Una foto que ha hecho historia.

Lo mejor que tiene internet es que posibilita la participación, la reciprocidad, la retroalimentación. Al contrario que otras veces, ayer una foto de este blog terminó en el Facebook de Benalup desde las fotos. Y gracias a la tradicional implicación de los que visitan ese grupo nos enteramos de que la mujer que está cogiendo el cubo de agua es María Gil Correro, que vivía y sigue viviendo en la cercana calle Tarifa. Es cosustancial a este tipo de fotos antiguas donde aparecen personas que surja la polémica ante el reconocimiento de ellas. Cuando  esta foto fue  en el calendario que hizo Paco Flor para su autoescuela ya hubo disparidad de criterios a la hora de localizar a la gente.
Esta foto la hace Mintz el mismo día y a la misma hora que la anterior. Puede servirnos para resolver la polémica de las personas que aparecen en la foto.  A la izquierda Miguel Peralta "Sainita" y a la derecha José Baltasar. Nos falta el del centro.



Hay quien dice que la niña que está en la azotea es Carolina Rodríguez y otros que piensan que es su hermana María José. Como la foto es de finales de los sesenta creo que se trata de la segunda que es mayor que la primera. Luego la polémica se centra en si parece o no Miguel “Zainita”, Perico Montes de Oca, o Miguel Rodríguez “El Rucho”, el propietario de la herrería, “Chineja” o “Triguito” el del Tajo. 
Ricardo Sánchez sale de su panadería con el mulo cargado de teleras de pan. El fondo lo aprovecha Mintz, como siempre, para recoger a las mujeres que cogen agua del Chorro Grande



A mí lo que de verdad me llama la atención es la frase de Manuel Muñoz Estudillo: “pues si que se ha hecho famoso el burro y la fuente del chorro grande de Benalup Casas Viejas, es que la verdad hay que reconocer que es una foto típica y muy bonita quedara ahí para la historia”. Y me sorprende tanto la frase que me incita a escribir este fotoblog en la sección sobre qué fotografió Mintz. ¿Por qué es tan típica y bonita esa foto?¿Por qué pasará a la historia? Evidentemente no es porque fuera objeto de un calendario de Paco Flor para su autoescuela, ya que esto es más consecuencia que causa. Tampoco se trata de una foto de un acontecimiento especial como un bautizo, boda o comunión o de relevancia social o política como una inauguración, una procesión  o un suceso importante. Mintz fotografió una escena ordinaria, como millones de momentos que ocurrirían en este pueblo por esas fechas. Y es en esa normalidad, en esa cotidianidad donde radica su grandeza. 
Miguel Rodríguez el dueño de la herrería, que no sale en la foto. En este caso está en la marquesina de Ricardo. El retrato lo aprovecha Mintz, para mostrar el contexto utilizando su famosa perspectiva.



También hay que tener en cuenta para qué y por qué la hace. A Mintz le parece encantadora una escena donde una mujer recoge el agua de la fuente y unos hombres charlan pausadamente mientras esperan herrar  un burro. En la sociedad americana de la que él venía hacía ya mucho tiempo que el agua era potable y que los mulos y burros habían dejado de ser medios de transporte. En la urbanización de Indiana donde él vivía había que entrar en coche, pues las casas estaban tan espaciadas unas de otras que no se podía ir andando. Por eso la escena le parece importante y representativa de un tipo de sociedad que estaba a punto de perderse. Por eso la fotografía, por eso ese estudio antropológico. Le produjo el mismo encanto, que nos produce la escena en la actualidad a nosotros, cuando ya hay agua potable en las casas y cuando los burros son una especie en extinción.
Uno de los hermanos Terry se dispone a bajar del mulo para aprovisionarse  de agua en el Chorro Grande. Mintz recoge ese preciso momento



Pero además hay que tener en cuenta el carácter mediático de este pueblo, con los famosos Sucesos a la cabeza, ha permitido que tradicionalmente acudan muchos estudiosos al pueblo beneficiándonos en ese momento o posteriormente del resultado de sus estudios. Me parece que el ejemplo más claro es Mintz, del que tenemos cinco mil fotos como esta, dos libros, seis películas y cientos de horas de grabación donde estudia y rescata la historia de esta zona. Pero además lo que ha llegado a nuestro poder solo es una parte de lo que hay en los museos de Washington e Indiana. Semejante acopio de material solo es posible en un catedrático de antropología que estuvo viniendo al pueblo en más de veinte años y que consiguió una relación empática con sus habitantes, como lo muestra esta misma foto, donde nadie posa y él puede fotografiar la escena libremente, sin ningún tipo de impedimento. Solo María José Rodríguez desde su terraza, la hija de Miguel el herrero, se percata de que Mintz esta atrapando el momento. 
Pepe Buya baja por la calle Fuentes hacia el Chorro Grande. Al fondo aparece
el bar Palomino y el inicio del montaje del puesto de Dolores la Turronera



Tellez dijo que Mintz era un cazador cazado, vino a investigar la historia de esta tierra y se quedó atrapado en la madeja que a tantos ha engullido. Se enamoró de esta tierra y ha conseguido elevar la autoestima de su gente. Muchas veces lo consideraron loco de atar o espía de la CIA por hacer este tipo de fotografías, alguna vez tuvo que responder a las preguntas inquisitoriales de la Guardia Civil que no entendía como alguien podía fotografiar las más variadas escenas de este pueblo y frecuentemente tuvo que aguantar las burlas y las chanzas de muchos que no entendían que él había descubierto un tesoro y quería preservarlo. Han pasado cerca de cincuenta años desde que vino por primera vez Mintz al Benalup de Sidonia de 1965, ahora ya sí se reconoce su labor. Y no sólo recuperó la historia y la dignidad de este pueblo, sino que como dice Manuel Estudillo, él también hizo HISTORIA.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV