headerphoto

Mesa redonda organizada por el ateneo republicano de Barbate

Ayer por la tarde estuvimos hablando en la casa de la cultura de Barbate  sobre los barbateños en  la Segunda República y el golpe del 36. El acto fue organizado por el ateneo republicano de dicha localidad. En la mesa redonda participaron historiadores locales como Antonio Aragón y Jesús Montero, otros historiadores como Santiago Moreno o yo mismo, el abogado Luis García Perulles o el experto en Historia local del periodo en cuestión Abel Estudillo. La mesa fue moderada por el estudiante de historia Nicolás Muñoz que consiguió que la exposición fuera fluida y que con sus aportaciones enriqueció el debate. 




El evento duró más de dos horas y media, además de los ponentes , fueron frecuentes las intervenciones del público asistente. La verdad, que para mí me apasionan tanto de estos temas, fue un verdadero placer participar en este acto. Estuvo estructurado en cuatro partes. En primer lugar, los antecedentes donde se habló sobre lo que es una república y los antecedentes históricos de Barbate, centrándonos sobre todo en la Restauración y la figura de Serafín Romeú, personaje clave para entender el periodo. Luís García recurrió a la Constitución de 1931 para explicar este sistema de gobierno, y los profesores Jesus y el que esto suscribe intentaron caracterizar lo que es una república, dejando claro que no sólo se trata de que el presidente de gobierno es elegido democráticamente, sino que lleva asociado valores de libertad, de laicidad, educación o incorporación de las clases medias y populares a la acción política. Antonio Aragón, el gran conocedor de la historia de Barbate, planteó sus últimas pesquisas e investigaciones sobre Miranda de Sardi y Jesús Montero y yo nos centramos en la figura del Conde de Barbate como personaje clave del periodo de la Restauración y el funcionamiento del régimen caciquil. 



El segundo bloque estuvo dedicado a la Segunda República. Primero desde un punto de vista general, en el que se habló de las innovaciones que supuso la participación de las clases medias y populares a la acción política y la mejora de las condiciones de la clase obrera. Centrándonos después  en el caso concreto de Barbate. Se habló del movimiento obrero, del asesinato de los hermanos Caritos y de todas las vicisitudes de la Segunda República en Barbate. Especial importancia se le dedicó al alcalde pedáneo Tato Anglada, donde el historiador gaditano Santiago Moreno expuso sus ultimas investigaciones sobre el personaje. Ello nos sirvió para pasar al tercer bloque dedicado a la guerra civil. 



Se siguió la misma tónica, primero se hizo un planteamiento general y luego se concretó en el caso de Barbate. Las distintas exposiciones versaron sobre la trayectoria y los avatares de los distintos personajes, tanto los protagonistas de la Restauración, como los falangistas y los republicanos, así como el papel de la zona en el inicio de la Guerra Civil con el bloqueo del estrecho de Gibraltar y como la participación de los barcos almadraberos en estas acciones bélicas pudieron influir en la posterior concesión de la segregación a Barbate en plena Guerra Civil. Terminamos con unas consideraciones generales, insistiendo en que el miedo y la represión que marcarón el final de la república y el inicio de la Guerra Civil no pueden marcar los avatares políticos actuales.



La verdad es que fue todo un lujo estar hablando durante tanto tiempo sobre este periodo de la historia de Barbate. Me llamó la atención que los que conocen profundamente el lugar opinan que pese a ser un pueblo de costa, abierto y tolerante, los temas de memoria histórica no están tratados, ni son conocidos suficientemente, existiendo todavía cierto pudor y miedo a abordar abiertamente estos contenidos. No obstante, a mi me pareció una magnífica iniciativa de este ateneo republicano que inicia su andadura y al que le deseo larga vida y grandes éxitos en las actividades que organicen. Ni que decir tiene, como siempre que uno sale a otros pueblos, compara con el suyo. Me vine con el deseo de organizar en Benalup-Casas Viejas actividades como esta mesa redonda y grupos como el del ateneo republicano. Siempre ha sido esta tierra buena zona para las utopías.

0 comentarios: