La campiña. El pueblo. IV.- Los casos concretos. IV.2.- El campo de golf. La cuestión ambiental. 2

Los campos de golf siempre van unidos a la polémica, sobre todo, porque a los beneficios económicos que genera se le controponen los perjuicios medioambientales. En un principio el proyecto inicial de Benalup sólo era un campo de golf y un hotel, luego se amplió  a la construcción de chalets de alto standing. La urbanización de los terrenos anexos se llevo a cabo como forma de darle rentabilidad al proyecto.




En la Voz digital de 7 de mayo de 2006 se podía leer: "Un total de 100 nuevas viviendas, ya en construcción, y otro centenar previsto para cuando se apruebe el nuevo Plan General de Ordenación de este municipio salpicarán un entorno privilegiado «desde el que se puede contemplar el mar e incluso un poquito de África». Un lugar que Devos defiende como «el ideal para pasar la jubilación de cientos de clientes del norte de Europa con elevado poder adquisitivo». Y no es para menos. Entre 700.000 y un millón de euros oscilan los precios de las viviendas que el promotor belga asentado en la zona desde hace años va a levantar en sendas promociones de las que la mayoría ya están vendidas".



Ecologistas en acción, en su revista digital de marzo de 2007 lo veían de otra manera:"Los campos de golf, unidos siempre a la urbanización del territorio, son la excusa de moda para reclasificar terrenos agrícolas que habría que proteger y obtener así beneficios millonarios a costa de la depredación del territorio. Su inclusión en los proyectos urbanísticos persigue únicamente encarecer el precio de venta de las viviendas asociadas, aunque la gran mayoría de compradores no practiquen el golf



Uno de los problemas que plantean todos los campos de golf está relacionado con el agua. La empresa de Benalup Golf argumenta que con la depuradora y con el terracottem ellos no tienen ese problema: "Este magnífico campo de golf es natural, hecho totalmente con Terracottem. Benalup Golf es el primer campo de golf español en el que se ha plantado en todo su recorrido una capa de TerraCottem. Otros campos similares existen en Asia, Suecia y Suráfrica. Los planos para Benalup Golf los realizó el conocido arquitecto de campos de golf, Baron Paul Rolen. La replantación y recuperación de los árboles fue posible gracias a la utilización de TERRACOTTEM, un producto para el suelo que permite reducir considerablemente la necesidad de riego y abono y que favorece el crecimiento de las raíces".



Ecologistas en acción no piensa de la misma manera:"En un territorio donde los recursos hídricos son tan limitados y donde los agricultores y ciudadanos se esfuerzan en ahorrar agua, es inadmisible que se despilfarren en el golf unos caudales que son vitales para garantizar las demandas domésticas, agrícolas e industriales; Debemos pensar también que utilizar las aguas depuradas para el golf impide que se destinen a usos prioritarios (agricultura, industria, limpieza de calles, etc.), donde realmente sustituirían a los caudales utilizados actualmente, procedentes de los ríos o de los acuíferos. Por otra parte, el riego intensivo con aguas depuradas puede contaminar los acuíferos, ya que son aguas con una elevada salinidad y con niveles altos de nitrógeno, fósforo, materia orgánica y otros compuestos derivados de una depuración ineficiente".



Más importante que los problemas con el agua son los impactos medioambientales que genera el campo de golf. Esta es la versión de Ecologistas en Acción: "Los impactos ambientales de los campos de golf son muy diversos: consumo de territorio, urbanización del medio rural y natural, pérdida de conectores biológicos entre espacios naturales, contaminación de acuíferos, desfiguración del paisaje, presión humana por incremento del tráfico, ruido, contaminación lumínica nocturna, etc. Debemos entender que un campo de golf es un ambiente ajardinado, donde se ha modificado el relieve y se ha eliminado la vegetación natural. Y que se mantiene contra natura con un riego intensivo y con la aplicación de ingentes cantidades de biocidas químicos destinados a exterminar toda forma de vida natural, especialmente la subterránea (gusanos, topos, etc.), que pueda interferir con el golf. El resultado es un ambiente totalmente artificializado, con una biodiversidad mínima, tanto de flora como de fauna, muy inferior a la de los terrenos agrícolas que normalmente suplanta, que son el hábitat idóneo para los ciclos vitales de multitud de especies. Los campos de golf son monocultivos absolutamente inapropiados en las zonas de clima mediterráneo". 



Estos ecologistas comparan este tipo de actividad con la agricultura intensiva, siendo los efectos del golf más negativos que los de la agricultura intensiva ya que utilizan mayores cantidades de productos químicos. Evidentemente la empresa lo ve de otra forma:
"Las plantaciones del campo de golf han sido realizadas según las ultimas normas ecológicas y con todo el respeto a la fauna y flora existente. Un estudio ha demostrado que gracias a la construcción del campo de golf, la zona verde se ha extendido en dos hectáreas. Se trasplantaron 700 árboles,40000 plantas y se plantaron 20000 bulbos de flores. Debido a una nueva autovía" Algeciras-Jerez de la Frontera "un numero importante de alcornocales y olivos iban a ser destruidos. La gran mayoría de ellos fueron trasplantados en el campo de golf de Benalup (500 árboles)". Bernard Devos en declaraciones al Diario de Cádiz el 20-6-2012 decía: "Aquí en Benalup yo creo que hemos respetado relativamente bien la naturaleza, tenemos 14.000 árboles en la finca"

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV