headerphoto

Necesito un dato

Lo de averiguar las personas que aparecen en una foto es un ejercicio harto interesante. Además de que nunca estas seguro de haber acertado cien por cien porque siempre aparece alguien que da unos datos distintos, resulta un ejercicio de investigación que cuando se concluye es bastante satisfactorio. Llevo tiempo detrás de averiguar un dato. El nombre de la mujer que aparece arriba a la derecha entre Salvador Barberán Romero (Alias el maestro Pini) y su mujer María Delgado. Hace mucho tiempo que este dato se negó a ser relevado y no hay manera de conocerlo. Se me ha ocurrido, ahora que me vuelve a hacer falta, que utilizando las redes sociales, el facebook y los blogs, puedo entrar en contacto con alguien que lo sepa. Quizás alguien de la familia que viva ahora en Torrent o algún nieto o hijo benalupense que le pregunte a su abuelo/a, padre/mader ya mayor y tenga la generosidad de decírmelo. 





La foto fue realizada en enero de 1933 por Serrano y tiene su historia. Está realizada en la corraleta de Salvador Barberán, observándose la parra y el casarón de fondo. La mesa, la silla, el cántarro y las gallinas contextualizan la foto. El hecho de que la familia de Salvador se fotografié con el periodista Joaquín López, del periódico madrileño El Liberal tiene sus razones. Además no sólo Pini aparece en esta foto, sino que él y sus hijos aparecieron en muchas de las que los fotoperiodistas hicieron en aquella época. 



El maestro Pini se salvó de la muerte, aunque estaba en la cuerda de presos, porque el guardia civil Juan Gutiérrez y el de asalto Luis Meléndez así lo decidieron el 12 de enero en la razzia de las siete de la mañana. Ambos fueron detenidos por la patrulla liderada por el Teniente de la Guardia de Asalto Sancho Álvarez Rubio (con Manuel García Rodríguez, Juan Gutiérrez, Julián García Ginaber, Salvio Ribagorda Gómez o Diego Pérez Pérezo Luis Meléndez entre otros) que recorrió la Calle Medina, buscando a los campesinos y familiares implicados en la revuelta.  Bajaron por el callejón de la Rica hasta la calle Medina. Allí, además de matar al anciano Antonio Barberán Castellet, padre de Salvador, detuvieron a Juan Grimaldi Villanueva, José Utrera Toro "El Ronquio"  y fueron a la casa de Juan  Pinto González; huido éste, se llevaron a su hermano Manuel que en nada había participado y por último en la parte norte de la calle Medina en un callejón se llevaron a los hermanos García Benítez y a su tío Manolete. Los dos últimos eran el zapatero Salvador Barberán y José Rodríguez Calvente, una persona mayor de sesenta años que era molinero en Cucarrete. Cuando iban llegando a la corraleta de Seisdedos observaron como los que iban entrando en ella eran asesinados. Los dos últimos fueron Balbino Zumaquero Montiano y Manuel García Benítez. Ambos fueron empujados a culatazos del fusil y fusilados una vez dentro. Juan Gutiérrez y Luis Meléndez decidieron entonces que Salvador y José se fueran a su casa. El primero lo conocía porque antes había estado destinado en Casas Viejas, los dos habían asistido al asesinato por la patrulla en la que participaban de su padre Antonio Barberán Castellet. En la memoria colectiva del pueblo siempre se ha contado que Juan Gutiérrez López cuando esta destinado como guardia civil en el pueblo había jugado muchas veces al dominó y las cartas en el Bar Ricardo con ambos y que eso les salvó la vida. 



Después Pini recibi a los periodistas y aparece fotografiado en muchas de las fotografías que se hacen. La familia Barberán fue la más mediática de los Sucesos, no sólo Pini y sus hijos aparece fotografiada en muchas fotos. También es una de las tres (junto a la de María Toro y María Cruz) que se presenta en el juicio a Rojas como parte de la acusación particular. Y en el juicio, el sobrino de Salvádor Barberán, Salvador del Río, se convirtió en uno de los protagonistas mediáticos del juicio al declarar sobre la muerte de su abuelo.



En la foto, además del matrimonio y la mujer que estoy buscando su nombre, aparece el periodista Joaquín López San Miguel a la izquierda. Abajo sentadas, a la izquierda, Maria Casas no se el segundo¿?, María Barberán Delgado, Alfonsa, “La del horno” y los niños Antonio y Francisco Barberán Delgado. El maestro Pini tiene una anécdota que ha quedado en la memoria colectiva del pueblo, porque entre otras cosas una comparsa la saco (¿alguien sabe cuál?). Resulta que Salvador se acostó y su mujer aprovechó para lavarle la única camisa nueva que tenía. Pero alguien se la robó. Al lamentarse María Delgado de ello Pini le respondío que quien la hubiese robado le haría más falta que a él. Y eso que solo tenía esa camisa nueva.

0 comentarios: