casco antiguo, acoge las viviendas de más nivel de la época, es por lo que es de las que menos modificaciones ha sufrido. De hecho en un repaso por las distintas fotografías que tenemos desde 1933 hasta la actualidad observamos que la única gran transformación ha sido el derribo de la fábrica de la luz y de harina, siendo sustituida por el edificio donde hoy se ubica Banesto propiedad de las dos familias Pérez Blanco y Sánchez que le habían comprado esta a Juan Vela Morales. 

Estas dos fotografías son de Mintz, de la década de los setenta.En la primera vemos como se ha derribado el solar que ocupaba la fábrica de la luz y en la segunda como ya se ha construido el bloque de pisos y los locales comerciales de las familias Pérez Blanco y Sánchez.
Al igual que en el resto de las calles del casco antiguo (San Francisco, San Elías y Alameda) la familia Vela es la propietaria de la mayoría de las casas de la calle Nueva, luego llamada San Rafael. Así la primera parte de la calle era de José Vela Morales, que se la vendió a Juan Pérez y Manuel Sánchez. La segunda de su hermana Nicolasa Vela hasta el fin de la calle Fuentes. En frente de la Alameda en posición estratégica del otro hermano Juan Vela Morales, tanto la primera como la de más atrás. Enfrente la fábrica de la luz también era de José Vela Morales y el huerto de Cantalejo, hoy Jardines de Murillo, de Nicolasa Vela.




Esta fotografía también es de Alfonso Pérez Blanco. Es de la década de los ochenta. La estructura es la misma, se añade la marquesina que se construyó en los cincuenta y la cabina de la telefónica y de la ONCE de reciente instalación
 
En la fotografía la casa de los Vela cuando fue vendida a Bernard Devos y este la sometió
 a una reforma para convertirla en el Restaurante que es en la actualidad




La calle Rafael Bernal no tiene en la actualidad la centralidad e importancia que ha gozado en tiempos anteriores. Siempre ligada a la Alameda ha corrido su misma suerte. Al desplazarse en las últimas década el centro comercial y demográfico a la parte septentrional del pueblo, al borde meridional de la mesa baja, lo mismo que la calle Medina o la calle San Juan la calle Rafael Bernal ha perdido la jerarquía urbana que gozaba antiguamente. No obstante, al igual que la Alameda, sigue estando en el centro histórico del pueblo, se ha especializado en usos y aprovechamiento relacionados con los bares y restaurantes y en ocasiones se convierte en un enjambre humano, como en la fiesta de la Independencia.




0 comentarios: