Ventorrillo


Hoy le toca el turno al pasodoble de presentación de la comparsa El Ventorrillo de 1997. La música fue de Manolín Márquez, la dirección de Juan Aguilar Román y los componentes fueron, además de estos dos José Antº Márquez Montiano, Alfonso Pérez Ramírez(Perdigón), Marcelino Pérez Ramírez, Diego Quiñones Vera, Juan Coronil García, Juan Redondo Moreno, Tomás García Estudillo, Ramón Jiménez Fernández(Moncho).
Los instrumentos: Miguel Zumaquero Grimaldi, Ramón Benítez Aránega  y Daniel García Mateos. Guitarras.Víctor Nieto Pavón, caja y Gaspar Casas Cobelo bombo. Este tipo se iba a llamar Chorro Grande y el pasodoble presentación estaba ya hecho y comentado en esta serie, pero la fuerza del destino y de Manolín Márquez hizo que virara a Ventorrillo, con sabor añejo. 

Con el canto del gallo despierta el ventero
el azul del carburo le sirve de lumbre
en las trébedes hierve, porcelana al fuego
el agua que transforma en café la herrumbre.
Su mujer de rodillas restregando el suelo
con  “josifa” de esparto las losas de cancha
las va convirtiendo en espejos de plata.
Con el grano en su mano
el niño a los animales del corral va alimentando.
Del horno saca el pan
su hermanilla, que muy pronto
los clientes llegarán.
Es Curro el carbonero
que el pan tierno con zurrapa
será el primero en probar.
Les siguen los arrieros
sus recuas aparejadas,
esparragueros, furtivos, contrabandistas…
La guardia vendrá detrás.
Hoy traigo en mi tipo
un lugar tan entrañable con sabor a nuestra tierra.
En los cruces de cañadas
los antiguos ventorrillos que tanta vida tuvieron
la magia del Carnaval
en mi disfraz, camuflada, traerte quiere a tu fiesta
motivos “pa” recordar tu historia mi Casas Viejas.
Comparsa "El Ventorrillo" Carnaval 1997.




Nos encontramos ante el pasodoble presentación que como tal nos da la clave del tipo y tema sobre el que versa la agrupación ese año. En este pasodoble, con más profundidad y seriedad que en la presentación, se establece las características básicas y los rasgos definitorios del tipo. Funciona el pasodoble con una estructura simple que responde a un objetivo sencillo; mostrar al público de que va su comparsa. Así los 13 primeros versos se dedican a retratar la escenas iniciales de un ventorrillo imaginario que responde al modelo de la Venta Estudillo en las Lagunetas y que tan bien conoció el autor en su niñez. El carburo, las trébedes, la porcelana, la "josifa", las lozas de cancha, el horno, el pan... son todos elementos que nos sitúan en el lugar. 



Luego viene la hora de los personajes que habitan el lugar. El carbonero, los arrieros, los esparragueros, los furtivos, los contrabandistas, los guardias civiles... Y termina rematando con el objetivo de su comparsa traernos a nuestra imaginación, aprovechando la magia del carnaval, aquel ambiente especial que se creaba en torno a los ventorrillos. Dice el último verso "motivos "pa" recordar tu historia mi Casas Viejas". 


Este pasodoble vuelve a demostrar el cariño que siente El Santo por la antropología y la historia de su pueblo. Sus esfuerzos por recuperarla del olvido. Decía Bertolch Brech que los hombres que luchaban un día eran buenos, los que lo hacían un año eran mejores y los que lo hacían muchos años eran muy buenos. El Santo lleva 32 años en esto de escribir carnaval, de hacer pueblo, yo no sé lo que le queda para llegar a la categoría de toda la vida para ser imprescindible, lo que si tengo claro es que lo pillará pensando, que para él es lo mismo que trabajando.
La ilustración es de Manolo Sanz

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV