La campiña. El pueblo. IV.- Los casos concretos. IV.2.- El campo de golf. Las relaciones con el pueblo. 4

Opino que con ser importantes las cuestiones medioambientales, las laborales o las económicas, la clave del campo de golf estriba y ha estribado en las relaciones con el pueblo, al menos es la cuestión que a mí más me interesa. Dicen los expertos que aquellos proyectos en los que la génesis de un campo de golf surja para exclusivamente facilitar una gestión estrictamente inmobiliaria están abocados al fracaso, mientras que "si la construcción está asociada a un proyecto turístico (Resorts...), aunque combine una parte de promoción inmobiliaria, y la oferta del Campo es parte inherente a la competitividad de los establecimientos turísticos y/o del Destino, tiene más posibilidades de durabilidad en el tiempo".




El campo de golf no sólo ha tenido repercusiones económicas, medioambientales o laborales en Benalup-Casas Viejas sino que su impacto es integral. Afecta a la estructura urbana, a la especulación, a los precios, al comercio, al turismo, a la apertura social y mental... Por eso es tan importante la relación que se establezca con el entorno. Pienso que los promotores lo sabían e intentaron que la simbiosis entre empresa y pueblo fuera lo mayor posible. Así posibilitaron el uso de algunas de sus instalaciones para uso público del pueblo, como el teatro o la pista de tenis, intentaron establecer nexos de unión con sectores sociales y políticos locales y sobre todo fomentaron la creación de una asociación de benalupenses que, a precios reducidos, se aficionara al deporte del golf. Además se confiaba en que las repercusiones positivas a medio plazo terminaran acallando las tímidas voces críticas iniciales. En la Voz de Cádiz el 7 de mayo de 2006 se podía leer: "Benalup sigue creciendo a un ritmo endiablado, y el empuje de establecimientos hoteleros de máximo confort como el Hotel Fair-Play y el campo de golf anexo son fundamentales para que sea posible la llegada de empresas del tamaño y la imagen de marca de Porsche. Así lo afirma el promotor de este complejo en esta población, Bernard Devos, que comenta que «quién iba a decir a la gente de Benalup hace diez años que iba a tener aquí los mejores coches del mundo». «Esta zona -agrega- es posiblemente la más atractiva en estos momentos de toda Europa para un perfil de cliente muy determinado que viene buscando calidad y tranquilidad".  




Bernard Devos es consciente del problema, así se ve perfectamente claro en estas declaraciones en 2006: "Al principio a la gente del pueblo no le gustó mucho la idea de construir aquí este complejo turístico, porque decían que les estábamos quitando terrenos suyos, pero nosotros solo queremos trabajar en algo que nos gusta; pero cuando vieron que les estábamos dando trabajo a mucha gente, que atraíamos a muchos turistas (sobre todo en temporada alta) y que les estábamos dando vida al pueblo, entonces parece ser que la forma de pensar fue cambiando. No sólo tienen que mejorar las carreteras, también hay que convencer a la población de Benalup y alrededores de que el turismo es bueno para todos, que trae riqueza y puestos de trabajo. Nosotros desde el Fair-Play tratamos de que los turistas que nos visitan vayan a conocer un poco más la cultura y el pueblo, las tradiciones de la zona; queremos que se integren por completo. Hay un ejemplo de todo esto; el primer día que estuvo aquí la gente de Porsche los niños les tiraron piedras a los coches; un conductor paró y montó a uno de ellos para enseñárselo; al día siguiente esos mismos niños esperaban la llegada de los coches y aplaudían".



Pese a los esfuerzos,  los éxitos ha sido escasos. Existía el  peligro de crear una trama urbana no compacta, una expansión indiscriminada, la inexistencia de una oferta que no vaya más allá de uso residencial exclusivo y una escasa integración social con el pueblo. El hecho de que el hotel haya sido durante la mayor parte del tiempo que ha estado abierto  de la modalidad de todo incluido se convirtió en un problema, como decía el Diario de Cádiz, el 13-10-2009: "Es quizás el handicap para Benalup: aunque el hotel ha cambiado la fisonomía del pueblo, muchos clientes no salen del lujoso recinto durante su estancia". Los clientes del hotel que venían con todo pagado no entraban en contacto con el pueblo, con lo que los problemas y las diferencias se agudizaban. Como decía  Manolo Montiano en el blog de Vicente Peña: "Y encima de todo, cuando ya está el hotel abierto nos ponen un paquete turístico con “TODO INCLUIDO” con lo cual el turista que viene no sale del hotel y el pueblo ni lo pisa. Que me digan a mi si ésta es la mejor forma de desarrollar el turismo en un pueblo como el nuestro". En el mismo Diario de Cádiz el antes citado  Director insiste en cuales son las dos bases del negocio: "Martin Scheneck, que apunta dos claves del negocio: una rotunda exclusividad y su gestión en régimen de todo incluido. El todo incluido en el segmento de lujo era una estrategia desconocida en la provincia. El precio por persona y noche, entre los 180 y 195 euros de media, incluye los servicios del hotel y sus restaurantes, y el disfrute del golf y del área de hidroterapia, sin cargos adicionales". Ahí estaba el problema, tanto la exclusividad como el régimen de todo incluido alejaban progresivamente el hotel y el campo de golf de su entorno, de Benalup-Casas Viejas. 



La crisis afectó al negocio, en abril 2012 la empresa se acoge al concurso de acreedores voluntario y en el 2013 a un ERE que reduce en un tercio la plantilla. En este contexto en la entrevista que le hacen a Bernard Devos en el Diario de Cádiz el 28-6-2012 le pregunta el periodista si se siente reconocido y valorado en el pueblo. La respuesta parece sincera, como el mismo dice "Ya no tengo nada que perder" No hay las bonitas palabras y respuestas diplomáticas de otras veces: "Reconocimiento... Claro que no.  Veo que este hotel no corresponde al deseo de la gente de aquí. Esto me duele mucho. No entiendo. Yo pensaba que la gente de Benalup y del entorno estaría contentos de que aquí se construya un hotel de lujo, con un golf que es un plus para la naturaleza de la zona. Pero el hotel tiene más gente que piensa en contra de él. Se fue Paco [Cabaña, exalcalde y parlamentario], que tiene más oposición en el pueblo y también ahora parece estar en contra de esto. He creado 150 puestos de trabajo pero no para 6.000 desempleados, y eso pone a la gente en contra. El empresario es un enemigo, un tío malo, hasta que mete el último euro en el proyecto. Yo he puesto todo lo que tengo aquí, me he arruinado, aunque la gente no lo crea... Lo he perdido todo.  Y yo tenía mucho, eh. Pues nada. Madre mía, dirá, ¿eh? Madre mía..."



El 20 de marzo de 1997 en el pleno que celebraba la independencia el alcalde D. Francisco González Cabaña comentó que algún día Benalup debería tributarle un gran homenaje a Bernard por la labor que iba a hacer en el pueblo, en el 2012 el mismo Bernard se siente dolido por el trato recibido. ¿Qué había pasado en esos 15 años? ¿Sólo la crisis es la culpable de lo ocurrido? ¿Está todo perdido en relación al campo de golf, sólo queda esperar que se convierta en una selva y que sea saqueado? ¿Solo  hay desesperanza sobre  una mejor relación entre la empresa y el pueblo? ¿Por qué ha dominado la frialdad en las relaciones entre el campo de golf y el pueblo? Las respuestas son negativas, pero en el próximo post de la serie intentaré tratarlas. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV