Las elecciones constituyentes de 28 de junio de 1931 en Casas Viejas

Uno de los puntos oscuros en la historiografía sobre los Sucesos es la situación de las distintas fuerzas políticas existentes en Casas Viejas durante la Segunda República. Se han calificado de embrollo las relaciones entre socialistas, anarquistas y radicales y sin duda, este hecho  influyó en los Sucesos, en concreto y en la Segunda República en general. En las elecciones a cortes constituyentes de 28 de junio de 1931 los resultados en Casas Viejas fueron anulados por el alcalde de Medina, Ángel Butrón, el conflicto subsiguiente estuvo a punto de terminar en tragedia.




La llegada de la Segunda República significaba que por primera vez había concejales y alcaldes pedáneos que no respondían a los intereses de los propietarios y que no estaban dispuestos a ser meras marionetas de ellos. En un artículo de José Suárez publicado el 2 de agosto de 1932 en el diario socialista Pueblo se puede leer: “La nefasta monarquía le concedió un alcalde pedáneo y dos concejales, y al advenimiento de la República el pueblo en manifestación pidió fuese nombrado alcalde el que estas líneas escribe José Suárez, después, como es consiguiente, de haber sido elegido concejal". Ángel Butrón, alcalde de Medina, nombra a José Suárez Orellana pedáneo de Casas Viejas tras el resultado de las elecciones del 31 de mayo de 1931 donde obtuvieron su acta de concejal, además de Suárez, Juan Rodríguez Guillén y Juan Bascuñana Estudillo, por ese orden en cuanto a número de votos. Desde el principio se vio claro que los dos hombres fuertes de la política municipal en el Casas Viejas de la Segunda República, Suárez y Sopas, iban a estar enfrentados desde ahí hasta el final. No llevaban ni un mes trabajando juntos, cuando Juan Rodríguez se retira de las filas socialistas, para acercarse a los anarquistas, desde donde planteó cruda batalla con la complicidad activa de los radicales.  Se lo contó así a Mintz: ”Cuando vino la República, me pusieron en la junta municipal, pero entonces me cambié de bando, poniéndome al grupo en el poder- Suárez y el resto-, por lo que todos se unieron contra mí. Yo apoyaba al obrero. Me sacaron de la junta. Vi que no apoyaban al pueblo y que estaban en contra del todo. Entonces me opuse a ellos y me uní a la CNT. Me cambié a los anarquistas”



Sopas aprovechó las elecciones constituyentes de  28 de junio para escenificar su salida. Valiéndose de su influencia sobre los jornaleros convenció a estos para que votaran por la candidatura de Ramón Franco, añadiendo su nombre en la papeleta de votación. Este se presentaba por la circunscripción de Sevilla, por lo que los votos fueron anulados.  Dice Eduardo de Guzmán en un artículo en la Tierra de 4 de febrero de 1933: “Triunfa el apoliticismo. En abril no votó nadie. En junio, a Franco –que no se presentaba por la provincia-, como réplica a las acusaciones de Maura. Su estratagema para que los votos de los campesinos no sirvieran, dio el resultado apetecido, era un voto de protesta claro y al mismo tiempo él se vengaba de sus antiguos compañeros los socialistas. Pero este voto en bloque exaltó a Suárez y sus seguidores. Mintz cuenta los detalles del altercado.” La estrategia de Sopas fue poco comprendida por los campesinos que siguieron su consejo…Los campesinos no se dieron cuenta de que habían derrochado sus votos sólo para protestar. Habían votado en bloque, y se sorprendieron al descubrir que su candidato no había recibido ni un solo voto. Un grupo de trabajadores protestó enfrente de la oficina del alcalde y la guardia civil del pueblo acudió a restablecer el orden. Por pocos minutos hubo una amenaza de una confrontación violenta, hasta que llegó el Padre Gallardo… Fue él quien controló la situación. Se evitó  la violencia”



Así las elecciones constituyentes de 28 de junio de 1931 que a nivel estatal significaron el triunfo rotundo de la coalición republicano socialista, en Casas Viejas la mayoría de los votos fueron declarados nulos por la maniobra de Sopas. Suárez denunció la maniobra y el alcalde de Medina Ángel Butrón se personó en Casas Viejas anulando las votaciones. El conflicto subsiguiente iba a requerir el enfrentamiento violento de la Guardia Civil, pero la mediación del cura Gallardo evitó malos mayores. Este enfrentamiento entre los socialistas y los anarquistas, entre los obreros y los propietarios, el papel de especulativo del partido radical con Bascuñana y Butrón al frente, la disputa por la hegemonía política entre Sopas y Suárez nos sirven de contexto para entender los conflictos que se dirimían en la segunda república. El affaire del 28 de junio no es más que otro precedente de los graves hechos de enero del 33 y de julio del 36.



Transcribo los audios de Juan Pinto y Pepe Pareja sobre estos acontecimientos, que sirvieron a Mintz para establecer la película de estos hechos.
“Pepe Pareja.- Al saltar la república ya se formaron concejales nuevos en los Ayuntamientos. Aquí lo eligieron de alcalde (Pepe Suárez) que pertenecía al Partido Socialista.
J. M.- Pero cuando lo pusieron de alcalde Juan Sopas era socialista también. ¿Cuándo lo cambiaron?
Pepe Pareja.- Sopas era del partido anarquista, aunque al principio era socialista

Juan Pinto.- Cuando vino la República estaba José Suárez de alcalde. Entonces repartía la gente y cuando no le pagaba el dueño él le pagaba y el se lo quitaría al dueño en contribución y esas cosas. Cuando vino las elecciones Juan Sopas que estaba de concejal en la izquierda ya se pasó al otro lado por las combinaciones del capital. Se hizo la propaganda de unas candidaturas falsas para que votaran por Franco. La gente empezó a protestar a Suárez y querer romper las urnas. La Guardia Civil se enfrentó con el público y ya entró la Guardia Civil y empezó a dar culetazos y fue cuando el cura el padre Gallardo salió a la calle diciendo “que pasa, que pasa. No pegar, no pegar”. El público se asujetó. Y el padre Gallardo fue el que asujetó el asunto.
La mesa la representaba todas las personas de izquierdas. Hay dos urnas donde meten dos papeletas y fue cuando trajo las candidaturas falsas Juan Sopas. El público cuando vio que entraron las candidaturas falsas y de la izquierda ninguna fue cuando se amotinó el pueblo y querían avanzar a Suárez, partir las urnas y esas cosas. Ya la Guardia Civil se enfrentó al público y le dio varios culetazos a varias personas. La Guardia Civil estaba dispuesta a hacer fuego. Y entonces el padre Gallardo se tiró a la calle. Y dijo respetarme que no pasa nada. Entonces el personal se fue a su casa y quedó arreglado aquello".

En las fotografías Juan Sopas y José Suárez, los dos grandes protagonistas del periodo.
larepublicaelaffaireelecciones.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV