headerphoto

María Eugenia Guillén. Por Dionisio Bancalero Ordóñez

"Se nos fue para siempre María Eugenia Guillén, cuando la noche viene  con su silencio y dicen que con su último suspiro una estrella brillante cruzó el cielo y se perdió en la oscuridad, tal vez su alma buscaba la paz.



Se nos fue para siempre María Eugenia cuando aún tenía una vida plena de proyectos en su mente, porque siempre fue alegre, vitalista y positiva y disfrutaba intensamente de cada momento de la vida, pero todo se torció porque hace apenas año y medio esa maldita enfermedad se apoderó de ella y la ha ido hiriendo lentamente hasta doblar sus ansias de seguir viviendo: "Quiero vivir aunque solo sean unos añitos más para ver crecer a mi nieta", decía a sus médicos, pero la vida le dio la espalda y ahí se encontró luchando contra una enfermedad que te va minando la salud de forma silenciosa y despiadada. Soportó más de lo que se puede soportar , aguantó más de lo que se puede aguantar, todo para aferrarse a la vida. De nada sirvió. Se nos fue María Eugenia Guillen tan rapidamente que aún no podemos creernos que nunca más estará entre nosostros. Fue siempre una mujer especial, de sonrisa facil y trato  amable con todos, por eso su ausencia nos duele más. Desde allá donde estés  alivia nuestros corazones que lloran lágrimas de dolor. Hasta siempre María Eugenia"

0 comentarios: