headerphoto

En lo de Alfonsito, el de Pérez


El bar de Alfonsito, el de Pérez, es el más antiguo de Benalup- Casas Viejas, ya que se construyó hacia 1876. Se habla de un benalupense apellidado Moreno que se fue a Méjico a hacer "las indias", casándose allí con una Mejicana. Luego volvió a Benalup y puso este bar. Más tarde lo vendió a la familia Pérez. De ahí paso a un sobrino de este por parte femenina; Alfonso Vela, que no es Pérez y de ahí a su hijo Tato, que lo regenta en la actualidad. 



En la concurrida imagen se encuentran Juan “Fogarín”, un jovencísimo “Fernandín”, “El Pirri”, Enrique Pavón, Juan Castellet, “Zoquete”, por delante de otros muchos. Estamos ante otra de las fotografías que Mintz elige para ponerla en el libro de Los Anarquistas de Casas Viejas. En el pie de página, aparece un sencillo Campesinos (1966). Luego fue utilizada como icono de los jornaleros andaluces, y el periódico Público, la utilizó para ilustrar un reportaje sobre ellos y una mención de los jornaleros andaluces hecha por Azorín en 1905. 



El que esto suscribe que conoce todas las fotos que hizo Mintz en Benalup siempre ha pensado que se trata de una fotografía especial. No porque quiera representar el mundo de los jornaleros, continuadores de aquellos que en el 33 pasaron a la historia mundial a través de la tragedia de la Segunda República. Tampoco porque esté realizada en el mismo lugar que durante esa fecha, durante los Sucesos dispararon los campesinos desde aquí hacia el cuartel y luego se convirtió en una especie de teatro de operaciones de los Guardias de Asalto o que fue la pensión donde Sender y Guzmán estuvieron a punto de ser linchados por los propietarios y sus allegados. Ni siquiera por esa pretendida pose que recuerda a aquella "masculinamente serios" de Miguel Hernández. A mí me llama la atención por dos aspectos básicamente. 



Por un lado, estamos ante una de las pocas fotos donde las personas aparecen claramente posando. Mintz lleva poco tiempo entre ellos, les ha pedido permiso para echar una foto, se ha puesto en la entrada del bar, enfrente de la antigua entrada del bar Ricardo y ha disparado. Los campesinos se han prestado a la petición y se han organizado desorganizadamente, sin orden y concierto. 



El segundo aspecto es su cotidianidad, su normalidad. No estamos ante una ocasión especial, ni un día festivo o algo parecido. No es un bautizo, ni una comunión o boda que era cuando está gente salía en una foto. Se trata de una escena cotidiana, de la que se repetían todos los días y a casi todas horas en este bar de Alfonsito el de Pérez, que no era Pérez. Que era el centro neurálgico de los campesinos y los jornaleros de aquella época. Donde se reunían para ser contratados al día siguiente, jugar a las cartas o comentar lo divino y lo humano que se encartará. En una época donde los encartes eran básico en su vida. Lo mismo que esa foto. El americano pidió, se encartó y se hizo. Otra cosa es la utilización que luego se haga después de la foto.
Acompaño un vídeo con fragmentos grabados por Mintz en este bar. Aparecen algunos de los personajes clásicos que aparecían por el bar como Larita, Alfonso el ciego, Juan Moreno, Fogarín, Demetrio, Juan Bullas y un largo etcétera.


0 comentarios: