Accidentes de caza

El 24 de agosto pasado los que tenemos la alerta de google sobre Benalup-Casas Viejas recibimos varias noticias sobre un accidente de caza ocurrido en el pueblo. A través de la agencia EFE se difundió la noticia y fueron muchos los medios los que se hicieron eco. Así decía:“Un niño ha disparado por error a su padre con una escopeta de cartuchos mientras ambos cazaban en la localidad gaditana de Benalup-Casas Viejas, según han informado fuentes del servicio de emergencias 112 Andalucía. El herido, que tiene plomo esparcido por diferentes partes el cuerpo, ha sido trasladado consciente al hospital de Puerto Real, aunque se desconoce el pronóstico. Emergencias 112 Andalucía recibió una llamada de la Guardia Civil sobre las 20.00 horas avisando del suceso y se puso en contacto con el servicio sanitario y la policía local para que acudieran al lugar de los hechos”.




Este tipo de accidentes son bastantes habituales en esta zona pues la proporción de personas aficionadas a la caza es muy alta. No es una cosa de ahora, ha sido de siempre. Por ejemplo, el 23-7-1926 aparecía en el noticiero gaditano la siguiente noticia: “ José Montiano Cozar, de 14 años, al intentar ayer en dicho pueblo y en su domicilio, Ribera de Benalup, coger una escopeta, se le disparó hiriendo a su primo hermano Bernando Cozar Buendía, de 14 años también. Las heridas recibidas por el Bernado fueron las siguientes: Una en la mano derecha que penetra por la cara palmar con salida por la dorsal, con destrozo de todos los tejidos blandos de esta región; otra en la mejilla izquierda, que llega hasta el hueco malar. Pronóstico grave. El herido fue asistido en la clínica de la Cruz Roja. La escopeta es propiedad de Bernardo Montiano Cozar que tiene la licencia correspondiente. El Juzgado de Instrucción de Medina Sidonia, entiende en el asunto”. Otro ejemplo lo constituye esta noticia que dio el mismo periódico pero el 20-6-1930: “La Guardia Civil de Benalup de Sidonia tuvo conocimiento de que en la dehesa “El Torero” de aquella demarcación y término de Medina Sidonia, habíase matado por imprudencia de un tiro de escopeta Jorge Tirado Delgado, casado, de treinta años, natural de Alcalá de los Gazules y vecino de aquella aldea. En dicho lugar personose el juez de Instrucción del partido, acompañado de los médicos que certificaron la defunción”.



Independientemente de que en estas cuestiones influye el azar o la providencia divina para los creyentes, parece claro que la alta proporción de accidentes de caza de la zona está relacionada con la importancia que siempre ha tenido esta actividad. Antes como actividad económica básica, ahora con uso más recreativo y deportivo. 



Sabemos que en el paleolítico la caza ocupaba el lugar primordial dentro de la economía depredadora predominante. Cuando el hombre se hizo sedentario, la recolección de frutos dio paso a la agricultura y la caza a la ganadería, pero ninguna de las dos actividades depredadoras mencionadas han desaparecido nunca como forma de aprovisionar alimentos a la población, al contrario que en otros lugares con más desarrollo económico. Y es que la riqueza en recursos naturales hay que relacionarlas con la situación geoestratégica en la que nos encontramos (al sur del sur, entre dos mares y dos continentes, entre la Sierra y la Janda) y en el menor grado de modernidad conseguido por esta zona rural. 



Recordemos que era tierra donde venían en el siglo XIV los reyes a cazar osos, por ejemplo. Que ya no hay osos, ni lobos, ni jabalís, ni invernan grullas, por ejemplo. Recordemos que el punto de inflexión en la desaparición de la especies faunísticas se produce en el siglo XVI cuando llega a Europa la pólvora y esta generaliza las armas de fuego. El uso de las armas portátiles fue un invento árabe del siglo XIV o XV. Desde hace cinco siglos, el papel dominante en la guerra y en la caza ha corrido a cargo de las armas de fuego manuales, y el campesino con su escopeta o el infante con su fusil han sido dueños de los cotos y de los campos de batalla. 



Ya se sabe que las armas las carga el diablo.  Claro está que porque haya accidentes de coche no hay que prohibir el transporte en carretera, lo que si es necesario solicitar es  que se extreme la prudencia y se aplique para esta actividad el concepto de desarrollo sostenible.
La fotos es de 1913 de Juan Cabré en la cueva de Luis Lázaro 

Comentarios

MANOLO MONTIANO ha dicho que…
Su hijo Diego me lo acaba de confirmar. Salió un conejo, corrieron por la escopeta y esta se disparó accidentalmente. Me cuenta mi tío que desde entonces no volvió a coger una escopeta

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV