headerphoto

8.- El Tajo de la Sima. Música Jesús Vela


El tema número 8 se lo dedica Jesús Vela al Tajo de la Sima. El Tajo de la Sima fue un descansadero de ganado que a partir de los sesenta es colonizado para otros usos. Ha tenido varios usos, desde cantera hasta vertedero municipal o  merendero, pasando por escenario de la película Casas Viejas. En la actualidad se encuentra cerrado. Al principio se encuentra la sede de la Agrupación Micológica..., cedida por el Ayto. de Benalup-Casas Viejas.
Foto Mintz




El entorno del Merendero de la Sima es muy rico en huellas prehistóricas, habiéndose encontrado hachas paleolíticas en el entorno o diversas fuentes hablan de tumbas romanas en sus proximidades. También el Tajo, al igual que el de la plaza Casas Viejas o el del parque del Ayuntamiento nos puede servir para observar el relieve tabular de la mesa  en la que  se emplaza B/CV. Estos se constituyen en un punto de interés geológico local ya que la disposición horizontal, tabular, de los estratos nos hace comprender el origen de la Mesa de B/CV a partir de una cuenca submarina de depósitos posteriores a la orogenia alpina. En ese tajo o talud hay muchos huecos y grietas que han sido colonizadas por aves. 
Foto Mintz



La disolución del agua y las raíces provocaron desplomes y caídas de bloques que amplían el acantilado y provocan la aparición de alguna sima, de ahí el nombre del Tajo. Esta caída de bloques provoca en las zonas húmedas el desarrollo de higueras, hiedras y otras especies umbrófilas, mientras que en las zonas más soleadas aparecen los acebuches. 



Los trabajos del AMA consistieron en la creación de dos bancales o niveles bajo en cantil de las rocas consiguiendo un espacio de recreo y de contemplación, hacia las vegas del Río Álamo y Barbate, en un primer lugar y hacia las Sierras de Grazalema y el Aljibe en un segundo plano. 



El aprovechamiento más antiguo que se le conoce a este lugar fue el de descansadero de ganado. El descansadero era un espacio amplio al borde de alguna cañada y cercano a abrevaderos que utilizaban los rebaños de ovejas para descansar. En este caso, próximo al padrón de los Arrieros y de la fuente del Tío Pujao. Se trata de un ensanchamiento de la vía pecuaria donde el ganado se concentraba y reposaba. Al igual que las vías pecuarias los descansaderos con la desaparición de la Mesta y de la transhumancia se desvanenecen. Así conforme se adentra el siglo XIX y consolida el pueblo, este descansadero va perdiendo su uso primitivo.



El más reciente uso que se le recuerda a este lugar público es el del vertedero. En los años ochenta el AMA selló el basurero y lo convirtió en una especie de mirador, creando varios bancales. A principio de los noventa, el concejal José Luís Pérez Ruíz pretendía reproducir las chozas de los Sucesos en este paraje dentro del programa Benalup 2000, iniciativa que fue objeto de una ardua polémica externa. También pretendía reproducir en las paredes del Tajo las pinturas rupestres del Tajo de las Figuras. Ambos proyectos no llegaron a ser una realidad. Lo que sí consiguió fue instalar una venta restaurante en este área recreativa. Dentro del programa Andalucía Joven se solicitó y se llevó a cabo la realización de las obras necesarias para la construcción de este local. El programa consistía en que el adjudicatario que iba a realizar la obra debía sufragar los materiales necesarios y la Junta de Andalucía le subvencionaba con una cantidad económica equivalente a los sueldos de seis meses, tiempo que se estimaba necesario para la construcción de la obra. Oñi y su familia explotaron con bastante éxito de público esta venta restaurante, hasta que se les acabó la concesión. 



En la actualidad se encuentran en proceso de restauración para volver a ser explotado como restaurante y zona de ocio por otras familias, aprovechando el magnífico mirador que se creó en los noventa. De nuevo Jesús Vela acierta al incluir el Tajo de la Sima en su recorrido musical por Casas Viejas pues este mirador además de los valores paisajísticos, recreativos, ecológicos y culturales atesora el intento de adaptar el patrimonio natural y cultural que tenemos a los nuevos usos y aprovechamientos que impone la sociedad actual. Evidentemente nos encontramos ante un lugar público que ha ido adaptando sus usos y aprovechamiento a los distintos momentos históricos y que presenta grandes potencialidades como recurso natural y cultural de la zona.

0 comentarios: