headerphoto

Gaspar Zumaquero en Los anarquistas de Casas Viejas. 1

Esta muy extendida la idea de que el libro de Los anarquistas de Casas Viejas trata sobre los Sucesos de Casas Viejas y creo que esa premisa no es cierta. Os presento hoy tres fragmentos de audio de 1966 sobre el affaire de Gaspar Zumaquero en mayo-junio de 1915. Hablan Pepe Pareja, Juan Pinto e Isabel Vidal acompañada por su hijo Juan Moreno. Pepe Pareja es el que da una visión más general y política del asunto. Nótese como  empieza y termina con un planteamiento general
P.P.- Como resulta que a los capitalistas el sindicato les estorbaba hicieron un complot y se valieron de unas octavillas que vinieron para hacerle un llamamiento al pueblo para dar un mitin o una asamblea. Estas octavillas tenían que ser firmadas por el gobernador. Se valieron de coger una octavilla sin firma.
El presidente que era Gaspar Zumaquero, me lo entrecogieron, un señor que ya ha muerto y el jefe de puesto de la Guardia Civil y le hicieron firmar la octavillas. Y después como la firma quería decir vamos que vendía el sindicato. Se dio cuenta él después y entonces cuando se dio cuenta se le abrumo la mente y se fue a rumbo perdido por la sierra, él y otro hermano suyo que ya han muerto los dos. Y entonces con una herramienta se suicidó. Por darse cuenta de lo que había hecho. Y eso se le debe a los patronos de aquella época en complicidad con el jefe de puesto. Y esas eran las tendencias que había entonces. Se han sostenido muchas luchas y malas en esta vida



Juan Pinto es menos político que Pepe Pareja pero más detallista en su narración. Su relato nos sirve para releyendo entre líneas ver las relaciones existente entre el primer sindicato, la figura de José Olmo y la muerte de Gaspar Zumaquero. También aparece en la narración un miembro de la familia Vela
J.M.- ¿Cuándo empezaron las ideas sociales aquí en Casas Viejas?
J.P.- Tendría yo ocho años o diez conocí yo eso. El primero, yo era un zagal, y vino de Medina y puso aquí un centro. Le decían Olmo. El presidente era Gaspar Zumaquero. Y el abuelo de este niño era un tío de casino de capitán. Y el alcalde que había le hizo al presidente que echará una firma. Y echó el presidente, ignorante, la echó en blanco, y después a la espalda el alcalde que había puso fulano de tal y tal va a matar a fulano de tal, al abuelo de este. Cuando el vio lo que había hecho y había firmado se volvió loco. Con las misma le dice al hermano vente. Era albañil. Y cogen para la sierra. Y en esa sierra no sabía lo que hacer. Con las mismas se levanta la ropa, coge una navaja y se da una puñalada. Con las mismas viendo que se le caían las tripas al suelo, se dio otra en el cuello y se mató.



Por su parte Isabel Vidal cuenta los hechos desde un punto de vista más particular. Los introduce como parte de las luchas sindicales. Después narra la celada a la que fue sometida Gaspar Zumaquero, terminado con un relato sobre la llegada de la Guardia Civil coincidiendo con la muerte de este que vislumbra las consecuencias del incidente. 
I.V.- Aquí lo primero que hubo fue un centro para unirse los trabajadores. Y decir los precios de los trabajos, para que no fuera a tal sitio a trabajar por ese dinero. Ese hombre estaba haciendo una casa y un cabo de la guardia civil. Que estaba siempre bicheando con él. El que hacía la cabecera del centro. Ahora le hicieron que firmara en un papel blanco, se perdió. Gaspar Zumaquero. El hombre inocente firmó. Mi padre me decía a mí que nunca se me ocurriera de poner una firma sin saber lo que iba a firmar. Luego después pusieron arriba lo que le dio la gana. Que tenía que matar a no sé quo o no sé cuanto. Se fue con un hermano suyo al campo y se mató. Como no quedo muerto se metió la navaja por la barriga y se mató. Yo estaba asomada en una ventana en el pueblo y siento tras, tras, tras ya se oían de que Gaspar se había matado. Yo agarré y me salí para la calle. Cuando veo a tres y dos. Un piquete de la guardia civil. ¿A qué vinieron esos hombres? El piquete de tropas vino pero no hizo nada, porque el pueblo estaba tranquilo y se marcharon. Pero ellos vinieron el mismo día que el hombre se mató.


gasparzumaquero.mp3

0 comentarios: