headerphoto

La leyenda de la inquisición en el Monasterio del Cuervo

En el post de hoy os traigo un conjunto de leyendas rurales sobre el Monasterio del Cuervo. Fueron recogidas por Mintz, yo he hecho una selección de ellas. Pero contextualicemos primero. A finales del siglo XVIII vivió el convento su mejor época, sus aguas medicinales se hicieron famosas  y eran numerosas las personas enfermas que venían para curar  sus problemas de salud. Con estas visitas llegó el dinero y la riqueza, pero también la envidia y los problemas. De esta época es la formación de la leyenda negra, que todavía persiste en la zona, según la cual en el convento se practicaban prácticas inquisitoriales, como se puede escuchar en los audios. 
Este hecho es  muy improbable ya que la Santa Inquisición en la época del Monasterio estaba muy débil y en plena decadencia. Lo mismo ocurre con el diezmo, del que se habla en los audios. Es muy propio de las fuente orales mezclar unas cosas con otras y aquí se aplica el diezmo medieval a la edad Moderna. Dice Mintz en los anarquistas de Casas Viejas: “Mientras que el monasterio era considerado una institución de beneficencia por el clero y los devotos visitantes, entre los campesinos adquirió fama por distintos motivos".




Reproduzco los audios. En el primero Mintz indaga por el final del Monasterio del Cuervo con la desamortización. Se encuentra con la tradición anticlerical y el diezmo:
J.M.- El último cura que mataron en el Cuervo?
I.V.- Aquello era un convento. El convento del Cuervo. Y cuando le gustaba una mujer se la llevaban y abusaban de ella. Así hacían muchos crímenes, hasta que se quitó. Y ellos comían del diezmo, el que tenía 10 vacas le tenía que dar una y el que tenía 20 le tenían que dar dos. El último lo pusieron en cueros, le colgaron un cencerro y lo echaron al río
J.M.- ¿En qué manera los otros murieron?
I.V.- Los otros no sé yo. Ahora no hay nadie, los  dueños de aquello… Antiguamente como estaba la gente con los ojos cerrados, hoy están más espabilados. Inocentes, porque como iban a consentir eso.
J.M.- Eso fue hace mucho tiempo
I.V.- Siglos
J.M.- ¿Los curas tenían allí la inquisición?
I.V.- Eso era como una inquisición. Ellos eran los amos de la tierra aquella

En el próximo fragmento Juan Pinto habla sobre prácticas utilizada por la Inquisición como la tortura china, el origen del pueblo y la leyenda del final del Monasterio. Realidad y ficción se confunde, la ocupación francesa del Monasterio en 1808 es la base de esta leyenda.

J.M.- ¿En el cuervo se dice que hacían cosas malas?
J.P.- Se dice que tenían una caldera. Cuando metían una persona que no se entregaba, como una mujer, pues le caían una gota caliente y así se tenían que entregar o la mataban
J.M.- Y por qué lo hacían
J.P.- Para que se entregaran tranquilamente, con los martirios.
J.M.- ¿Qué pasaba en el convento con los dos curas, con el viejo?
J.P.- Quedaban dos curas y entonces a uno le quitaron la hija y él se fue donde ellos iban a bañarse. Entonces mató a uno y el otro salió a correr. Y le dijo como no me lleves mi hija a mi casa, te mataré, como al otro
J.M.- ¿Quién te ha dicho eso?
J.P.- A mí me lo ha dicho el viejo
J.M.- ¿Por qué quedaban solo dos curas?
J.P.- Porque los otros se habían ido, porque los castigaban, porque les pegaban los de aquí. Pues cuando la Inquisición y allí estaban refugiados. Lo mismo había 20 o 40, y ya como los castigaban porque veían las obras que cometían con los hijos. Ya todo el mundo los aventaba y les pegaban. Quedaban nada más que dos…
J.M.- U¿na batalla antes?
J.P.- Una batalla con escopeta. El personal civil
J.M.- La inquisición aquí también?
J.P.- Así lo he oído yo. Le dicen el Cuervo. Es un convento. En la sierra. Por alla por el Figuris. Eran los que gobernaban.
J.M.- ¿Que pasó allí?
J.P.- En aquella época no había casas ninguna. Había un convento, un huertecito, tenía uvas, tenía unos tajos y sus asientos. Unas carreteritas, bajaba la garganta y tenían un molino para  moler trigo que se comían, ellos estaban provistos de todo por todo. En aquel tiempo no había aquí nadie, porque las primeras casas que se hicieron se hicieron en el Ventorrillo (final de calle San Elías). Eso lo conocieron los antiguos. Eso tiene que hacer dos siglos o más.
J.M.- ¿Se dice qué manera terminó?
J.P.- Un sargento tenía una novia. La inquisición llegaba a las casas y se llevaba a las mujeres. Llegó un momento que se llevo la inquisición a la novia del militar. Entonces le dijo él a su ejército: Voy a ir por mi novia. Si pasa tantas horas y no vengo, meterle mano al castillo y lo arrumbiais. Y así lo hizo. Cuando paso el tiempo que no salía ni ella, ni el novio, pues le metieron fuego al castillo y de ahí dice que quitaron la Inquisición. El ejército se encargó de ello
J.M.- ¿En qué siglo?
J.P.- Eso es un cuento que tengo yo oído, desde que yo era un chiquillo. Pues eso ya ves cuántos siglos hará de eso?"

A las obstáculos del idioma había que unirle la necesidad de discernir lo que era leyenda y los datos que eran ciertos. Para entender el mérito y la significación del trabajo de Mintz con las fuentes orales hay que conocer las dificultades en las que se realizó. Lo mismo que el nivel de conocimientos con los que partía y al que llegó.

elcuervoyjuanpinto.mp3
Las fotos son del blog Mi rincón mi sitio

0 comentarios: