headerphoto

Calle a Don Manuel Sánchez Sánchez

Tal día como hoy de hace 48 se celebró el acto en el que se le ponía el nombre de D. Manuel Sánchez a la antigua calle Alcalá, sito  su escuela durante cuarenta años (aunque en el recorte ponga treinta, ya que vino a hacerse cargo de la recién creada escuela nacional en 1923). La revista de educación de ámbito nacional Escuela Española recoge el evento como podemos ver en el recorte.




En él se recoge que asistieron al acto Lorenzo Vidal Jefe Provincial de Enseñanza Primaria, la Inspectora de la zona “señorita Elisa Rivera Villa” (Doña Elisa tuvo una larga vida en el cargo y mucha relación con el pueblo), familiares, profesores, compañeros, antiguos alumnos… El acto comenzó, como mandaban los cánones de la época, con una misa en la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro  ofrecida por el párroco Francisco Piñero (el padre Muriel, sacerdote del pueblo desde 1934 y gran amigo de Don Manuel Sánchez había muerto ese mismo año el 21 de marzo; guiños de la historia). Luego se dirigieron a su antigua escuela donde tuvieron lugar los actos protocolarios. Tomó la palabra Juan González Sánchez ( antiguo alumno suyo y más conocido en el pueblo como el capitán Ratita) y el inspector jefe de Educación. Como también se ve en las fotografías fueron colocadas coronas de flores.




Don Manuel Sánchez Sánchez fue un asidonenense que se trasladó a vivir a Casas Viejas en 1923 para hacerse cargo de la recién creada escuela nacional. Fue uno de los personajes más importantes del siglo XX. Uno de los escasos representantes de la cultura y de la clase media casaviejeña. Durante la Restauración entra en contacto con su amigo Juan Pérez-Blanco del que se hace socio. Ambos le compran la fábrica de la luz y molino harinero y la casa de la Alameda a José Vela Morales. Llegada la República continua con su papel central en el pueblo. De planteamientos moderados colabora con ella. En los Sucesos de Casas Viejas facilita la radio a los campesinos revolucionarios, deja la bandera de la República a las fuerzas del orden para que sustituya la de la CNT del sindicato o interviene en el Consejo de Guerra de junio de 1934 a los campesinos con las declaraciones más favorables a ellos que se escucharon en dicho juicio (junto con las lógicas intervenciones de la defensa), además hace público en la prensa que dona su dieta por la asistencia al juicio a la familia de Seisdedos. Cuando se forma la Comunidad de campesinos de las Torrecillas actúa como administrativo de ella. 




La foto es de Dubois
En ese contexto fue depurado tras el golpe de estado de julio del 36, consiguiendo reintegrarse en la jerarquía social y política del pueblo tras alistarse en el bando sublevado en el Puerto Calatraveño, en el Frente de Pozoblanco y con la ayuda de sus amigos Juan Pérez Blanco y Padre Muriel. Así no sólo recupera su puesto de maestro, sino que también es nombrado concejal y alcalde pedáneo, volviendo a tener la jerarquía social y política anterior. En los últimos años de su vida enfermó, refugiándose en la religión y  en la música, que había sido una de sus grandes pasiones. 



La escuela de Don Manuel Sánchez, la primera que se creó en el pueblo, ha tenido después diversos usos. Después de ser sede de una entidad bancaria, se convirtió en bar, hoy el local de la primera planta es la cafetería La Época  y la segunda planta es la casa del pueblo, sede del PSOE, local, a quien pertenece en la actualidad la propiedad.

1 comentarios:

Nuria Piqué dijo...

Muchas gracias por recordar este día y acercarnos a la historia de Benalup.